Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Hay una prueba del papiloma humano para el cuello uterino, pero no hay para otras áreas de tus genitales. Como el papiloma humano es común y suele desaparecer por sí solo, no siempre es necesario hacerse el examen.

¿Quieres hacerte una prueba del papiloma humano?

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

¿Tengo papiloma humano?

Como el papiloma humano es una infección tan común que usualmente desaparece sola, la mayoría de las personas no saben que la tiene.

 Cuando te enteras que tienes papiloma humano, usualmente es por los resultados de un examen del papiloma humano o una prueba de Papanicolaou.

Un examen de papiloma humano detecta los tipos del virus del papiloma humano de alto riesgo en tu cuello uterino que pueden causar cáncer. Una prueba de Papanicolaou  (a veces llamada citología vaginal), detecta cambios anormales en las células de tu cuello uterino (pero no detecta el cáncer o el papiloma humano directamente).

Hacerte exámenes es importante porque de ésta manera se pueden detectar señales tempranas de advertencia, antes de que causen problemas. De manera que puedas recibir tratamiento y mantenerte saludable. En la mayoría de los casos, el cáncer de cuello uterino (que es un tipo de cáncer de los órganos reproductivos) se puede prevenir si tu doctorx detecta las señales de advertencia a tiempo.

Qué tan a menudo tienes que hacerte pruebas depende de tu edad, historia clínica y los resultados de tus últimas pruebas de Papanicolaou o de papiloma humano. Sin embargo, en general:

  • De los 21 a 24 años: puedes elegir hacerte el examen de Papanicolaou cada 3 años, o puedes esperar hasta que tengas 25 años para comenzar a hacerte exámenes. 

  • De los 25 a 65 años: hazte un examen de papiloma humano cada 5 años, o una prueba de Papanicolaou y una prueba de papiloma al mismo tiempo (llamado prueba conjunta), cada 5 años. En algunos lugares donde las pruebas de papiloma humano no se consiguen fácilmente, puede que te hagan solo un examen de Papanicolaou cada 3 años.

  • Después de los 65 años: puede que ya no necesites exámenes de papiloma humano ni de Papanicolaou.

Tu doctorx o enfermerx te dirá qué pruebas necesitas y qué tan a menudo debes hacerlas. 

Si tu prueba de Papanicolaou o de papiloma humano da como resultado positivo, no te asustes. La mayoría de las veces, no quiere decir que tengas cáncer. Tu enfermerx o doctorx hablará contigo acerca de otras pruebas o tratamientos que necesites. También, puede que te hagan exámenes más a menudo, para que tu enfermerx o doctorx pueda monitorear tu cuello uterino y asegurarse de que te mantengas saludable.

Para la mayoría de personas con papiloma humano, la infección desaparece sin causar problemas. Sin embargo, aún si no tienes síntomas de papiloma humano, puedes contagiar a tu(s) pareja(s). Por eso es importante tener sexo seguro (sexo más seguro), como usar condón

¿Hay una prueba del papiloma humano para otras partes del cuerpo además del cuello uterino?

En este momento, no hay una prueba del papiloma humano de alto riesgo en la vulva, el pene, el ano o la garganta. Solo hay un examen para el cuello uterino. Por eso, la mejor manera de mantenerte a ti y a tu(s) pareja(s) saludables, es vacunarte contra el papiloma humano, tener sexo más seguro y hacerte chequeos regularmente.

¿Dónde puedo hacerme la prueba del papiloma humano?

Puedes hacerte la prueba del papiloma humano o la prueba de Papanicolaou (también llamada citología vaginal) en el consultorio de tu doctorx, en una clínica de salud comunitaria, en el departamento de salud o en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti.

Los chequeos ginecológicos incluyen el examen de Papanicolaou y/o la prueba del papiloma humano si lo necesitas. Qué tan a menudo tengas que hacerte pruebas depende de tu edad, tu historia clínica y los resultados de tu última prueba de Papanicolaou o prueba del papiloma humano. Tu doctorx te dirá cuándo y cuáles exámenes debes hacerte según tu caso.

Los exámenes de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) no siempre hacen parte del chequeo de salud o ginecológico regular, por lo que tienes que pedir que te los hagan. Sé abiertx y honestx con tu enfermerx o doctorx acerca de tu vida sexual, para que pueda ayudarte a saber qué pruebas necesitas. No tengas vergüenza: tu doctorx está para ayudarte, no para juzgarte.