Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Las personas con VIH generalmente no tienen síntomas inmediatamente, por lo que pueden no saber que tienen el virus. Pueden pasar años hasta que tengas síntomas de VIH y el virus te haga sentir enfermx.

¿Quieres hacerte el examen del VIH? 

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

Los primeros síntomas del VIH.

Usualmente, las personas que se contagian de VIH (que en inglés se conoce como HIV) se ven y se sienten completamente sanas durante mucho tiempo después de haberse infectado. Para que una persona tenga síntomas del VIH, se puede tardar 10 años o más. Incluso puede tomar mucho más tiempo para las personas que toman medicamentos para el VIH. Por eso es tan importante hacerte los exámenes del VIH regularmente, en especial si has tenido sexo sin protección o compartido agujas. El tratamiento para el VIH también puede ayudar a mantenerte saludable y puede hacer que tengas menos chance -o ninguno- de contagiar a otras personas de VIH durante el sexo. 

Las primeras 2 a 4 semanas después de contagiarte de VIH, puedes sentir algo de fiebre, dolor y malestar. Estos síntomas -similares a los de la gripe-, son la primera reacción de tu cuerpo a la infección. Durante está etapa, hay mucha cantidad de virus en tu cuerpo, por lo que es muy fácil transmitirlo a otras personas. Los síntomas del VIH solo duran unas semanas y después de eso usualmente no vuelves a tener síntomas por años. Sin embargo, puedes transmitir el VIH a otras personas sin importar si tienes síntomas o no, o si te sientes enfermx o no. 

Los síntomas tardíos del VIH/SIDA

El VIH destruye las células del sistema inmunitario llamadas células CD4 o células T. Si no tienes células CD4, para tu cuerpo es muy difícil combatir las enfermedades. Esto hace que tengas más chances de enfermarte gravemente por infecciones que normalmente no te harían daño. Con el tiempo, el daño que el VIH hace en tu sistema inmunitario causa el SIDA.

Una persona tiene SIDA cuando sufre infecciones raras (llamadas oportunistas) o ciertos tipos extraños de cáncer, o cuando ha perdido cierto número de células CD4. En general, si no recibes tratamiento, esto sucede más o menos 10 años después de contraer el VIH. El tratamiento para el VIH puede hacer que el SIDA aparezca mucho tiempo después, o prevenirlo por completo.

Los síntomas del SIDA incluyen:

  • aftas (una capa espesa y blanca en tu lengua o boca)

  • dolor de garganta

  • infecciones por hongos fuertes

  • enfermedad pélvica inflamatoria crónica

  • tener infecciones fuertes muy seguido

  • sentir mucho cansancio, mareos y aturdimiento

  • dolores de cabeza

  • perder mucho peso rápidamente

  • tener moretones con más facilidad de lo normal para ti 

  • diarrea, fiebre o sudores nocturnos durante mucho tiempo

  • glándulas inflamadas o duras en tu garganta, axilas o ingle

  • episodios de tos seca y profunda

  • sensación de falta de aire

  • bultos o manchas color violeta o azul en tu piel o boca

  • sangrado de la boca, la nariz, el ano o la vagina

  • erupciones en la piel

  • sentir las manos o los pies dormidos, perder el control de tus músculos y reflejos, no poder moverte y perder fuerza en tus músculos

Más preguntas de pacientes:

¿Cuáles son algunos de los síntomas del SIDA en las mujeres?

Como sucede con muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS), los síntomas del SIDA en las mujeres son similares a los síntomas que tienen las personas de cualquier género.

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es la etapa más avanzada del virus del VIH (virus de inmunodeficiencia humana). Las personas que tienen VIH pueden tener síntomas al comienzo de la infección como glándulas inflamadas, fiebre, dolores de cabeza y musculares.

Sin embargo, puede que no tengas síntomas hasta por 10 años. Para ese momento, el VIH comienza a hacer que sea muy difícil para tu cuerpo luchar contra las infecciones. Por eso, puedes contagiarte de infecciones que usualmente no te harían daño.

El VIH se convierte en SIDA cuando tu sistema inmunitario (las defensas de tu cuerpo) se vuelve mucho más débil. 

Los síntomas del SIDA en las mujeres incluyen:

  • aftas (una capa espesa y blanca) en tu lengua o boca, causadas por una infección por hongos que algunas veces está acompañado por dolor en la garganta

  • infecciones vaginales por hongos graves o que suceden a menudo

  • enfermedad pélvica inflamatoria crónica

  • infecciones severas y frecuentes

  • cansancio extremo e inexplicable que puede estar acompañado de dolores de cabeza, aturdimiento y/o mareo.

  • perder peso rápidamente -10 libras o más-, que no es resultado de hacer más ejercicio o dieta

  • que te salgan hematomas (moretones) más fácilmente de lo normal

  • diarrea frecuente por largos periodos

  • sudores nocturnos y/o fiebre frecuentes

  • glándulas inflamadas (con hinchazón) o duras en tu garganta, axilas o ingle

  • tos seca, profunda y persistente

  • dificultad para respirar

  • bultos decolorados o de color violeta en tu piel o boca

  • sangrado inexplicable en tus bultos, en tu boca, nariz, ano o vagina, o en cualquier abertura (orificio) del cuerpo

  • sarpullidos en la piel frecuentes e inusuales

  • adormecimiento severo (fuerte) de tus manos o pies, pérdida del control de tus músculos y reflejos, parálisis (no poderte mover) y pérdida de fuerza muscular

  • confusión, cambios en tu personalidad o disminución de tus habilidades mentales

Si tuviste sexo vaginal, anal u oral sin protección, es muy, muy importante que te hagas los exámenes de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluida la prueba del VIH. Recibir tratamiento para el VIH temprano y de manera regular, puede ayudar a fortalecer tu sistema inmunitario (las defensas de tu cuerpo) y a que te mantengas saludable.

¿Cuáles son algunos de los síntomas del SIDA en los hombres?

Como sucede con muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS), los síntomas del VIH en los hombres son similares a los las personas de todos los géneros.

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es la etapa más avanzada del virus del VIH. Las personas con VIH pueden tener síntomas al comienzo de la infección como glándulas inflamadas, dolores de cabeza y en los músculos.

Sin embargo, puede que no tengas síntomas hasta por 10 años. Para ese momento, el VIH comienza a hacer que sea muy difícil para tu cuerpo luchar contra las infecciones. Por eso, puedes contagiarte de infecciones que usualmente no te harían daño.

El VIH se convierte en SIDA cuando tu sistema inmunitario (las defensas de tu cuerpo) se vuelve mucho más débil. 

Los síntomas del SIDA en los hombres incluyen:

  • aftas (una capa espesa y blanca) en tu lengua o boca, causadas por una infección por hongos que algunas veces está acompañada por dolor en la garganta

  • infecciones severas y frecuentes

  • cansancio extremo e inexplicable que puede estar acompañado de dolores de cabeza, aturdimiento y/o mareo.

  • perder peso rápidamente -10 libras o más-, que no es resultado de hacer más ejercicio o dieta

  • que te salgan hematomas (moretones) más fácilmente de lo normal


  • diarrea frecuente por largos periodos

  • sudores nocturnos y/o fiebre frecuentes

  • dificultad para respirar

  • glándulas inflamadas (hinchadas) o duras en tu garganta, axilas o ingle

  • tos seca, profunda y persistente

  • bultos decolorados o de color violeta en tu piel o boca

  • sangrado inexplicable en tus bultos, en tu boca, nariz, ano o vagina, o en cualquier abertura (orificio) del cuerpo

  • sarpullidos en la piel frecuentes e inusuales

  • adormecimiento severo (fuerte) de tus manos o pies, pérdida del control de tus músculos y reflejos, parálisis (no poderte mover) y pérdida de fuerza muscular

  • confusión, cambios en tu personalidad o disminución de tus habilidades mentales

Si tuviste sexo vaginal, anal u oral sin protección es muy, muy importante que te hagas los exámenes de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluida la prueba del VIH. Recibir tratamiento para el VIH temprano y de manera regular, puede ayudar a fortalecer tu sistema inmunitario (las defensas de tu cuerpo) y a que te mantengas saludable.

¿Cuáles son algunos de los síntomas del VIH en lxs bebés?

Si tienes VIH, puedes transmitírselo a tu bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia (amamantar). A esto se le llama transmisión perinatal. Lxs bebés con VIH deben recibir tratamiento lo antes posible.

Al igual que con las personas adultas, los síntomas pueden ser muy diferentes para cada niñx. También, puede que no tengan ningún síntoma notable durante meses o incluso más tiempo. Cuando hay síntomas, estos pueden incluir:

  •  ganglios linfáticos inflamados durante más de 3 meses
  • tener 3 o más infecciones bacterianas graves (como neumonía o meningitis) en un año

  • fiebres y sudores

  • falta de energía

  • pérdida de peso

  • infecciones por hongos repetidas (orales o vaginales)

  • erupciones en la piel o piel escamosa

  • vientre hinchado (debido a la hinchazón del hígado y el bazo)

  • diarrea que puede aparecer y desaparecer

  • candidiasis oral (una infección por hongos que causa manchas blancas en las mejillas y la lengua)

El riesgo de transmitirle el VIH a tu bebé durante el embarazo o el parto es del 1% o menos si tomas tus medicamentos contra el VIH a diario durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto. También, si le das a tu recién nacidx medicamentos contra el VIH durante las primeras 4 a 6 semanas de vida. Obtén más información acerca del VIH o ponte en contacto con el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti.