Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son comunes y son causadas por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH). Son molestas, pero se pueden tratar y no son peligrosas.

¿Deseas hacerte un examen de verrugas genitales?

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

La verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano.

Las verrugas genitales suelen aparecer en la piel que rodea tus genitales y ano. Son causadas por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH). Quizá hayas escuchado que algunos tipos del virus del papiloma humano pueden provocar cáncer, pero NO son los mismos que causan las verrugas genitales.

El papiloma humano es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) difícil de entender. Es la ETS más común, pero la mayoría de las veces desaparece sola. A veces, ciertos tipos del virus  del papiloma humano de “alto riesgo”, pueden convertirse en cáncer si no se tratan. Otros tipos del virus de “bajo riesgo” pueden causar verrugas en tu vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene o escroto. Las verrugas genitales son comunes: cada año, más o menos 360.000 personas se contagian.

¿Cómo se contagian las verrugas genitales?

Las verrugas genitales se contagian por el contacto piel a piel con una persona infectada, a menudo durante el sexo vaginal, anal y oral. Las verrugas genitales pueden transmitirse incluso cuando no hay eyaculación (llegar) y sin que el pene penetre en la vagina o el ano. Puedes transmitirlas aun cuando no tienes verrugas ni otros síntomas visibles, aunque es menos frecuente. También pueden transmitirse a unx bebé durante el parto vaginal, aunque es algo muy poco frecuente.

Las verrugas genitales son diferentes de las verrugas que pueden aparecer en cualquier otra parte de tu cuerpo. Por lo que no te contagiarás de verrugas genitales por haberte tocado una verruga (o una de tu pareja) que tengas en la mano o en el pie.

Tienes más chances de transmitir verrugas genitales cuando tienes síntomas. Por eso, si notas una verruga, lo mejor es hacerte un examen y recibir tratamiento para ayudar a bajar el riesgo de pasarle las verrugas genitales a tu pareja.