Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Creo que a muchísimas personas que han tenido sexo, alguna vez se les ha pasado por la cabeza preguntarse si tienen una enfermedad de transmisión sexual (ETS) o no. De pronto porque tienen síntomas, porque hay algo que just doesn’t feel right, porque tuvieron sexo sin protección (ups!) y quedaron con la duda, o porque it’s been way too long desde que se hicieron un examen (¡o nunca!).  

Digamos que por algún motivo te entra la duda y empiezas a buscar en internet, y te encuentras con muchos nombres de enfermedades de transmisión sexual y síntomas, fotos…y lo peor…la posibilidad de tener una (o varias) ETS y ni siquiera enterarte…Si. Muchas veces -quizá la mayoría-, las ETS no tienen síntomas y son peligrosamente… silenciosas.

Hay muchas ETS y seguro las has oído nombrar, las más comunes son: papiloma humano, herpes genital y herpes oral, hepatitis B, VIH, sífilis, gonorrea, piojos púbicos, verrugas genitales, sarna humana, tricomoniasis, moluscum contagiosum

Cada ETS tiene síntomas diferentes y estos pueden aparecer y desaparecer por momentos, y hacerte pensar que la infección se fue pero… ¡no!

También, los síntomas pueden ser muy leves y no molestar tanto, o puedes confundirlos con otra cosa. Todo esto hace que sea muy pero muy difícil saber si tienes una ETS, sólo por cómo te ves o sientes. En todo caso, algunos síntomas comunes de las ETS que es importante tener en cuenta son: 

  • Llagas o bultos en los genitales, muslos, nalgas o alrededor de estos.
  • Algún flujo o fluido diferente al normal en tu vagina o pene.
  • Ardor al orinar o ganas de orinar todo el tiempo.
  • Picazón, dolor, irritación y/o hinchazón en tu pene, vagina, vulva o ano.
  • Tener síntomas parecidos a los de la gripe como fiebre, dolor en el cuerpo, glándulas inflamadas y cansancio.

Como decía antes, lo difícil es que todos estos síntomas también pueden ser causados por otra cosa (por ejemplo, infecciones urinarias o infecciones vaginales por hongos o bacterias). Por eso, no es para nada recomendable autodiagnosticarte ni mucho menos automedicarte, pues esto puede empeorar las cosas. 

Tampoco es recomendable no hacer nada y esperar que el asunto se quite solo, pues muchas de estas infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden causar problemas de salud graves si no se tratan. Y no sólo eso, dejarlas sin tratamiento hace que tengas más riesgo de contagiarte de otras como el VIH, y además de contagiar a tu(s) pareja(s) sexual(es). 

Tampoco recomiendo comenzar a buscar en internet todo lo que puedas encontrar sobre enfermedades de transmisión sexual y síntomas, consecuencias, peligros, tratamientos caseros, etc. Usualmente encontrarás mucha información que no necesariamente es verdadera, lo que puede causar confusión y/o llevarte a recomendaciones nada…recomendables. 

La mayoría de las ITS se pueden curar fácilmente con medicamentos, y para las que no hay cura, de todas maneras hay tratamientos que ayudan con los síntomas y a manejarlas. Y entre más rápido se traten, más fácil es curarlas y/o controlarlas. La única manera segura de saber si tienes una ITS, es hacerte pruebas. 

Osea, este es uno de esos casos donde es mejor “agarrar el toro por los cuernos” y entre más rápido lo hagas mejor. Si tienes alguna sospecha o duda (o si te enteras de que tu pareja sexual tienen una ITS) ve prontito a hacerte los exámenes, así te aseguras de: 

  • Saber con certeza si tienes una ITS y cuál es.
  • Comenzar el tratamiento adecuado cuanto antes.
  • Protegerte de futuras posibles complicaciones, problemas de salud y de otras ITS como el VIH.
  • Si tienes una ITS, avisarle a tu(s) pareja(s) sexual(es) para que se pueda(n) hacer pruebas y tratar si es necesario.
  • No contagiar a otras personas.

Si tienes algún síntoma, señal, duda, sospecha o preocupación, lo más recomendable es ponerte en contacto con unx doctorx, enfermerx, o centro de salud, como los de Planned Parenthood. Allí son expertxs en este tema y sabrán orientarte y ayudarte sin juzgarte. Recuerda, es SUPER normal y MUY común tener una enfermedad de transmisión sexual (y síntomas) en algún momento de la vida.

 

Etiquetas: como-es-tener-el-periodo-para-alguien-trans, no-solo-las-mujeres-menstruan, periodo-diverso, periodo-inclusivo, periodo-trans, salud-sexual-trans, Sexo-Sin-Verguenza