Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

La enfermedad pélvica inflamatoria es una infección grave que ocurre cuando ciertas enfermedades de transmisión sexual (ETS) y otras infecciones no se tratan. Puede causar dolor crónico e infertilidad.

¿Quieres hacerte un examen de enfermedad pélvica inflamatoria?

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

¿Qué causa la enfermedad pélvica inflamatoria?

La enfermedad pélvica inflamatoria (también conocida como inflamación pélvica) es una infección que afecta el útero, las trompas de Falopio y/o los ovarios. Sucede cuando las bacterias pasan de tu vagina y cuello uterino a otras partes de tu cuerpo. Puede causar dolor crónico y otros problemas de salud graves, como infertilidad.

Usualmente, la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) es causada por dos enfermedades de transmisión sexual -clamidia y gonorrea. Aunque la clamidia y la gonorrea se pueden curar fácilmente con antibióticos, muchas personas no reciben tratamiento porque no se dan cuenta que las tienen, pues es muy común no tener síntomas. Por eso es tan importante hacerse los exámenes de las infecciones de transmisión sexual (ITS) regularmente.

Cuando no se tratan, la clamidia, la gonorrea y otras infecciones como la vaginosis bacteriana, pueden causar enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). La EPI es común: más de un millón de personas la contraen cada año.

¿A qué síntomas de la enfermedad pélvica inflamatoria debo prestar atención?

Al comienzo, en la etapa inicial de la infección, muchas personas no saben que tienen enfermedad pélvica inflamatoria. Usualmente las personas con inflamación pélvica no tienen síntomas, o éstos son tan leves que no los sienten (sobre todo cuando la infección está comenzando). Entre más tiempo tengas la infección, los síntomas tienden a empeorar.

Los síntomas de la enfermedad pélvica inflamatoria incluyen:

  • periodos más largos, abundantes y dolorosos

  • dolor en tu abdomen

  • sentir mucho cansancio

  • fiebre o escalofríos

  • flujo vaginal con mal olor

  • dolor durante el sexo

Si tienes alguno de estos síntomas, consulta con tu doctorx o en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti de inmediato. La enfermedad pélvica inflamatoria puede ser peligrosa si no se trata.

Algunos síntomas de la EPI se pueden confundir con otros problemas de salud, como apendicitis o endometriosis. Por eso, la única manera de saber con certeza qué tienes, es ir donde tu doctorx para que te revise.

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad pélvica inflamatoria?

Si la enfermedad pélvica inflamatoria no se trata, puede causar problemas de salud graves que en ocasiones pueden ser mortales. Por ejemplo, la infección puede pasarse a otras partes de tu cuerpo. También puedes tener más riesgo de embarazo ectópico, que puede causar la muerte. Las personas con EPI pueden tener dolor crónico en la parte baja del vientre e infertilidad.

Cuanto más tiempo tengas inflamación pélvica, tienes más chances de tener problemas de salud peligrosos y de larga duración, y también infertilidad. Por eso, es muy importante que un doctorx te revise cualquier síntoma que tengas. También, es igual de importante hacerte los exámenes de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) regularmente. Entre más pronto lo hagas, mejor. 

La enfermedad pélvica inflamatoria se puede tratar. Sin embargo, puede que el tratamiento no pueda remediar los daños (como la formación de cicatrices), causados por una EPI de larga duración. 

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad pélvica inflamatoria?

Como la enfermedad pélvica inflamatoria suele ser causada por la clamidia o la gonorrea, una de las mejores maneras de prevenir la es hacerte los exámenes de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Muchas personas que tienen clamidia o gonorrea no tienen síntomas. Por eso, la única manera de saber si tienes alguna de estas ETS es haciéndote los exámenes.

La clamidia y la gonorrea pueden tratarse y curarse fácilmente con antibióticos. Entre más pronto te hagas (y tus parejas sexuales) los exámenes y comiences el tratamiento, tienes menos riesgo de tener inflamación pélvica. Otra buena manera de prevenir estas y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), es usar condón cada vez que tengas sexo es y asegurarte de tener sexo seguro (sexo más seguro)

Los anticonceptivos hormonales NO previenen las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por lo que usar anticonceptivos no quiere decir que tengas protección contra ellas. Por eso es buena idea usar condón junto con tus anticonceptivos para prevenir las ETS, que en últimas pueden convertirse en enfermedad pélvica inflamatoria.

Hacerse duchas vaginales también puede causar enfermedad pélvica inflamatoria, pues pueden hacer que las bacterias pasen a otras partes de tu cuerpo. En general, las duchas vaginales no son buenas para tu vagina, pues pueden causar irritación e infecciones. Entonces, ¡no te hagas duchas vaginales!

La enfermedad pélvica inflamatoria es muy común y es muy fácil que ocurra sin darse cuenta. Por eso es tan importante hacerte las pruebas de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y que consultes con un doctorx si notas algún síntoma de inflamación pélvica.