Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Los capuchones cervicales y el espermicida pueden tener algunos efectos secundarios, pero son totalmente seguros para la mayoría de las personas.

¿Es seguro el capuchón cervical en mi caso?

El capuchón cervical es totalmente seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, es posible que el capuchón no funcione para ti en los siguientes casos:

  • No te sientes cómoda introduciendo tus dedos en tu vagina.
  • Tienes problemas para colocarte el capuchón cervical.
  • Diste a luz o tuviste un aborto en las últimas 6 semanas.
  • Eres sensible o alérgica a la silicona o al espermicida.
  • Tienes cáncer cervical u otras afecciones cervicales.
  • Tú o tu pareja tienen VIH (virus de inmunodeficiencia humana) o SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).
  • Tuviste síndrome de shock tóxico.

No debes usar el capuchón cervical durante el periodo menstrual. Puede aumentar el riesgo de infección. No uses el capuchón cervical de una amiga, ni dejes que ella use el tuyo.

Tu doctora o enfermero pueden ayudarte a decidir si el capuchón cervical es seguro para ti.

¿Cuáles son los riesgos de usar un capuchón cervical?

El espermicida hace que los capuchones cervicales funcionen mucho en la prevención de embarazos. Sin embargo, el producto químico que contienen la mayoría de los espermicidas, el nonoxinol-9, tiene algunos riesgos. Si usas espermicida muchas veces al día, puede irritarte la vagina y aumentar el riesgo de contraer VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Si te preocupa el contagio de ETS, usa condón en combinación con el capuchón cervical y el espermicida para protegerte.

Es posible que algunas mujeres o sus parejas sientan dolor o molestia cuando usan el capuchón cervical. Si sientes dolor o irritación en la vagina después de usar el capuchón cervical, puede ser que seas sensible al espermicida o al material con el que está hecho el capuchón. Puedes probar otra marca de espermicida y ver si hay alguna diferencia. Si la irritación es muy fuerte o el cambio de marca no ayuda, consulta con tu médico.

También debes consultar con tu médico en estos casos:

  • El capuchón cervical es incómodo.
  • Tienes dolor, picazón enrojecimiento o hinchazón en la vagina o la vulva.
  • El flujo vaginal es distinto del normal.
  • Sufres de infecciones de vejiga con frecuencia.

Estas cosas pueden significar que algo está mal. La mayoría de los problemas son fáciles de tratar, así que no te preocupes; simplemente consulta con tu médico lo antes posible.

También presta atención a los síntomas del síndrome de shock tóxico.Es extremadamente inusual, pero quítate el capuchón cervical y llama a tu médico de inmediato si notas lo siguiente:

  • Fiebre alta repentina
  • Una erupción que parece y se siente como una quemadura de sol
  • Diarrea o vómito
  • Dolor de garganta, muscular y de las articulaciones
  • Mareos, desmayos y debilidad

El Capuchón Cervical

  • 71-86% de efectividad.

  • Cuesta hasta $90, pero el costo puede ser de $0.

  • Requiere una receta médica.

  • Se debe colocar antes de la relación sexual.

El capuchón cervical no protege contra las enfermedades de transmisión sexual. Para evitar el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, usa un condón además del capuchón cervical.
Vea los anticonceptivos