Todos Tenemos Una Historia

Todos Tenemos Una Historia

¿Has recibido cuidados de salud de manos expertas y compasivas en algún centro de salud de Planned Parenthood?, ¿Has aprendido información importante sobre la salud sexual de parte de educadores increíbles? O, ¿Has trabajado con nosotros en defensa de la protección de los derechos reproductivos? Si tu respuesta es Sí, ¡queremos escuchar tu historia!

La Historia de Dakota

Comencé a frecuentar a Planned Parenthood en la secundaria por los anticonceptivos. Allí todos -las personas en la recepción, el consejero y el médico- fueron contenedores y respetuosos.

La Historia de Chenoa

Me enteré de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles cuando estuve como voluntaria en Planned Parenthood. Estaba tan contenta porque la nueva ley significaba que podría volver a tener seguro de salud.

La Historia de Colleen

Si no hubiese acudido a Planned Parenthood, no hubiese recibido mi diagnóstico de cáncer de mamas, estadío dos. Tal vez no estaría aquí hoy.

La Historia de Shawanna

Quedé embarazada a los 17 años. Decidí terminar con el embarazo porque era la mejor opción para mí en ese momento. Es importante que el aborto sea seguro y legal para las mujeres.

La Historia de Shireen

Yo elijo a Planned Parenthood como mi proveedor de salud sexual y reproductiva porque es un espacio libre de prejuicios. Está lleno de médicos y miembros del equipo quienes realmente les importa.

La Historia de Carly

Sabemos que los estudiantes son sexualmente activos -esto es un hecho. Es por eso que debemos asegurarnos de que estén equipados con las herramientas precisas para poder tomar decisiones saludables.

La Historia de Kanisha

Sin Planned Parenthood, no hubiese podido costear mis anticonceptivos, los cuales necesitaba por razones médicas. Me sentí muy agradecida de encontrar un adulto que validó lo que pasaba en mi vida y que me trató con respeto.

La Historia de Shannon

Planned Parenthood fue el único proveedor que tomó mi endometriosis con seriedad. Si no fuese por Planned Parenthood, no hubiese podido tener un hijo.

La Historia de Stephanie

A los 19 años, mi novio y yo fuimos juntos a Colombia. Allí me enteré que estaba embarazada. El aborto es ilegal en Colombia. Me sentí aislada, sola y con miedo. No sabía a quién recurrir o dónde ir. Lo único que sí tenía claro era que no estaba lista para traer un niño a este mundo.

La Historia de Rebekah

Dado que pude recibir cuidados preventivos, incluyendo anticonceptivos, pude lograr mis objetivos de vida: graduarme de la universidad y ser madre.