Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Parte de ser adolescente es descubrirse -esto incluye la orientación sexual e identidad de género. Y seguramente tendrán muchas preguntas sin importar qué identidad tengan. Aquí les presentamos información y consejos para poder conversar con tu adolescente sobre identidad.

¿Qué debería tener en cuenta?

La orientación sexual y la identidad de género son dos cosas diferentes. LGBTQ se traduce a lesbiana, gay, bisexual, transgénero, y en cuestionamiento (o queer). Éstas son etiquetas que describen una orientación sexual, así como lo es ser heterosexual.

Transgénero o género no conformista son términos que describen la identidad de género de aquellas personas que no se identifican con el género asignado al momento de nacer. Cisgénero describe la identidad de género de aquellas personas que sí se identifican con el género asignado al nacer.

En cuestionamiento significa estar en proceso de descubrir la orientación sexual o identidad de género. Queer tiene diferentes significados, pero generalmente se usa como una palabra que engloba a la orientación sexual, la identidad de género o presentación de género que no es heterosexual y cisgénero.

A pesar de que la orientación sexual y la identidad sexual son dos cosas diferentes, muchas personas lesbianas, gays o bi y aquellas transgénero o género no conformistas comparten experiencias similares de crecimiento. Pueden crecer con un fuerte sentido de ser diferentes de otras personas, y tienen miedo de ser rechazados por sus familias y amigos.

Si tu adolescente ha “salido del closet” recientemente y te está costando aceptarlo, es importante que sepas que no estás solo. Puede ser de gran ayuda encontrar una comunidad de padres con hijos LGBT para poder procesar estos temas. PFLAG es una gran recurso para familias de jóvenes LGBT. La escuela, el centro LGBT de tu área o el centro de salud de Planned Parenthood más cercano puede ayudarte a encontrar el lugar adecuado para tí.

Algunas personas todavía tienen ideas hirientes sobre el género y la orientación sexual aún cuando las personas LGBT han ganado más aceptación y visibilidad en la cultura dominante. Esto puede traducirse en una tasa más alta de adolescentes sin hogar, con problemas de salud mental y daños a si mismos, y suicidio. Sin embargo, aquellos adolescentes LGBT que sienten el apoyo de su familia y comunidad crecen y se convierten en adultos más felices y más saludables.

¿Cómo le hablo a mi adolescente sobre orientación sexual?

Cuando de orientación sexual se trata, trata de no asumir la orientación sexual de ninguna persona hasta que ésta lo haya clarificado. Aunque es verdad que existen más personas heterosexuales que personas con otras identidades, el asumir que todos son heterosexuales hasta que digan lo contrario envía el mensaje que ser hetero es lo normal. De hecho, no hay una orientación sexual “normal”, y no hay una orientación sexual mejor que otra.

Si tu y tu adolescente nunca han conversado sobre orientación sexual, encuentra el momento para decirles que tu piensas que todas las personas de todas las orientaciones sexuales se merecen respeto. Puedes hablarle de tus amigos LGBT o familia, o tal vez personajes de la TV o celebridades como manera de mostrar tu respeto hacia personas de todas las orientaciones sexuales; y pregunta su opinión al respecto.

Si tu eres lesbiana, gay, bi, o queer, contar tu propia experiencia al salir del closet puede ayudar a tu adolescente a sentirse cerca tuyo, y ayudarle a no sentirse solo si están en proceso de cuestionamiento.

Hablar sobre respetar a las personas lesbianas, gays, bi y queer no va a cambiar la orientación sexual de tu adolescente. Mostrar tu respeto por la comunidad LGBT puede ayudarle a aceptarse mientras exploran su orientación sexual o decide contarte su orientación sexual. Y si no es LGBTQ, estás dando un buen ejemplo de cómo respetar a otras personas diferentes a ti.

¿Qué debo hacer si mi adolescente sale del closet como lesbiana, gay, o bi?

Los padres son muchas veces los últimos en enterarse que su adolescente es LGBTQ. ¿Por qué? Porque tu eres lo más importante, y la apuesta es muy alta. Muchos adolescentes tienen miedo de desilusionar a sus padres y pueden tener miedo de ser desheredados o echados de casa.

El enterarse de la orientación sexual de tu adolescente puede ser abrumador en un principio. Puede que tengas preguntas sobre cuál es la mejor manera de reaccionar ante esta situación. Lo más importante a saber es que ellos estarán mejor si cuentan con el apoyo de su familia.

Aquí presentamos algunos consejos de qué hacer y que no al tratar de entender y apoyar al adolescente LGBQ:

  • Hazle saber que lo amas. Los adolescentes LGBQ pueden llegar a necesitar más seguridad que adolescentes hetero sobre el amor que le tienen sus padres.

  • Usa la misma palabra que tu adolescente utiliza al describir su orientación sexual. Toma nota de qué palabra usa para describir su orientación sexual y utilízala. Y si no quiere usar ninguna etiqueta para describir su orientación -aún si está involucrado con alguien de su mismo sexo- esto también es aceptable.

  • No lo presiones para que admita su orientación sexual si sospechas que tu hijo es LGBQ. Algunas personas no cuestionan su orientación sexual hasta ser mucho mayores. Otros descubren su orientación sexual de jóvenes pero no se sienten listos para admitirlo a sus padres u otras personas por años -y esto está bien.

  • No asumas que esto es solo una fase -pero sí que la orientación sexual puede ser fluida para algunas personas y que las etiquetas pueden cambiar. Lo importante, sin importar qué, es aceptar y creer lo que tu adolescente te cuenta sobre su propia orientación sexual, y que no hay nada que puedas hacer para cambiarla.

  • Respeta los deseos de tu adolescente sobre a quiénes quiere revelar su orientación sexual. Algunas personas salen del closet con todos los que conocen y otros prefieren decirlo solo a pocas personas. Es decisión de tu adolescente. Alentarlo que esconda su orientación sexual le envía el mensaje que no lo apruebas. Trata de apoyar con fortaleza a tu adolescente en sus opciones de salir del closet.

  • Ayúdale a dilucidar cómo contarle a otros sobre su orientación sexual. Conversa sobre las diferentes opciones disponibles si la situación no salió como planeaba. Esta es una habilidad que necesitará para el resto de su vida, de manera que ayudarle hoy demuestra tu amor y contención.

¿Cómo hablo con mi adolescente sobre identidad de género?

La identidad de género trata de cómo uno se siente por dentro y cómo demuestra el género por apariencia y comportamiento. Es un sentimiento que comienza desde temprano en la vida. No toda identidad de género es la misma que el sexo asignado en la partida de nacimiento. Esto significa que no todo el que tiene pene es un niño u hombre, y que no todo el que tiene vulva es una niña o mujer.

La identidad de género no se trata de la anatomía que tienes -y preguntar a una persona transgénero o género no conformista sobre sus cuerpos NUNCA es aceptable.

Los estereotipos de género separan al mundo en cualidades “masculinas” versus “femeninas”. Por ejemplo, los estereotipos de género nos dicen que solo las mujeres se visten de rosa. Pero realmente, cualquiera puede vestirse de rosa y no tiene relación alguna con su identidad de género (ni con su orientación sexual). Estos estereotipos limitan a las personas, y fuerza a tu adolescente a sostener estereotipos de género que le impiden ser su mejor versión.

La transfobia es el miedo u odio de las personas transgénero o género no conformistas. Es la creencia que estas personas son delirantes, van contra la naturaleza, o tratan de engañar a otros. La transfobia es extremadamente peligrosa. Las personas transgénero o género no conformistas -en particular, las personas de color- enfrentan frecuentemente discriminación y violencia.

Los padres de adolescentes pueden jugar un rol vital en la prevención de este tipo de violencia. Habla con tu adolescente sobre la importancia de respetar y defender a las personas transgénero o género no conformistas de la violencia y del odio. Diles que nunca es aceptable el acosar a otro por cómo eligen expresar su género. Ayúdale a aprender cómo pelear contra el bullying.

Si tu adolescente tiene preguntas sobre identidad de género, pueden aprender más sobre el tema aquí.

¿Qué debo hacer si mi adolescente se revela como transgénero o género no conformistas?

Debido a que la identidad de género es algo que se forma en las etapas tempranas de la vida, tu adolescente ya tendrá su identidad de género definida para el momento que llegue al secundario. Así que necesitarán de tu amor y comprensión sin importar el momento en el cual decidan revelarlo, antes, durante o después del secundario.

Aquí sugerimos algunos consejos básicos sobre cómo conversar sobre la identidad de género con tu adolescente transgénero o género no conformista y tu familia:

  • Hazle saber a tu adolescente transgénero o género no conformistas que lo amas. Necesita escuchar esto de ti y saber que tu le ves y amas tal como es.

  • Utiliza los pronombres de género y nombre que tu adolescente prefiera. Cambiar el nombre y pronombres (i.e. de “él” a “ella”) para coincidir con su identidad de género es parte común del proceso de salir del closet. “Él” y “ella” no son los únicos pronombres de género que existen. Muchas personas de género no conformistas utilizan “ellos”, “ze”, u otros.

  • Conoce los términos relacionados con los trans y sus etiquetas.

  • No utilices palabras como travesti, tranny, o él-ella -están ya fuera de uso y pueden ser hirientes. Pide que otros familiares y amigos tampoco los utilicen.

  • No des por sentado que es solo una fase. Un adolescente no es demasiado pequeño para saber su identidad de género. Muchos empiezan a reconocerse cuando son muy pequeños.

  • No actúes como si fuera una enfermedad mental. Las personas transgénero o género no conformistas no deliran ni necesitan terapia de salud mental. Sin embargo, pueden sufrir condiciones de salud mental como depresión y ansiedad como resultado de no ser aceptados, entendidos o a raíz de la violencia sufrida.

  • Respeta los deseos de tu adolescente sobre quiénes son las personas con las que quiere compartir su identidad de género. Algunas personas salen del closet con todos los que conocen y otros prefieren decirlo solo a pocas personas. Es decisión de tu adolescente. Alentarlo a que esconda su identidad de género envía el mensaje que no lo apruebas. Trata de apoyar con fortaleza a tu adolescente en sus opciones de salir del closet.

  • Ayúdale a dilucidar cómo contarle a otros sobre su identidad de género. Conversa sobre las diferentes opciones disponibles si la situación no salió como planeaba. Esta es una habilidad que necesitará para el resto de su vida, de manera que ayudarle hoy demuestra tu amor y contención.

  • No lo acuses de ser “demasiado sensible”. Las personas transgénero o género no conformistas tienen derecho a expresar cuando alguien dice algo hiriente, y es muy bueno cuando las personas jóvenes se defienden a sí mismos.

Recuerda que ser una persona transgénero o género no conformista no es una tragedia. No significa que tu adolescente vivirá una vida en solitario ni que recibirá violencia dondequiera que vaya. De hecho, salir del closet y transicionar es el principio de una vida más libre y verdadera para muchas personas y es razón de celebración.

¿Cómo creo un espacio seguro para mi adolescente LGBTQ?

Un lugar seguro es aquel donde tu adolescente LGBTQ pueden ser ellos mismos sin homofobia, transfobia, bullying, acoso o violencia. Es un lugar donde las personas que los rodean -así como las personas a cargo- acuerdan que los comportamientos y actitudes negativas hacia las personas LGBTQ son inaceptables.

El hogar debe ser un espacio seguro donde tu adolescente pueda crecer, explorar sus intereses, y trabajar para lograr sus sueños y anhelos. Los adolescentes LGBTQ tienen un esquema de necesidades un poco diferentes a otros en cuanto a sentirse seguros, resguardados y entendidos en el hogar.

  • Pregunta qué necesitan de ti para sentirse apoyados.

  • Estate atento a las señales de depresión o daño a si mismos, y si notas alguno, pregunta si se encuentran bien y si quieren hablar con un terapeuta o consejero.

  • Pregunta sobre sus amigos y abre las puertas de tu casa a los amigos LGBTQ.

  • Conoce con quién salen, haz preguntas y chequea para ver cómo va la relación en el tiempo.

  • Habla con ellos sobre un sexo más seguro y métodos anticonceptivos (Si, los adolescentes lesbianas o gays también deben saber cómo sucede un embarazo y cómo prevenirlo; porque muchos jóvenes identificados como LGBTQ tienen sexo que puede ponerles a riesgo de un embarazo en algún momento).

Es difícil que te vaya bien en la escuela cuando estás preocupado sobre si te harán bullying o te lastimaran, o cuando no sientes sos respetado por tus maestros, entrenadores o mentores. Tu como padre/madre/tutor puedes hacer muchas cosas para que la escuela sea un lugar seguro para tu adolescente.

  • Pregúntale sobre sus experiencias en la escuela -si se sienten seguros, si recibieron bullying en alguna ocasión o acoso, si conocen a otros estudiantes trans o género no conformistas, y si la escuela tiene grupos estudiantiles LGBTQ.

Puede que haya lugares donde no es seguro para que tu adolescente esté fuera del closet o se vista de maneras no conformistas. Pero imponer reglas sobre los lugares donde pueden ir o cómo vestirse los hará sentirse poco aceptados. Mantén un diálogo abierto con ellos sobre su seguridad y así ayudarle a navegar esos espacios y descubrir lo mejor para ellos. Decirle a tu adolescente que “quiero que puedas expresarte como tu te sientas más cómodo, pero quiero que lo hagamos juntos así puedes mantener tu seguridad”, demostrará tu amor y respeto hacia ellos y que estás allí para ayudarlos lidiar con los desafíos que se les presenten.