Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Yo elijo a Planned Parenthood como mi proveedor de salud sexual y reproductiva porque es un espacio libre de prejuicios. Está lleno de médicos y miembros del equipo quienes realmente les importa.

Mis padres eran inmigrantes y se ocuparon siempre de que mi hermana y yo tuviésemos comida en la mesa, fuésemos a la escuela y nos mantengamos seguras. No poseían las herramientas para explicarnos sobre el sexo seguro o anticonceptivos y la salud sexual. Pero mi hermana y yo supimos que teníamos que mantenernos saludables, así que recurrimos a Planned Parenthood en búsqueda de educación. Sabía que allí sí se encontraba la información correcta, la cual luego empecé a compartir con mis amigos.

Muchos padres y madres y adultos creen que protegen a los adolescentes al no darles información sobre su salud sexual, cuando de hecho les hacen un daño. Necesitamos proveer información a los adolescentes porque a pesar de que a muchos no les guste, los adolescentes tienen sexo; es importante que sepan cómo protegerse y obtener acceso a servicios de salud sexual.

Planned Parenthood ha dado realmente en el blanco en la manera de acercarse a la gente joven. Cuando una persona joven habla con sus pares y les brinda información que puede salvarles la vida, esto construye confianza y crea una red de contención. Crea una cultura donde los jóvenes se sienten empoderados y aún más importante, una cultura donde las personas jóvenes conocen sus opciones y tienen la posibilidad de tomar sus propias decisiones. Esto lo viví en directo en la secundaria como educador de salud sexual para pares de Planned Parenthood. Realmente creo que Planned Parenthood realiza un trabajo increíble al asegurar que los jóvenes obtengan la información que los protegerá el resto de sus vidas.

Una vez que ingresé en la universidad, comencé una transición del trabajo en educación con Planned Parenthood a un trabajo de defensoría. Tuve la oportunidad de participar de un consejo llamado Youth Rising. Nos enfocamos principalmente en las comunidades sub-representadas de nuestros barrios. Colaborar en este consejo me dio herramientas para crear un cambio real y brindar información y acceso a cuidados de salud reproductiva para mujeres, personas de color y jóvenes. Me recordó de la importancia del cambio social desde las bases.

Yo elijo a Planned Parenthood como mi proveedor de salud sexual y reproductiva porque es un espacio libre de prejuicios. También lo componen médicos y empleados que realmente les importa lo que hacen.