¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que se cura con antibióticos. Es muy común, y la mayoría de las personas no tienen síntomas.

¿Deseas realizarte la prueba de la tricomoniasis? Localiza un Centro De Salud

La tricomoniasis es la ETS curable más común.

Millones de personas se contagian todos los años. Es causada por un parásito que se propaga muy fácilmente durante las relaciones sexuales. El parásito se encuentra en las secreciones sexuales, como el esperma, el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales.

La mayoría de las personas con tricomoniasis no presentan síntomas y sienten que gozan de buena salud, de modo que es posible que ni siquiera sepan que están infectadas. Cuando hay síntomas, el más común es la vaginitis. La vaginitis se caracteriza por irritación en la vagina vulva. La tricomoniasis también puede afectar la uretra (el conducto por el que orinas). Los signos de la tricomoniasis incluyen irritación y picazón, flujo con mal olor y micción frecuente o dolorosa.

Existen otras infecciones que pueden tener los mismos síntomas, de modo que la única manera de saber con seguridad si tienes tricomoniasis es consultar a un enfermero o un médico. Lo bueno es que se cura fácilmente con medicamentos.

Puedes prevenir la tricomoniasis usando condón cada vez que tienes relaciones sexuales.

¿Cómo se contagia la tricomoniasis?

La tricomoniasis es causada por un parásito diminuto que recibe el nombre de tricomona (no se ve a simple vista). La tricomoniasis se contagia por tener sexo sin protección con alguien infectado. Se propaga cuando el semenlíquido preeyaculatorio secreciones vaginales entran en contacto con el pene, la vulva o la vagina, o ingresan en estos.

La tricomoniasis generalmente se transmite durante el sexo vaginal. También se propaga por el contacto entre dos vulvas, por compartir juguetes sexuales y tocar los propios genitales o los de la pareja con secreciones infectadas en la mano. La infección puede afectar la vulva, la vagina, el pene y la uretra, pero en general no afecta otras partes del cuerpo (como la boca o el ano).

La tricomoniasis no se propaga por un contacto casual, de modo que no puedes contraerla por compartir alimentos o bebidas, ni por dar un beso, dar un abrazo, tomarse de la mano, toser, estornudar o sentarse en el asiento de un inodoro.

Muchas personas con tricomoniasis no tienen ningún síntoma, pero pueden transmitir la infección a otros. De manera que usar condones sexo más seguro es la mejor manera de prevenir la tricomoniasis, incluso si tú y tu pareja parecen gozar de muy buena salud.