Una mamografía es una radiografía de los senos que ayuda a la detección temprana del cáncer de seno. La mamografía permite encontrar nódulos que son demasiado pequeños para detectarlos en un examen clínico de los senos.

¿Cuándo debo hacerme una mamografía?

Existen 2 tipos de mamografías: de revisión y de diagnóstico. Las mamografías de revisión para el control del cáncer de seno son las que te haces como parte de un chequeo de salud regular si no tienes síntomas. Permiten que el médico vea qué es lo normal para tus senos y si hay algún cambio desde tu última mamografía.

Las pautas de las mamografías varían. La mayoría de las personas que tienen senos deben hacerse mamografías de revisión para el control del cáncer de seno una vez por año a partir de los 40 años. Es posible que necesites una antes de cumplir 40 si alguien de tu familia tuvo cáncer de seno cuando era joven o si tienes quistes en los senos, que pueden ocultar los síntomas del cáncer de seno.

Las mamografías de diagnóstico se centran en áreas del seno que podrían estar afectadas. El médico podría recomendarte una mamografía de diagnóstico después de descubrir un nódulo durante un examen clínico de los senos o después de una mamografía de revisión con un resultado anormal.

¿Qué debo saber antes de mi primera cita médica para una mamografía?

Hay algunas medidas que puedes tomar antes de tu cita médica para que la mamografía te resulte más cómoda y para obtener una radiografía bien nítida:

  • Es posible que tengas sensibilidad e inflamación en los senos la semana anterior al periodo menstrual, y durante este, así que trata de programar la mamografía para después del periodo menstrual, cuando tengas los senos menos sensibles.
  • No uses desodorante, perfume ni talco el día de la mamografía.
  • Pueden reducir la nitidez de la radiografía.
  • Te pedirán que te quites la ropa de la cintura para arriba cuando te hagas una mamografía, así que es buena idea usar una camiseta o blusa con pantalones o falda en lugar de un vestido.
  • Si tienes implantes mamarios, no olvides mencionarlo cuando programes la cita médica.
  • Si tienes un embarazo, avísale al médico. Por lo general, no se realizan mamografías de revisión para el control del cáncer de seno durante el embarazo.
  • Si te resulta más cómodo, puedes pedir que la mamografía te la haga alguien del mismo género cuando programes la cita médica.

¿Son precisas las mamografías?

Las mamografías son precisas y eficaces, pero es posible obtener resultados imprecisos. A veces, aparece una mancha en la radiografía, pero una prueba de seguimiento determina que no es nada de qué preocuparse. En otros casos, una mamografía tal vez no detecte el cáncer de seno, aunque esté presente. Si bien las mamografías no son perfectas, continúan siendo una herramienta importante para detectar el cáncer de seno.

¿Son seguras las mamografías?

Algunas personas se preocupan por la exposición a la radiación de la radiografía, pero la cantidad de radiación es muy pequeña. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que el beneficio de detectar el cáncer temprano es mucho más importante que el riesgo leve de radiación durante una mamografía.