Es normal que los adolescentes tengan muchas preguntas, muchos pensamientos y sentimientos sobre el sexo y la sexualidad, de tal manera que los padres juegan un rol importante en esto. Aquí compartimos algunos consejos sobre cómo hablar con tu adolescente sobre el sexo.

¿Qué cosas debo tener en cuenta?

Los padres realmente hacen una diferencia. Los adolescentes que mantienen conversaciones frecuentes con sus padres sobre una variedad de temas relacionados con el sexo son más propensos a dilatar las relaciones sexuales hasta ser mayores, y utilizar condones y otros métodos anticonceptivos para el momento de empezar a ser sexualmente activos. Una gran parte de adolescentes sostienen que sus padres ejercen la mayor influencia con respecto a sus decisiones sexuales.

Muchas escuelas enseñan educación sexual que incluye información sobre abstinencia, sexo más seguro, anticonceptivos, y relaciones -lo cual es genial. Pero nada se compara con la influencia que tú tienes como padre/madre en la vida cotidiana. Es por eso que hablar del sexo y la sexualidad en el hogar es tan importante aún si tu adolescente obtiene datos correctos de la escuela.

Es importante que compartas cuáles son tus valores personales y creencias sobre el sexo. Si te tomas un tiempo para reflexionar sobre tus valores personales y lo que te gustaría para tu adolescente, entonces será mucho más fácil enviar un mensaje claro cuando hables de sexo con él o ella. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo consideras sería aceptable que tenga sexo?

  • ¿Quisieras que primero esté involucrado/a en una relación estable o casado/a?

  • ¿Quisieras que finalizara primero el secundario?

Si eres claro sobre lo que esperas de él/ella, también será más probable que adopte estas expectativas y sentimientos. Sin importar lo que tu esperas, es también importante el hablar sobre las maneras existentes de protección durante el sexo; la utilización de anticonceptivos y condones. Esto le dará un marco de apoyo a tu adolescente con importante información y le dejará en claro que puede hablar contigo sobre todos estos temas.

No se trata solo de hablar. Es importante mantener una buena relación con él/ella y dejar en claro cuáles son los límites. Es relevante el poder hablar sobre tus valores, de lo que esperas, de los anticonceptivos y condones. También lo es el mantener un relación cercana con tu adolescente basada en el respeto mutuo.

Los estudios revelan que los adolescentes son menos propensos a tomar riesgos -como tener sexo sin protección, drogarse, beber alcohol o fumar- si sienten que tienen una relación estrecha con sus padres. Al mantenerse involucrado en su vida, escucharlo y compartir tu vida e intereses con él o ella ayudará a establecer una relación cercana con tu adolescente.

El mantener límites también puede ayudar a tu adolescente a evitar situaciones de riesgo. Aquí te contamos algunas cosas que puedes hacer:

  • Limita el tiempo que tu adolescente tiene permitido pasar con otros adolescentes sin un adulto alrededor.

  • Trata de disuadir a tu adolescente de tener amigos mucho mayores que él o ella.

  • Conoce a los amigos y de ser posible a sus padres.

  • Pregunta dónde va y dónde ha estado.

  • Pon un horario máximo de regreso a casa (curfew).

¿Cómo ayudo a que mi adolescente dilate tener sexo hasta estar listo/a?

Además de conversar con él o ella sobre tus expectativas sobre el sexo, también ayuda comprender por qué tu adolescente puede estar motivado a tener sexo. Aquí describimos 7 razones comunes porque los adolescentes eligen tener sexo y algunas sugerencias sobre cómo responder:

1. “Me sentiré mayor”
A medida que madura físicamente y ejerce más y más su independencia, algunos adolescentes se sienten listos para tener sexo y piensan que esto los hará sentirse mayores e independientes.

Algunas respuestas posibles son:

  • “Puedo entender que quieras sentirte mayor. ¿De qué otras maneras puedes sentirte más adulto sin tener sexo?”

  • “Si tienes sexo y algo inesperado sucede, como quedar embarazada o contraer una ETS, ¿cómo manejarías eso? ¿Cómo afectaría tu futuro?”

  • “Ser mayor significa lidiar con las responsabilidades que el sexo conlleva. ¿Puedes decirme cuáles piensas que son esas responsabilidades?”

2. “Sé que me gustaría el sexo”
Para muchos adolescentes, la vida se trata de un “aquí y ahora”. Les puede resultar difícil el sopesar los beneficios a corto plazo -placer físico o satisfacción emocional- contra las posibles y serias consecuencias -ETS y/o un embarazo no planeado. Y antes de realmente poder disfrutar del sexo, tu adolescente y su pareja necesitan adquirir un consentimiento mutuo.

Algunas respuestas posibles son:

  • “El sexo puede parecerte una buena idea en este momento, pero puede traer consecuencias serias. ¿Has pensado en un embarazo o en las ETS?”

  • “Sé que crees que disfrutarás de tener sexo. Pero hay otras muchas maneras de sentirse bien y cerca de la otra persona sin tener sexo.”

  • “El sexo se trata del disfrute propio y el de tu pareja. Tienes que estar seguro que sabes que ellos quieren hacer lo que tu también quieres hacer. ¿Estás listo/a para hablar sobre ello con tu pareja?”

3. “Está bien si tengo sexo porque todos lo están haciendo”.
Los adolescentes frecuentemente piensan que muchos más de sus pares son activos sexualmente de lo que realmente lo son. Dale solo los hechos.

Maneras alternativas de responder:

  • “No, no es así. En promedio, los adolescentes comienza a tener sexo vaginal a los 18 años”.

  • “Muchos adolescentes que ya tuvieron sexo desean haber esperado más tiempo”.

4. “Yo creo en tener sexo si realmente amo a la otra persona”. / “Quiero sentirme más cerca de mi pareja”. / “Tener sexo es la mejor manera de demostrarle a mi pareja que lo/la amo”.
Muchos adolescentes creen que perderán a su pareja si no tienen sexo. Otros creen que necesitan del sexo para demostrar a sus parejas que las aman. Y a veces no piensan en otras maneras de demostrar sus sentimientos aparte de tener sexo.

También necesitan saber que nunca es correcto presionar al otro para tener sexo, y que de ser así puede ser un síntoma de una relación insalubre o abusiva.

Maneras alternativas de responder incluyen:

  • “En una relación verdaderamente amorosa tu pareja te respeta y no te presiona para tener sexo. ¿Tu novio/novia/pareja te está presionando?”

  • “El sexo puede ser una manera especial de compartir el amor con alguien. Pero deberían amarte sin importar si tienes sexo o no. Pensemos en otras maneras de compartir amor sin tener sexo”.

5. “Yo conozco personas que han tenido sexo muy jóvenes, por qué yo no? / “Tu tuviste sexo de muy joven -yo puedo lidiar con las consecuencias tanto como tú lo hiciste”.
Las personas no siempre cuentan toda la historia en cuanto a cómo lidiaron con las responsabilidades y consecuencias del sexo. Y dado que sus cerebros no se encuentran totalmente desarrollados, los adolescentes no pueden pensar realmente en los riesgos que el sexo implica. Puedes ayudar a tu adolescente con eso -tal vez elijas contarle tu propia historia como ejemplo.

Algunas maneras de responder:

  • “Es cierto. Yo tuve sexo a tu misma edad, así que  tal vez te parezca confuso que te sugiera que esperes. Pero realmente deseo haber esperado un poco más. No estaba lista/o y tuve que pasar por muchas cosas a raíz de ello”.

  • “Cuando estaba en el secundario, pensaba que estaría con mi pareja para siempre. Pero estoy contento/a que esperé a tener sexo, y que usé anticonceptivos y condones. Pude ir a la universidad, conseguir un trabajo, y generar mi propio dinero antes de tener un hijo”.

6. “Si tengo sexo, finalmente sabré de qué se trata”.
Para muchos adolescentes, la curiosidad juega un rol importante al elegir tener sexo.

Algunas alternativas de respuesta:

  • “Puedo entender que sientas curiosidad, pero esa no es una buena razón para tener sexo. Tener sexo es realmente una decisión importante”.

7. “Les voy a agradar más a otras personas si tengo sexo”.
Muchos adolescentes creen que serán más “populares” con sus pares y más atractivos a sus parejas si tienen sexo. Tú puedes ayudarlo/a a entender que el sexo se define por cómo te hace sentir, y que no se trata de lo que los otros piensen de él o ella.

Algunas maneras de responder:

  • “Te puede parecer que el sexo es una buena manera de hacerse popular, pero no es suficiente razón para hacerlo. Deberías solo tener sexo si tu quieres y porque es el momento justo para ti”.

  • “¿Cómo piensas que tus amigos se sienten respecto a que tengas sexo? ¿Piensas que un/a verdadero/a amigo/a pensaría de esa manera? ¿Te sientes presionado/a?

Puedes brindarle tu apoyo para que esperen a tener sexo al ayudarlo a pensar cómo decir no al sexo en el momento. Pregunta qué cosas alguien podría decirles para convencerlo/a que debe tener sexo. Puede practicar qué responder. Puede llegar a pensar las siguientes alternativas:

  • “No es para mí”.

  • “Somos demasiado jóvenes para esa responsabilidad”.

  • “Mis planes para el futuro son mucho más importantes que tener sexo en este momento”.

  • “No me siento con ganas”.

  • “¿Por qué presionas tanto si ya te dije que ‘no’?”

  • “Mi mamá se enojaría mucho”.

  • “Puedo quedar embarazada o contagiarme algo”.

  • “Va contra mi religión”.

  • “NO”.

¿Cómo hablar con mi adolescente sobre las ETS y un sexo más seguro?

Las ETS son bastante comunes, y muchas personas se contagian de por lo menos una en algún momento de la vida. Las personas jóvenes entre 15 y 24 años en EE.UU. corren el riesgo más alto de contraer una ETS -conforman una parte pequeña de la población sexualmente activa pero contraen la mitad de las nuevas ETS cada año.

No necesitas ser un/a experto/a en salud sexual para ayudar a tu adolescente a evitar las ETS. Alienta a tu adolescente a que aprenda sobre el sexo más seguro. Hazle saber que si él o ella va a tener sexo, que tu esperas que use protección, como un condón, cada vez. Si tiene sexo vaginal, es importante hablar sobre anticonceptivos. Recuerdale que sin importar lo que pase, lo amas, y siempre puede recurrir a ti si está preocupado por una ETS o cualquier otra cosa.

Aquí compartimos algunas cosas realmente importantes que tu adolescente necesita entender sobre un sexo más seguro:

  1. Cada vez que tienes sexo vaginal, anal u oral sin un condón o barrera bucal, te pones en riesgo de contraer una ETS. Los adolescentes no siempre piensan que el sexo oral cuenta como “sexo”, y no saben que pueden contagiarse una ETS de esta manera.

  2. Las ETS no siempre tienen síntomas. La mayoría de las personas no tienen síntomas al contraer una ETS así que no saben siquiera que están infectadas. Pero pueden contagiar a otras personas y causar problemas.

  3. Es muy fácil hacer un exámen de detección de ETS. Está muy bien que tu adolescente pida tu ayuda para hacer un exámen de detección y debería saber que no siempre se requiere un permiso parental para hacerlo. Siempre puede acudir a un centro de salud cercano, como el de Planned Parenthood, y hacerse un exámen de detección si están preocupados por algo, si el condón se rompió o si no usaron uno en absoluto.

¿Cómo hablo con mi adolescente sobre la masturbación?

Es totalmente normal que los adolescentes se masturben. La masturbación es segura, placentera, reduce el estrés o los dolores relacionados con el período y no tiene efectos secundarios negativos. Es el sexo más seguro que existe. No debes alarmarte si te enteras que tu adolescente se masturba. Masturbarse puede satisfacer un sentimiento sexual y ayudar a los adolescentes a conocer mejor sus propios cuerpos.

Los adolescentes escuchan muchos mitos sobre la masturbación -que solo los hombres lo hacen, o que todos lo hacen y él o ella son considerados ‘raros’ por no hacerlo. La verdad es que las personas de todo género se masturban, pero no todos lo hacen. Es normal si lo haces, y también es normal y está bien si NO lo haces. Asegurarse que tu adolescente comprenda estas cosas puede ayudarlo/a a lidiar con los mitos que escuchan de otros.

Durante la adolescencia, los adolescentes tienden a desear más privacidad y se sienten más conscientes de sus cuerpos. Y si es para masturbarse o no, tu adolescente seguramente querrá más privacidad de la que necesitaban cuando eran más pequeños. Deja que cierren la puerta de su habitación si lo desean y golpea antes de entrar.

¿Qué sucede si te olvidas de golpear la puerta y lo/la encuentras masturbándose? Encuentra un tiempo para conversar y dile que es completamente normal. Y hazle saber que tratarás de respetar su privacidad antes que todo. Probablemente los dos se sentirán un poco avergonzados pero está bien.

¿Cómo hablo con mi adolescente sobre pornografía?

Pornografía o fotos sexualmente explícitas y videos son fáciles de encontrar. De hecho, muchos niños y adolescentes los encuentran accidentalmente mientras buscan otra cosa en línea. Es muy probable que tu adolescente haya visto algo porno en Internet -y algunos adolescentes ya lo hacen regularmente.

La mayoría de las personas que miran pornografía lo hacen por curiosidad sobre los cuerpos de otras personas o el sexo. Pero esto puede acarrear expectativas poco realistas. Tu adolescente debe saber que el sexo pornográfico no es sexo real.

Por ejemplo, los cuerpos de los modelos o actores no son como los cuerpos promedio del resto de las personas. Sus cuerpos están mejorados por cosmética y muchas veces con cirugías y hormonas. La variedad de sexo que las personas tienen en pornografía generalmente no reflejan lo que las personas hacen o gustan hacer en la vida real; y el tiempo que toma en excitarse o mantenerse excitado generalmente es completamente irreal.

Otro ejemplo de mensajes negativos en pornografía es la falta de comunicación entre los actores -verbal y no verbal- antes, durante y luego del sexo. Usualmente no se pregunta por consentimiento, lo cual siempre se debe hacer en una situación real de sexo. Y los actores en pornografía generalmente no parecen utilizar anticonceptivos ni condones.