Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

PEP significa profilaxis postexposición. PEP es una serie de píldoras que puedes empezar a tomar rápidamente luego de haber estado expuesto al VIH y reduce las probabilidades de contagio. Pero debes comenzar a tomar PEP dentro de las 72 horas, o 3 días, luego de la exposición al VIH, sino no funcionará. Cuanto antes empieces, mejor funcionará -cada hora que pasa es importante.

Debes tomar PEP 1-2 veces al día mínimo durante 28 días. La medicación usada en PEP es una medicación antirretroviral (ART en inglés). Esta funciona deteniendo la diseminación del VIH en tu cuerpo.

¿Quién puede tomar PEP?

PEP es para las personas que pueden haber sido expuestas al VIH en los últimos 3 días. PEP puede ser adecuada para tí si:

  • Tuviste sexo con alguien que puede tener VIH y no usaste un condón, o el condón se rompió

  • Fuiste sexualmente atacado

  • Compartiste agujas o elementos (como algodón, ollas o agua) con alguien que pueda tener VIH

Si has estado expuesto al VIH en los últimos 3 días y quieres tomar PEP, acude a un enfermero o médico o ve a la sala de emergencia de inmediato. El tiempo es realmente importante. Debes empezar a tomar PEP postexposición al VIH tan pronto como sea posible para que funcione.

PEP es para emergencias. No reemplaza otros medios actuales y comprobados de prevención del VIH - como es el uso de condones, la toma de PrEP (una píldora diaria que reduce tus probabilidades de contagio del VIH), y no compartir agujas u otros elementos. Si tu sabes que puedes estar en riesgo de exposición al VIH de manera frecuente (por ejemplo, si tienes una pareja sexual o parejas que pueden ser VIH positivo), habla con tu enfermero o médico sobre PrEP.

Si eres un trabajador de la salud y piensas que puedes haber sido expuesto al VIH en tu trabajo, acude de inmediato a tu médico o sala de emergencia. Luego reporta el incidente a tu supervisor. La transmisión de VIH en ambientes de salud son extremadamente raros, y existen procedimientos y aparatos de seguridad para reducir las posibilidades de contacto con el VIH durante el cuidado de los pacientes.

¿Cómo consigo PEP?

Puedes conseguir PrEP en algunas clínicas o centros de salud de Planned Parenthood, departamentos de salud locales y algunos consultorios médicos. Puedes empezar con PEP hasta 72 horas (3 días) postexposición al VIH; no esperes - es realmente importante que empieces PEP lo antes posible. Así que, si no puedes acudir enseguida a un médico o enfermero, ve de inmediato a una sala de emergencia. Cada hora cuenta.

Antes de tomar PEP, un enfermero o médico hablará contigo sobre lo que pasó para evaluar si PEP es adecuada para tí o no. Te harán un análisis de sangre para el VIH (no podrás tomar PEP si ya eres VIH positivo). También te harán un test de Hepatitis B. Y si estuviste expuesto al VIH por sexo, se harán análisis para otras ITS como gonorrea, clamidia y sífilis.

¿Qué sucede al tomar PEP?

PEP no es una píldora de una sola toma; es un régimen donde ingieres varias píldoras durantes varias semanas. Si tu enfermero o médico prescribe PEP, tendrás que tomar la medicina 1-2 veces al día durante por lo menos 28 días (4 semanas). Es importante tomar cada píldora como te indicaron y no saltear ninguna dosis - de contrario PEP no funcionará adecuadamente.

PEP no es 100% efectiva, y no va a prevenir futuras infecciones de VIH como lo hace PrEP. De manera que es importante seguir protegiéndote y a otros del VIH mientras tomas PEP. Utiliza condones cada vez que tengas sexo. Si te inyectas drogas, no compartas jeringas ni otros elementos. Esto ayuda a protegerte de una nueva exposición al VIH. Y reduce las probabilidades de contagiar VIH a otros si ya lo tienes.

Si desarrollas síntomas como fiebre o sarpullido mientras tomas PEP, habla con tu médico. Estos pueden ser signos de los primeros estadíos del VIH.

¿Cuáles son los efectos secundarios de PEP?

Pueden haber algunos efectos secundarios de PEP, como dolores de estómago o cansancio. Pero los efectos secundarios de PEP no son peligrosos, y pueden ser tratados. Conversa con tu enfermero o médico si experimentas efectos secundarios molestos.

Si PEP no funciona, puedes manifestar síntomas del primer estadío de una infección de VIH, como fiebre o sarpullido. Si tienes estos síntomas mientras tomas PEP, o dentro del mes luego de terminar PEP, llama a tu enfermero o médico.

¿Qué sucede luego de tomar PEP?

Debes visitar a tu enfermero o médico para realizar análisis de seguimiento luego de finalizar PEP. Te harás otro análisis de VIH de 4 a 6 semanas luego de la primera exposición al VIH, y otra vez 3 meses más tarde. Dependiendo de tu situación, tu médico puede recomendar otro análisis de VIH otros 6 meses más tarde.

Es realmente importante continuar con estos análisis de seguimiento para asegurarte que PEP funcionó. Mientras tanto, continúa protegiéndote y a otros del VIH utilizando condones al tener sexo, y sin compartir agujas u otros elementos.

Si notas síntomas como fiebre o sarpullido luego del primer mes de terminar PEP, habla con tu enfermero o médico. Podrían ser síntomas de los primeros estadíos del VIH.

¿Cuán efectiva es PEP?

No existen suficientes investigaciones para saber cuán efectiva PEP realmente es. Sabemos que no es 100% efectiva. Pero PEP ha demostrado prevenir el VIH si se comienza su toma dentro de los 3 días (72 horas) postexposición. Y las investigaciones apuntan a que aumentan las posibilidades de que funcione cuanto antes comiences a tomarla. El tiempo es muy importante con PEP - cada hora cuenta. Así que si piensas que estuviste expuesto al VIH, acude inmediatamente a un enfermero o médico o a la sala de emergencias.

PEP no previene futuras infecciones de VIH como lo hace PrEP, de manera que es crucial protegerse y a otros del VIH mientras la tomas. Utiliza condones cada vez que tengas sexo, y no compartas agujas ni otros elementos.

¿Cuánto cuesta PEP?

PEP puede costar entre $600 y $1000 si lo pagas de tu bolsillo. Pero existen otras maneras de conseguir PEP en forma gratuita o a bajo costo.

PEP está cubierta por la mayoría de los planes privados de salud. PEP puede ser incluida en Medicaid u otros planes de salud del gobierno, pero esto varía según el estado donde resides.

Si necesitas PEP a raíz de un ataque sexual, podrías obtener un reembolso por todo o parte del costo de la medicación y de las visitas médicas a través de la Oficina para las Víctimas del Crimen del Departamento de Justicia.

Si no puedes conseguir cobertura de salud para PEP, todavía quedan otras opciones. Tu enfermero o médico podría llegar a conseguir PEP gratuitamente a través de los programas de asistencia de medicamentos, subvenciones u otros programas.

Si te preocupa cómo pagar por PEP, habla con tu enfermero o médico, o el equipo de trabajo de tu centro de salud de Planned Parenthood, sobre costos y cobertura al ir a buscar PEP. Ellos pueden ayudarte a determinar cómo puedes costearla.

Si trabajas en salud y estuviste expuesto al VIH en el trabajo, el costo de PEP es generalmente cubierto por el programa de compensación de trabajadores o por el seguro de salud de tu empleador.