Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Un examen de senos puede detectar un bulto en tus senos y otros cambios. Si esto ocurre, puede que necesites hacerte más pruebas. El examen de senos es una de las medidas más importantes para detectar el cáncer de mama (también llamado cáncer de seno) en sus primeras etapas. El cáncer de mama es un tipo de cáncer de los órganos reproductivos.

¿Necesitas hacerte un examen de senos/pechos?

Encuentra un centro de salud

¿Por qué es importante el examen de los senos?

El examen de senos ayuda a detectar el cáncer de mama temprano. Y entre más pronto se detecte, más fácil es tratarlo.

Tu doctorx o enfermerx puede saber si tus senos se sienten saludables al tacto y si tienen un aspecto saludable. Durante un examen de senos, tu doctorx revisa tus senos para detectar bultos y otros problemas, y puede recomendar que te hagas más pruebas si encuentra algo fuera de lo común.

¿Cuándo debo hacerme un examen de senos?

Si tienes entre 25 y 39 años de edad, hazte un examen de senos cada 1 a 3 años. Cuando cumplas 40 años, hazte un examen de senos cada año. A esta edad también puedes empezar a hacerte mamografías cada 1 o 2 años, o puedes esperar hasta cumplir los 50 para hacerlo. Los exámenes de seno por lo general vienen incluidos en tus chequeos ginecológicos normales. 

Si tienes ciertos factores de riesgo para el cáncer de mama, tu doctorx o enfermerx pueden recomendarte que te hagas exámenes de detección de cáncer antes o más seguido, o incluso te pueden sugerir que busques consejería genética.

¿Cómo se hace un examen de senos?

Durante el examen de senos, tu doctorx te revisa los senos para detectar cualquier señal de cáncer de seno o de otros problemas. También habla contigo acerca de tu riesgo y de cómo se puede prevenir el cáncer de mama.

Para el examen, debes quitarte la ropa que cubre tus senos. Quizá te den una bata o sábana para cubrirte. Tu doctorx o enfermerx examinará tus dos senos para ver su forma, su tamaño y la textura de la piel. Te va a tocar los senos con las puntas de los dedos para ver si hay algún bulto o algo fuera de lo normal. Empezará con un seno y luego seguirá con el otro, incluyendo ambos pezones. También te revisará las axilas.

¿Debo hacerme autoexámenes de mama?

Antes los expertos recomendaban hacerse autoexámenes (también llamados autoexploraciones) de los senos una vez al mes. Un autoexamen era una manera específica de tocarse los senos. Pero ya no se recomiendan porque, según investigaciones que se han hecho, es posible que los autoexámenes de mama no sean tan útiles después de todo.

Es suficiente con que te observes y te toques los senos de vez en cuando. La clave es saber qué es lo normal para tus senos, de tal forma que puedas notar cualquier cambio en la forma en que se sienten o se ven.

¿Qué pasa si me encuentro un bulto?

Si te descubres un bulto u otro cambio en los senos, habla con tu doctorx o enfermerx tan pronto como puedas. No significa que tengas cáncer necesariamente. Existen muchas otras cosas, como quistes o infecciones, que pueden causar bultos y otros cambios. Pero es muy importante que te hagas un chequeo por si acaso. Tu doctorx puede hacerte un examen de senos o una mamografía para ver si hay algún problema.