Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Si no hubiese acudido a Planned Parenthood, no hubiese recibido mi diagnóstico de cáncer de mamas, estadío dos. Tal vez no estaría aquí hoy.

Hace ya once años, a los 27 años de edad, me encontraba entre empleos y sin seguro médico. Durante ese tiempo fue cuando descubrí un bulto en uno de mis pechos durante un auto-examen. No tenía suficientes ahorros para ir a un médico particular, así que preferí ignorar el bulto. No había antecedentes de cáncer de mamas en familia y esperaba que no fuese nada de gran preocupación. Estuve cerca de dejarlo pasar.

Fue cuando me acordé de Planned Parenthood. Llamé a mi centro de salud local y fui a una cita médica. Me diagnosticaron con cáncer de mamas invasivo, estadío 2. Me sorprendió la noticia pero Planned Parenthood me contuvo. Me dijeron “no te preocupes, tienes opciones”. Pasé por quimioterapia, radiación, una lumpectomía, y cinco años de tratamiento hormonal.

Si no hubiese recurrido a Planned Parenthood, no me hubiesen diagnosticado. Tal vez no estaría aquí hoy.

El año pasado, Planned Parenthood realizó 550.000 exámenes de mamas y detectó cánceres tempranos de todo tipo en 85.000 mujeres. Mi consejo para las mujeres es que se tomen la salud de sus pechos con seriedad. Haz los auto-exámenes, haz un chequeo un profesional de la salud, y realiza los controles si algo no se ve bien.

Estoy agradecida de haber tenido acceso a cuidados de salud asequibles durante una etapa de mi vida donde luchaba por pagar mis cuentas. Todos los estadounidenses deben tener seguro médico porque les da seguridad.

Planned Parenthood actuó como mi red de seguridad cuando más lo necesitaba. Gracias por detectar mi cáncer lo suficientemente temprano y así curarme.