Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Cuando estudiaba en el community college, tenía dos trabajos de salario mínimo -y aún así no llegaba a fin de mes y no podía pagar un seguro médico. Un día caminando por los pasillos, vi un aviso anunciando la apertura de un centro de salud de Planned Parenthood en una de los salones de clases. Fui a ver el centro tan bien ubicado y el resto es historia. Dado que pude recibir cuidados preventivos, incluyendo anticonceptivos, pude lograr mis objetivos de vida: graduarme de la universidad y ser madre.

Obtener acceso a anticonceptivos es absolutamente crucial para las mujeres, porque al no tenerlo, no podemos avanzar en la vida -no podemos planear nuestra educación ni planear tener niños cuando podemos mantenerlos. El año pasado, Planned Parenthood brindó servicios de anticonceptivos e información a 3.573.182 mujeres.

Como Latina, percibo con agudeza que las barreras culturales existen en la comunidad latina y pueden ser un obstáculo para acceder a cuidados de salud. Es importante que los latinos tengan acceso a anticonceptivos porque de esa manera, cuando uno puede elegir cuándo y cómo tener hijos, puedes levantar a tu familia, y cuando lo haces, también levantas a tu comunidad.

Planned Parenthood se acerca a los estadounidenses latinos a través de una comunicación comprometida y personal. Los sitios web de información en inglés y español ayudan a los latinos a entender la Ley de Cuidados de Salud Asequibles y de esta manera acceder a los cuidados de salud que necesitan.

Pude dar el salto del community college a UCLA porque tomé control de mi vida con anticonceptivos asequibles. Diez días después de mi graduación, di a luz a mi hijo. Luego continué con una maestría en Harvard y una carrera política en Washington, DC. en Capitol Hill.