La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, de modo que es un gran alivio saber que las vacunas te protegerán contra algunos tipos de VPH que pueden causar problemas.

¿Quieres hacerte una prueba del virus del papiloma humano? Localiza un Centro De Salud

¿Qué es la vacuna contra el VPH?

Existen 3 vacunas contra el VPH: Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix. Todas estas vacunas brindan protección contra los tipos 16 y 18 del VPH, los dos tipos que causan el 70% de los casos de cáncer cervical. La vacuna Gardasil también te protege contra los tipos 6 y 11 que causan el 90% de los casos de verrugas genitales. La vacuna Gardasil 9 protege contra otros 5 tipos de VPH (tipos 31, 33, 45, 52 y 58) que también pueden provocar cáncer del cuello uterino, ano, vulva, vagina.

Las vacunas contra el VPH se administran en una serie de 3 aplicaciones. La segunda aplicación se administra 2 meses después de la primera y la tercera se administra 4 meses después de la segunda aplicación. Por lo tanto, lleva 6 meses en total aplicarse las 3 inyecciones.

¿Quién debe darse la vacuna contra el VPH?

Todas las personas de entre 9 y 26 años pueden vacunarse contra el VPH para protegerse contra las verrugas genitales o los diferentes tipos del VPH que pueden provocar cáncer. Se recomienda que los niños se vacunen a la edad de 11 o 12 años, para que estén bien protegidos años antes de convertirse en personas sexualmente activas.

La vacuna no suele aplicarse a personas mayores de 26 años. De todos modos, independientemente de tu edad, consulta con tu médico o enfermero para saber si la vacuna contra el VPH podría beneficiarte.

¿La vacuna contra el VPH produce efectos secundarios?

Las investigaciones indican que la vacuna es segura. El efecto secundario más común es tener dolor y enrojecimiento temporario en el lugar de la aplicación.

Una de las razones por las que hay controversia respecto de la vacuna contra el VPH es que previene una infección de transmisión sexual, lo que hace que algunas personas crean que no es adecuada para los niños. La cuestión es que la vacuna funciona mejor si se la aplica mucho antes de que la persona comience a tener una vida sexual activa. Por ello, es aconsejable que te la apliques mientras eres chico para no tener que preocuparte de ciertos tipos de cáncer más adelante.

Los estudios demuestran que la vacuna contra el VPH no induce a las personas a tener más sexo o a tener relaciones sexuales a una edad más temprana. Por lo tanto, la aplicación de la vacuna contra el VPH no alienta a los niños a tener sexo. Lo único que hace es brindarles protección contra las verrugas genitales y el cáncer para la adultez.

Si ya tengo una infección por VPH, ¿la vacuna sirve para tratarla?

No. Si ya tienes una infección por VPH no podrás tratarla dándote la vacuna contra el VPH.

No obstante, puede protegerte contra otros tipos del VPH. Si tienes una infección por VPH, consulta con tu médico o enfermero para saber qué pruebas o tratamiento necesitas.

Si me vacuné contra el VPH, ¿igualmente necesito realizarme las pruebas de Papanicolaou/VPH?

Sí. Las pruebas de Papanicolaou siguen siendo una manera importante para detectar y prevenir el cáncer cervical. La vacuna contra el VPH no brinda protección contra todos los tipos del VPH que pueden provocar cáncer. Por lo tanto, sigue siendo importante que te hagas las pruebas de Papanicolaou/VPH para detectar cualquier cambio celular que pueda desembocar en cáncer cervical.

¿Dónde puedo aplicarme la vacuna contra el VPH?

Puedes aplicarte la vacuna contra el VPH en muchos Centros de salud de Planned Parenthood. También puedes aplicártela en otras clínicas, departamentos de salud y en consultorios privados de enfermeros y médicos.

¿Cuánto cuesta la vacuna contra el VPH?

Cada dosis de la vacuna cuesta alrededor de $170. Por lo tanto, las tres aplicaciones costarán aproximadamente $500. Afortunadamente, muchas seguros de salud cubren el costo de las vacunas contra el VPH. También existen programas que ayudan a las personas sin seguro a aplicarse la vacuna a bajo costo o de manera gratuita.

Mereces estar sano, independientemente de si tienes un seguro de salud. Habla con el personal de los Centros de salud de Planned Parenthood locales o con otro médico o enfermero para obtener más información sobre cómo conseguir la vacuna a un precio más accesible.