Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

¿Qué significa "sexo seguro"?

Sexo seguro significa protegerte y proteger a tus parejas contra enfermedades de transmisión sexual (ETS). El sexo seguro ayuda a que te mantengas sano y hasta puede mejorar la experiencia sexual.

¿Quienes hacerte el examen de ETS? Encuentra un centro de salud

¿Cómo ayuda el sexo seguro a protegerme contra las ETS?

Las ETS son infecciones que se transmiten de una persona a otra durante la actividad sexual. Cualquiera que tenga sexo oral, anal o vaginal o bien contacto genital de piel a piel con otra persona puede contraer una ETS. El sexo seguro implica tomar medidas para protegerte y proteger a tu pareja contra las ETS cuando tienes sexo. 

Hay muchas formas para que el sexo sea más seguro. Una de las mejores formas es usar una barrera (como el condón, el condón femenino la barrera de látex bucal, cada dez que tienes sexo oralanal, o vaginal. Las barreras cubren partes de los genitales, protegiéndote a ti y a tu pareja de los líquidos corporales y de cierto contacto de piel a piel, que constituyen las vías de contagio de las ETS.

Hacerte pruebas de ETS periódicas también es parte del sexo seguro, aun si siempre usas condones y te sientes perfectamente bien. La mayoría de las personas con ETS no tienen síntomas ni saben que están infectadas y pueden transmitir fácilmente la infección a sus parejas. Por eso, la única manera de confirmar si alguien padece una ETS es haciéndose las pruebas.

Los exámenes son una forma de protección, ya que te permiten saber si TIENES una ETS. Así, puedes recibir el tratamiento adecuado para mantenerte sano y evitar contagiar a otras personas.

Limitarse a actividades sexuales que no permiten el contagio de ETS , como sexo sin penetración o masturbación mutua (masturbación en pareja), es una excelente manera de lograr placer sexual y tener intimidad con otra persona. Sin embargo, si se quitan la ropa interior y se tocan o tienen alguna forma de sexo, lo más seguro es usar una barrera.

Otra forma para tener sexo seguro es no tomar demasiado alcohol ni consumir drogas. Emborracharte o estar drogado puede hacerte olvidar la importancia de tener sexo seguro y, sin querer, te puede llevar a tomar decisiones que aumenten tus probabilidades de contraer una ETS. Si estás ebrio o drogado, es más difícil usar correctamente el condón y recordar otras cuestiones básicas del sexo seguro.

La única forma de estar seguro de que no te contagiarás de una ETS es evitando todo tipo de contacto sexual con otra persona por completo. Sin embargo, esto no es aplicable a gran parte de la población: la mayoría de nosotros tenemos intimidad sexual con otras personas en algún momento de nuestras vidas. Si vas a tener sexo, la mejor manera de evitar el contagio de una ETS es asegurarte de que sea seguro.

¿Cómo se contagian las ETS?

Las ETS suelen transmitirse de una persona a otra durante el sexo oral, anal o vaginal. Existen muchas ETS diferentes. Algunas se transmiten en los líquidos corporales, como el semen, las secreciones vaginales y la sangre. Otras se pueden transmitir por el mero contacto de piel a piel en un área corporal infectada. El uso de barreras, como el condón y las barrera bucales de látex, te ayuda a evitar el contacto con secreciones y algunas formas de contacto de piel a piel durante las relaciones sexuales. Cuando no usas condones, tus probabilidades de contraer una ETS aumentan.

Todas las ETS pueden infectar los genitales. El sexo anal o vaginal sin condón implica un alto riesgo de contagio de las siguientes enfermedades:

Algunas ETS también pueden infectar los labios, la boca y la garganta. El sexo oral sin condón o sin una barrera implica un alto riesgo de contagio de las siguientes enfermedades:

Algunas ETS también pueden transmitirse por el mero contacto de piel a piel, sin que se intercambien secreciones. El contacto de piel a piel entre genitales puede transmitir las siguientes enfermedades:

¿Algunas formas de sexo son más seguras que otras?

Sí. No solo eso, existen algunas formas de recibir placer sexual y tener intimidad con otra persona que no representan ningún tipo de riesgo, como la masturbación y el sexo en seco (frotamiento) con la ropa puesta.

Las actividades de bajo riesgo incluyen besarse, tocar los genitales de la pareja con las manos, usar juguetes sexuales con la pareja, el sexo en seco (frotamiento) sin ropa y el sexo oral. Sin embargo, es posible contagiarse ciertas ETS durante estas actividades, así que, siempre que puedas, usa condón y barreras para evitar el contacto con la piel y las secreciones a fin de mantenerte sano.

Practicar sexo anal o vaginal sin condón es muy riesgoso. Puedes contagiarte cualquiera de las ETS durante el sexo anal o vaginal sin protección. La mejor manera de protegerse es usar un condón cada vez que se tienen relaciones sexuales vaginales o anales. El uso de un lubricante con el condón también hace que el sexo sea más seguro, en especial el anal.

En el caso del VIH, el sexo oral es mucho más seguro que el sexo vaginal o anal. No obstante, otras infecciones, como el herpes, la sífilis, la hepatitis B, la gonorrea y la infección por VPH, se pueden transmitir por sexo oral. Sin importar el tipo de sexo que tengas, usa un condón o una barrera para que sea más seguro.

Si tengo una ETS, ¿cómo puedo tener sexo más seguro?

Si te enteras de que tienes una ETS, es importante que sepas cómo tener sexo seguro y evitar el contagio. Por suerte, muchas ETS se curan fácilmente con medicamentos, así que, una vez finalizado el tratamiento, ya no tienes que preocuparte por transmitirla a otras personas.

Aunque algunas ETS no tienen cura, hay formas de tratar los síntomas y ayudar a evitar que las transmitas a las personas con las que tienes sexo. Según la ETS que padezcas, existen diferentes opciones que pueden ayudar a proteger a tus parejas. Te presentamos una lista práctica:

  • Siempre usa condón y una barrera de látex bucal cuando practiques sexo oral, anal o vaginal, sin importar si tienes o no una ETS.
  • No mantengas relaciones sexuales si tienes síntomas de una ETS (como llagas o verrugas alrededor de los genitales; una secreción rara del pene, de la vagina o del ano; o bien picazón, dolor, irritación o hinchazón del pene, la vagina, la vulva,  el ano).
  • Consulta a un médico o enfermero para comenzar el tratamiento de la ETS lo más pronto posible.
  • Si tienes una ETS que puede curarse (como la gonorrea, la clamidiasis o la sífilis), toma todos los medicamentos según las indicaciones del médico, aun cuando los síntomas desaparezcan antes. La infección permanece en el organismo hasta que termines tu tratamiento por completo. Tu(s) pareja(s) debe(n) recibir tratamiento al mismo tiempo. No tengan sexo hasta que ambos terminen el tratamiento y el médico o el enfermero lo autoricen.
  • Si padeces una ETS que no tiene cura (como la infección por VIH o el herpes), habla con tu doctora sobre medicamentos que puedes tomar para disminuir las probabilidades de transmitirla a tu pareja. Dependiendo de la ETS que padezcas y dónde se localice, quizás debas usar un condón o una barrera cada vez que tengas sexo oral, anal o vaginal.

Diles siempre a tus parejas sexuales que tienes una ETS antes de tener sexo, de modo que puedan trazar un plan para tener sexo seguro y prevenir el contagio. No es una conversación fácil, pero es importante. Estas son algunas sugerencias que pueden ayudarte.