Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio
¿Qué es la PrEP? | Planned Parenthood Video ¿Qué es la PrEP? | Planned Parenthood Video

PrEP significa profilaxis preexposición. Es una pastilla que se toma todos los días y que puede ayudar a prevenir el VIH. Si no tienes VIH, tomar la PrEP todos los días puede bajar tus chances de contagiarte de VIH a través del sexo en más de un 90%. A la PrEP también se la conoce por el nombre de la marca Truvada.

 

¿Quieres conseguir PrEP? 

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

¿Quién puede usar la PrEP?

La PrEP no es adecuada para todo el mundo: es para personas que no tienen VIH pero que tienen un riesgo más alto de contagiarse. Habla con tu doctorx o enfermera acerca de la PrEP si:

  • tienes una pareja sexual con VIH (a veces llamado serodiscordante, serodiferente, magnético, o parejas de estatus mixto)

  • tienes una pareja sexual que tiene un alto riesgo de contagiarse de VIH (por ejemplo, si tu pareja tiene sexo anal o vaginal sin condón con otras personas o si se inyecta drogas)

  • tienes sexo anal o vaginal con muchas parejas, especialmente si no usas condones regularmente

  • haces trabajos sexuales que incluyen sexo vaginal o anal

  • te has inyectado drogas, compartido agujas o has estado en tratamiento por uso de drogas en los últimos 6 meses

Si estás en alto riesgo de contagiarte de VIH y estás en embarazo, tratando de quedar en embarazo o lactando (amamantando), la PrEP puede ayudar a prevenir que tu y tu bebé se contagien de VIH.

Tu doctorx o enfermerx hablará contigo sobre tu situación para saber si la PrEP es adecuada para ti. Es importante que seas honestx, para obtener la mejor atención posible. Lxs doctorxs y enfermerxs están para ayudarte, no para juzgarte. Entre más precisa sea la información que compartas, mejor será la atención que recibas de su parte.

La PrEP no es lo mismo que PEP (profilaxis postexposición). La PEP es un tratamiento de corto plazo para las personas estuvieron expuestas al VIH en las últimas 72 horas. En cambio, la PrEP es una pastilla de uso diario para las personas que pueden exponerse al VIH en el futuro.

¿Qué tan efectiva es la PrEP?

Si la usas correctamente, la PrEP puede bajar tus chances de contagiarte de VIH a través del sexo en más de un 90%. Si usas condones y la PrEP al mismo tiempo, ayudará a mantenerte mucho más segurx. También, la PrEP también puede bajar tus chances de contagiarte de VIH por compartir agujas en más de un 70%.

Es realmente importante que tomes la PrEP todos los días. No funciona tan bien si no la tomas diariamente, pues puede que no haya suficiente medicamento en tu cuerpo para bloquear el VIH.

La PrEP no previene otras infecciones de transmisión sexual (ITS) como la gonorrea o la clamidia. Utiliza entonces condones junto con la PrEP para ayudar a prevenir otras ITS y tener protección extra contra el VIH.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la PrEP?

La PrEP es muy segura. No han habido reportes de problemas serios en personas que la toman.

La PrEP puede causar algunos efectos secundarios como náuseas, pérdida de apetito (ganas de comer) y dolores de cabeza. Estos efectos secundarios no son peligrosos y usualmente mejoran con el tiempo, una vez que tu cuerpo se acostumbra a la PrEP. La mayoría de las personas que la toma no tienen ningún efecto secundario.

Si tienes efectos secundarios molestos y no desaparecen, habla con tu doctorx o enfermerx para que te ayude a buscar maneras de manejar los efectos secundarios y asegurarte de que todo marche bien.

¿Cómo consigo la PrEP?

Puedes conseguir la PrEP en algunas clínicas o centros de salud de Planned Parenthood, departamentos de salud de tu área y algunos consultorios médicos. 

Tu enfermerx o doctorx hablará contigo sobre el tipo de sexo que practicas, el tipo de protección que utilizas y tu historia clínica, para saber si la PrEP es adecuada para ti. También te hará exámenes de VIH, Hepatitis B y C, y de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, examinará tus riñones para asegurarse de que estén funcionando bien.

Algunxs enfermerxs y doctorxs no conocen la PrEP o no quieren recetarla porque no tienen toda la información acerca de ella. Si no tienes unx doctorx o tu doctorx de cabecera o enfermerx no receta PrEP, de todas maneras tienes otras opciones. Lxs doctorxs y enfermerxs del centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, pueden brindarte información actualizada, precisa y sin juicios sobre la PrEP, y ayudarte a conseguir una receta médica en caso de que la PrEP sea adecuada para ti.

También hay otras organizaciones que te pueden ayudar a conseguir y pagar por la PrEP. El sitio web Greater than AIDS tiene una herramienta (disponible en inglés) para encontrar la PrEP cerca a ti.

¿Qué más debo saber acerca de tomar la PrEP?

Una vez que empiezas a tomar la PrEP, tendrás que ir donde tu doctorx o enfermerx al menos cada 3 meses para hacerte una prueba de VIH. Te hablará sobre los efectos secundarios y síntomas que tengas, y quizá te haga exámenes para otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y riñones para asegurarse de que funcionan bien. Si hay chances de que estés en embarazo, quizá te haga una prueba de embarazo.

Es muy importante ir a estas citas de seguimiento para asegurarte de estar saludable y de no tener VIH. Hay pocos chances de que te contagies de VIH si tomas la PrEP de manera constante (todos los días). Sin embargo, si te contagias de VIH mientras estás tomándola PrEP, es importante que dejes de tomarla enseguida por tu salud. La PrEP no es un tratamiento para el VIH. De hecho, tomar PrEP si tienes VIH puede hacer que el virus sea más difícil de tratar.

¿Cuánto cuesta la PrEP?

La mayoría de los planes de seguro médico incluyendo Medicaid, cubren la PrEP. Checa con tu compañía de seguro médico para saber si tu plan la cubre. Quizá también obtengas ayuda a través de la compañía que fabrica la  PrEP (que se llama Gilead -sitio web disponible en inglés-) para otros gastos, como copagos, coseguro y deducibles,. Quizá también lo hagas a través de grupos que abogan (defienden) por los pacientes, como la fundación Patient Advocate Foundation (sitio web disponible en inglés).

Si no tienes seguro médico, de todas maneras puedes conseguir ayuda para pagar la PrEP. La compañía Gilead tiene un programa de asistencia para medicamentos con el que quizá consigas la PrEP de manguera gratuita, dependiendo de tus ingresos. Para saber si calificas o no, tu doctorx o enfermerx tiene que enviar una aplicación a nombre tuyo.

El personal del centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, también puede ayudarte a aplicar a un seguro médico o a programas de asistencia para que el costo de la PrEP se ajuste a tu bolsillo.