Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Acudir a tu médico para realizarte controles ginecológicos habituales forma parte de tu buen cuidado personal. Este es un control que se centra en ti, en tu cuerpo y en tu salud reproductiva.

¿Necesitas visitar a tu médico para chequear tu salud y hacer los exámenes de rutina? Encuentra un centro de salud

¿Qué sucede durante un control ginecológico?

Lo que ocurre durante un control ginecológico  depende de algunas cosas, como tu edad, tu historia sexual y tu historia clínica. 

Se recomienda realizar el primer control ginecológico entre los 13 y los 15 años. Este control consiste en una charla con tu médico y una exploración física de rutina. Tu médico o enfermero te medirán, te pesarán y te tomarán la presión.

Puede que hables sobre tu periodo menstrual, en especial si estás preocupada porque el sangrado es abundante, doloroso e irregular. Si tienes menos de 18 años, te darán algunas inyecciones, como la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Si llevas una vida sexual activa (es decir, si tuviste sexo vaginal, sexo anal o sexo oral), hablarán de los anticonceptivos o de la realización de pruebas de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Alrededor de los 21 años, será necesario que comiences a hacerte exámenes pélvicos, pruebas de Papanicolaou y exámenes de los senos de forma regular. Y a medida que envejezcas, o a medida que tu salud cambie, tu control ginecológico incluirá otras pruebas, y se te indicará que te hagas mamografías.

Lo que sí se mantiene igual es el hecho de establecer una relación buena y honesta con tu médico o enfermero, independientemente de tu edad. Durante el control ginecológico, puedes hablar sobre relaciones sexuales saludables y otros aspectos de tu salud emocional. Cuanto más honesta sea la conversación con el médico, mejor será el cuidado que recibas.

¿Tienes senos y vagina, pero no te identificas como una mujer? Aun así se recomienda que te realices estos chequeos con tu enfermero o médico, junto con el cuidado para personas trans que estés recibiendo

¿Qué clase de preguntas me van a hacer?

Primero, tu médico o enfermero preguntarán acerca de tu historia clínica y tus antecedentes familiares.

Estas preguntas les permitirán brindarte el cuidado que necesitas; por lo tanto, intenta hablar con la mayor sinceridad posible y de dar la mayor cantidad de información que puedas. Te van a formular preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo tuviste el último periodo menstrual?
  • ¿Con qué frecuencia tienes los periodos menstruales?
  • ¿Cuánto duran?
  • ¿Alguna vez sangras o manchas entre periodos menstruales?
  • ¿Tienes algún dolor inusual, picazón, o flujo vaginal de la vagina o la vulva?
  • ¿Tienes alguna otra afección?
  • ¿Qué problemas de salud tienen otros integrantes de tu familia?
  • ¿Llevas una vida sexual activa?
  • (En otras palabras: ¿alguna vez tuviste sexo vaginal, anal u oral?
  • ¿Tienes sexo con hombres, con mujeres o con ambos?
  • ¿Alguna vez el sexo fue doloroso?
  • ¿Sangras durante el sexo o después?
  • ¿Tomas anticonceptivos?
  • ¿Crees que puedes estar cursando un embarazo?
  • ¿Deseas buscar un embarazo?
  • ¿Qué haces para evitar las enfermedades de transmisión sexual?

Tu médico o enfermero también pueden preguntarte sobre el consumo alcohol u otras drogas, si tuviste o tienes alergias o enfermedades, si fumas, y si te sometiste a alguna cirugía. Todos estos factores pueden repercutir en tu salud reproductiva; por lo tanto, habla con sinceridad.

Es importante tener un médico o enfermero de confianza con quien ser abiertos. Si no sientes una comodidad absoluta para hablar con sinceridad con tu médico o enfermero actual, piensa en consultar a otro.

El momento del control ginecológico también te da la oportunidad de formular preguntas. El médico puede responderte cualquier pregunta acerca de los siguientes temas:

  • Anticonceptivos
  • Sangrado o dolor después del sexo
  • Periodos menstruales irregulares
  • Dolor pélvico
  • Pruebas de embarazo
  • Pruebas para detectar clamidia, herpes, VIH, VPH, u otras infecciones que te preocupen
  • Flujo vaginal y el olor de este

Asegúrate de hacer todas las preguntas que quieras. Si necesitas hacer alguna prueba, por lo general, puedes hacértela durante la cita médica.

¿Me tendré que hacer alguna prueba?

Depende. Si tienes sangrado anormal, picazón en la vagina, mal olor, o cualquier tipo de dolor o hinchazón, puede que el médico necesite hacerte algunas pruebas. Si tuviste relaciones sexuales, es importante que te hagas pruebas de ETS. O tal vez no necesites realizarte ninguna prueba.

A los 21 años, debes comenzar a hacerte pruebas de Papanicolaou para comprobar que no haya ningún síntoma incipiente de cáncer cervical. También comenzarás a hacerte exámenes clínicos de los senos para detectar si tienes cáncer de seno. Otras evaluaciones médicas para el control del cáncer de seno, como las mamografías, comienzan a hacerse más adelante, cerca de los 40 años, dependiendo de los antecedentes familiares y otros posibles riesgos de salud.