Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

El herpes es una infección viral común que provoca llagas en los genitales y la boca. Puede ser molesto y doloroso pero, por lo general, no acarrea problemas graves de salud.

¿Deseas realizarte la prueba del herpes? Localiza un Centro De Salud →

El herpes es una infección común.

Es una infección extremadamente común que permanece en el organismo de por vida. Más de la mitad de los estadounidenses tienen herpes oralherpes genital. Por tanto, es probable que conozcas a varias personas con herpes.

El herpes es causado por dos virus diferentes que guardan cierta similitud: el herpes simple tipo 1 (VHS-1) y el herpes simple tipo 2 (VHS-2).  la vulva, la vagina, el cuello uterino, el ano, el pene, el escroto, las nalgas, la cara interna de los muslos, los labios, la boca, la garganta y, rara vez, en los ojos.

El herpes se contagia por el contacto de piel a piel con áreas infectadas, con frecuencia durante el sexo vaginal, el sexo oral, el sexo anal y al besarse. El herpes provoca brotes de ampollas o llagas dolorosas que causan picazón y que aparecen y desaparecen. Muchas personas con herpes no notan las llagas o las confunden con otra cosa, por lo que no saben que están infectadas. Puedes transmitir el herpes aun cuando no tienes llagas o síntomas.

El herpes no tiene cura, pero hay medicamentos que calman los síntomas y que disminuyen las posibilidades de contagiar el virus a otras personas. Lo bueno es que los brotes suelen ser menos frecuentes a medida que pasa el tiempo y, aunque en ocasiones puede ser incómodo y doloroso, el herpes no es peligroso. Las personas con herpes se relacionan, tienen relaciones sexuales y viven una vida totalmente sana.

¿Cuál es la diferencia entre el herpes genital y el herpes oral?

Dado que hay dos tipos del virus del herpes simple (el VHS-1 y el VHS-2) que pueden vivir en muchas regiones del cuerpo, mucha gente no tiene del todo claro cómo denominar a estas infecciones. Pero, en realidad, es muy sencillo:

  • Cuando el VHS-1 o el VHS-2 infectan el área genital (vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene, escroto o sus adyacencias, se denomina herpes genital.)
  • Cuando el VHS-1 o el VHS-2 infectan los labios, la boca y la garganta o sus adyacencias, se denomina herpes oral. Las llagas del herpes oral, a veces, reciben el nombre de calenturas o herpes febril.

El VHS-1 suele provocar herpes oral y el VHS-2, herpes genital: cada cepa tiene una región en la que prefiere vivir. Sin embargo, ambos tipos del virus pueden infectar cualquiera de las dos regiones. Por ejemplo, puedes contraer el VHS-1 en los genitales si alguien con llagas en los labios practica sexo oral contigo. Y puedes contraer el VHS-2 en la boca si le practicas sexo oral a alguien con el VHS-2 en el área genital.

¿Cómo se contagia el herpes?

El herpes se contagia fácilmente por el contacto de piel a piel con alguien que tiene el virus. Te contagias cuando tus genitales o tu boca entra en contacto con los genitales o la boca de otra persona, normalmente durante el sexo oral, anal o vaginal.

El herpes se transmite aun cuando el pene o la lengua no penetran completamente en la vagina, el ano o la boca. No es necesario eyacular para transmitir el herpes.
Basta con que haya un rápido contacto de piel a piel. También puedes contagiarte por besar a alguien que tiene herpes oral.

La piel de los genitales, la boca y los ojos pueden infectarse con facilidad. Otras áreas de la piel pueden infectarse si el virus del herpes encuentra una forma de entrar, por ejemplo a través de cortes, quemaduras, erupciones u otras llagas.

No es necesario tener relaciones sexuales para contraer el herpes. En ocasiones, el herpes puede transmitirse por una vía no sexual, como cuando un padre con herpes le da un beso en los labios a su hijo. La mayoría de las personas con herpes oral se contagiaron cuando eran niños. La madre puede transmitirle herpes genital a su bebé durante el parto vaginal, aunque no es muy habitual.

También puedes propagar el herpes a otras partes del cuerpo si te tocas una llaga y luego la boca, los genitales o los ojos sin lavarte las manos. También puedes transmitirle el herpes a otra persona por esta vía.

El herpes es más contagioso cuando hay llagas abiertas y húmedas, pues la secreción de las ampollas propaga fácilmente el virus. Pero el herpes también puede propagarse y pasar a otras personas cuando no hay llagas y la piel se ve perfectamente normal.

La mayoría de las personas se contagian el herpes de personas que no tienen llagas. Puede vivir en el organismo durante años sin provocar síntomas, por lo que es muy difícil saber con certeza cuándo y cómo te contagiaste. Por ese motivo, tantas personas lo tienen; es una infección muy silenciosa.

Debido a que el virus muere rápidamente fuera del organismo, el herpes no se contagia por dar abrazos, darse la mano, toser, estornudar o sentarse en el asiento del inodoro.