Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

PEP quiere decir profilaxis postexposición. La PEP es una serie de pastillas que puedes empezar a tomar rápidamente luego de haber estado expuestx al VIH. La PEP hace que tengas menos chances de contagiarte. Sin embargo, debes comenzar a tomar la PEP dentro de las 72 horas (3 días) después de haberte expuesto al VIH, de lo contrario no funcionará. Cuanto antes empieces, mejor funcionará: cada hora que pasa hace la diferencia.

Debes tomar la PEP de 1 a 2 veces al día durante al menos 28 días. Los medicamentos que tiene la PEP se llaman medicamentos antirretrovirales (TAR). Estos medicamentos funcionan deteniendo la propagación del VIH en todo tu cuerpo.

¿Quién puede tomar la PEP?

La PEP es para las personas que pueden haberse expuesto al VIH en los últimos 3 días. La PEP puede ser adecuada para ti si:

  • tuviste sexo con alguien que pueda tener VIH y no usaste un condón, o el condón se rompió

  • te agredieron sexualmente

  • compartiste agujas o elementos usados para inyectarte como como algodón, objetos para cocinar las drogas o agua con alguien que puede tener VIH

Si estuviste expuestx al VIH en los últimos 3 días y quieres tomar la PEP, ve de inmediato donde unx enfermerx o doctorx, o a la sala de emergencias. El tiempo es realmente importante. Para que la PEP funcione, debes empezar a tomarla tan pronto como puedas después de haberte expuesto al VIH.

La PEP es para emergencias. No reemplaza otros métodos de prevención del VIH de uso regular que ya están comprobados, como usar condones, tomar la PrEP (una pastilla de uso diario que baja tus chances de contagiarte del VIH), y no compartir agujas u otros elementos para inyectarte. Si sabes que puedes estar expuestx al VIH de manera frecuente (por ejemplo, si puede que tu(s) pareja(s) tenga VIH), habla con tu enfermerx o doctorx sobre la PrEP.

Si eres trabajadorx de la salud y crees que puedes haber estado expuestx al VIH en tu trabajo, ve donde tu doctorx o a la sala de emergencias de inmediato. Luego, reporta el incidente a tu supervisorx. La transmisión del VIH en lugares donde se brinda atención médica (clínicas, hospitales, etc.) es extremadamente rara. Hay procedimientos y aparatos de seguridad para bajar los chances de estar en contacto con el VIH mientras se cuida a lxs pacientes.

¿Cómo consigo la PEP?

Puedes obtener la PEP en las salas de emergencias. Puede que también la consigas en algunas clínicas de salud, centros de salud de Planned Parenthood y en algunos consultorios médicos. Sin embargo, llama primero para asegurarte de que tienen la PEP disponible. 

Puedes empezar a tomar la PEP hasta 72 horas (3 días) después de haberte expuesto al VIH. No esperes: es realmente importante empezar a tomarla lo antes posible. Si no puedes ir de inmediato donde un doctorx o enfermerx, ve una sala de emergencias. Cada hora cuenta.

Antes de tomar la PEP, unx enfermerx o doctorx hablará contigo sobre lo que sucedió para saber si la PEP es adecuada para ti. También, te hará un examen de sangre para asegurarse de que no tengas VIH, pues no puedes tomar la PEP si ya tienes la infección. Además, te hará una prueba de Hepatitis B. Si estuviste expuestx al VIH a través del sexo, te hará exámenes para otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) como gonorrea, clamidia y sífilis.

¿Qué sucede al tomar la PEP?

La PEP no es una pastilla que te tomas una sola vez, es una serie de muchas pastillas que debes tomar durante varias semanas. Si tu enfermerx o doctorx te receta la PEP, tendrás que tomar los medicamentos 1 a 2 veces al día durante por lo menos 28 días (4 semanas). Es importante tomar cada pastilla tal como te indicaron y no saltarte ninguna dosis (pastilla), de lo contrario la PEP no funcionará bien.

La PEP no es 100% efectiva y no previene futuras infecciones de VIH como lo hace la PrEP. Por lo que es importante que te sigas protegiendo -y a las otras personas- del VIH mientras tomas la PEP. Usa condones cada vez que tengas sexo. Si te inyectas drogas, no compartas jeringas ni otros elementos para inyectarte. Esto ayuda a prevenir que te expongas nuevamente al VIH y además hace que tengas menos chances de contagiar a otras personas de VIH, si ya lo tienes.

Si mientras tomas la PEP tienes síntomas como fiebre o sarpullido, habla con tu doctorx ya que estos pueden ser señales de las primeras etapas del VIH.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la PEP?

Pueden haber algunos efectos secundarios de la PEP, como tener dolores de estómago o cansancio. Pero los efectos secundarios no son peligrosos y pueden ser tratados. Habla con tu enfermerx o doctorx si tienes efectos secundarios molestos.

Si la PEP no funciona, puedes tener síntomas de la primera etapa de la infección del VIH como fiebre o sarpullido. Si tienes estos síntomas mientras tomas la PEP, o durante el primer mes después de terminar de tomarla, llama a tu enfermerx o doctorx.

¿Qué sucede luego de tomar la PEP?

Después de que termines de tomar la PEP, tendrás que ir donde tu enfermerx o doctorx para que te haga exámenes de seguimiento. Te hará otra prueba de VIH entre 4 a 6 semanas después de haber estado expuestx al VIH. Te repetirá el examen del VIH 3 meses más tarde. Dependiendo de tu situación, tu doctorx puede recomendar que te hagas otro examen de VIH 6 meses más tarde.

Es muy importante que te hagas estos exámenes de seguimiento para asegurarte de que la PEP funcionó. Mientras tanto, continúa protegiéndote -y a las otras personas- del VIH. Usa condones cada vez que tengas sexo y no compartas agujas u otros elementos para inyectarte con nadie.