Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El herpes es un virus común que provoca llagas en tus genitales y/o boca. Puede ser molesto y doloroso pero, normalmente no causa problemas graves de salud. Aquí encontrarás información sobre qué es el herpes genital y oral, sus síntomas, cómo tratarlo y prevenirlo.

¿Quieres hacerte el examen del herpes? Encuentra un centro de salud →

El herpes es una infección común.

El herpes es una infección muy común que se queda en tu cuerpo de por vida. Más de la mitad de los estadounidenses tienen herpes oral (herpes en la boca) y 1 de cada 6 estadounidenses tiene herpes genital (herpes en el pene, en la vagina o vulva, en el ano o en otras áreas de tus genitales). Por eso, puede que conozcas a varias personas con herpes.

El herpes es causado por dos virus diferentes, pero que se parecen: el herpes simple tipo 1 (VHS-1) y el herpes simple tipo 2 (VHS-2).  Ambos pueden hacer que aparezcan llagas en y alrededor de tu vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene, escroto, nalgas, la cara interna de los muslos, tus labios, boca, garganta y, muy pocas veces, en los ojos.

El herpes se contagia por el contacto de piel a piel con áreas infectadas. Muchas veces ocurre durante el sexo vaginal, oral, anal y al besarse. El herpes hace que tengas brotes de ampollas o llagas dolorosas que causan picazón y que aparecen y desaparecen. Muchas personas que tienen herpes no notan las llagas o las confunden con otra cosa, por lo que no saben que están infectadas. Puedes transmitirlo aun cuando no tienes llagas o síntomas. Por eso, es importante saber qué es el herpes, cómo se transmite, cómo se puede tratar y prevenir.

El herpes no tiene cura, pero hay medicamentos que pueden aliviar tus síntomas y que bajan los chances de contagiar el virus a otras personas. Lo bueno es que los brotes suelen ser menos frecuentes a medida que pasa el tiempo y, aunque en ocasiones el herpes puede ser incómodo y doloroso, no es peligroso. Las personas que tienen herpes tienen relaciones, sexo y viven una vida totalmente sana.

¿Cuál es la diferencia entre el herpes genital y el herpes oral?

En realidad existen dos tipos del virus del herpes simple (el VHS-1 y el VHS-2). Dado que estos dos tipos del virus del herpes pueden vivir en muchas partes de tu cuerpo, muchas personas no saben bien cómo se llama cada uno. Sin embargo, es muy sencillo:

  • Cuando el VHS-1 o el VHS-2 infecta tu área genital (vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene, escroto o áreas cercanas) se llama herpes genital.

  • Cuando el VHS-1 o el VHS-2 infecta tus labios, tu boca, lengua y garganta o las áreas cercanas, se llama herpes oral (o herpes en la boca). Las llagas del herpes oral a veces se conocen como úlcera bucal o herpes febril.

El VHS-1 suele causar herpes oral y el VHS-2 herpes genital: cada cepa (tipo del virus) tiene un área en la que prefiere vivir. Sin embargo, los dos tipos del virus pueden infectar cualquiera de las dos áreas. Por ejemplo, puedes contagiarte con el VHS-1 en tus genitales si alguien que tenga herpes en la boca (úlcera bucal) te hace sexo oral. También puedes contagiarte con el VHS-2 en tu boca, si le haces sexo oral a alguien que tenga el VHS-2 en su área genital (herpes en el pene, en la vagina o vulva, en el ano o en otras áreas de tus genitales).

¿Cómo se contagia el herpes genital y oral?

El herpes genital y oral se contagia fácilmente por el contacto de piel a piel con alguien que tiene el virus. Te puedes contagiar cuando tus genitales y/o tu boca tocan los genitales y/o la boca de una persona con herpes. Normalmente esto ocurre durante el sexo oral, anal o vaginal.

El herpes se puede transmitir aun cuando el pene o la lengua no entran completamente en la vagina, el ano o la boca. No es necesario eyacular (llegar) para transmitir el herpes. Basta con un rápido contacto de piel a piel. También puedes contagiarte por besar a alguien que tiene herpes oral (herpes en la boca).

La piel de tus genitales, de tu boca y ojos pueden infectarse fácilmente. También, la piel de otras partes puede infectarse si el virus del herpes encuentra una forma de entrar en la piel, por ejemplo a través de cortaduras, quemaduras, erupciones (sarpullidos) u otras llagas.

El herpes no se contagia solo por tener sexo. En ocasiones, el herpes puede transmitirse de una manera que no sea sexual. Por ejemplo, cuando un padre o madre con herpes, le da un beso en los labios a su hijx. La mayoría de las personas que tienen herpes oral (herpes en la boca) se contagiaron cuando eran niñxs. Una persona puede transmitir herpes genital a su bebé durante el parto vaginal (dar a luz), aunque esto no es común.

También puedes transmitir (pasar) el herpes a otras partes de tu cuerpo si te tocas una llaga y luego te tocas la boca, los genitales o los ojos sin haberte lavado las manos antes. También puedes transmitir el herpes a otra persona de esa manera.

El herpes es más contagioso cuando hay llagas abiertas y húmedas, pues el virus se transmite fácilmente por el fluido de las ampollas. Sin embargo, es bueno saber que el herpes también puede transmitirse y pasar a otras personas cuando no hay llagas y la piel se ve completamente normal.

La mayoría de las personas se contagian el herpes de personas que no tienen llagas. El herpes puede vivir en tu cuerpo durante años sin que tengas síntomas. Por lo que es muy difícil saber con certeza cuándo y cómo te contagiaste. Por eso tantas personas tienen herpes. Es una infección muy silenciosa.

Debido a que el virus muere rápidamente cuando está afuera del cuerpo, el herpes no se contagia por dar abrazos, darse la mano, toser, estornudar o sentarse en un inodoro.