Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

La vasectomía (también llamada esterilización masculina) es un procedimiento quirúrgico (operación) seguro y efectivo que te protege contra embarazos de manera permanente. 

¿Estás considerando hacerte una vasectomía?

Encuentra un centro de salud

¿Qué es la vasectomía?

Una vasectomía es una cirugía sencilla hecha por unx doctorx en un consultorio, un hospital o una clínica. Durante la vasectomía, tu doctorx corta o bloquea los pequeños conductos (tubos) que tienes en tu escroto y que transportan los espermatozoides, para que estos no puedan salir de tu cuerpo. Si los espermatozoides no pueden salir, el embarazo no puede ocurrir. El procedimiento es muy rápido y puedes regresar a tu casa ese mismo día. Además, tiene una altísima efectividad para evitar embarazos, casi del 100%.

Hay dos tipos de vasectomía: vasectomía con bisturí (con corte) y vasectomía sin bisturí (sin corte). Los métodos sin corte hacen que haya menos riesgo de infección y otras complicaciones, y en general tardan menos tiempo en sanar.

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y usualmente no se puede revertir. Por eso, lo mejor es que solo te hagas una vasectomía si estás completamente segurx de que no quieres dejar a nadie en embarazo durante toda tu vida.

El término “vasectomía” proviene de los conductos de tu escroto que son bloqueados durante el procedimiento. Estos conductos se llaman los conductos deferentes (del latín vas deferens).

¿Cómo se hace la vasectomía?

Los espermatozoides (las células microscópicas que se unen con un óvulo para causar un embarazo) se producen en tus testículos. Los espermatozoides salen de tus testículos a través de dos conductos (tubos) llamados conductos deferentes y se mezclan con otros fluidos para formar el semen. Los espermatozoides que están en el semen pueden provocar un embarazo si entran a la vagina.

El procedimiento de la vasectomía consiste en bloquear o cortar cada conducto deferente, haciendo que los espermatozoides no puedan llegar al semen. De manera que los espermatozoides se quedan en tus testículos donde tu cuerpo los absorbe. Más o menos 3 meses después de una vasectomía, tu semen deja de tener espermatozoides. A partir de ese momento, tu semen no puede causar embarazos. En todo caso, tendrás la misma cantidad de semen que antes, la única diferencia es que tu semen no tendrá espermatozoides.

La vasectomía no cambia la forma en que se siente tener un orgasmo o eyacular (llegar). Tu semen tendrá el mismo aspecto, textura y sabor que antes de la vasectomía. Lo único que cambia es que no dejará a nadie en embarazo.

¿Se puede revertir una vasectomía?

La vasectomía está hecha para ser permanente, de modo que usualmente no se puede revertir.

En ocasiones, es posible revertir una vasectomía pero en realidad no hay garantías y puede que nunca recuperes la fertilidad. Para revertir una vasectomía se necesita una cirugía complicada que puede ser muy costosa.

El buen resultado de la reversión de la vasectomía depende de:

  • El tiempo que ha pasado desde que te hicieron la vasectomía.

  • El tipo de vasectomía que te hicieron.

  • El tipo de procedimiento de reversión que te hagan y la habilidad que tenga tu doctorx.

Si estás pensando en obtener una vasectomía pero te preocupa la reversión, quizá sea mejor esperar.

Antes de obtener una vasectomía, piensa en todos los cambios en tu vida que pueden afectarte en el futuro. Por ejemplo, un divorcio, una nueva pareja o la muerte de tus hijxs. No necesitas el permiso de tu pareja para hacerte una vasectomía, pero puede ayudar hablar del tema con tu pareja (o con cualquier persona que pueda apoyarte y aconsejarte al respecto).

Hay otras maneras de prevenir embarazos que no son permanentes como el condón, el sexo sin penetración vaginal y el coito interrumpido (eyaculación por fuera de la vagina). Además, tu pareja sexual también tiene muchas opciones de métodos anticonceptivos. Por ejemplo el dispositivo intrauterino (DIU) y el implante anticonceptivo son casi tan efectivos como la vasectomía y duran mucho tiempo, pero no son permanentes.

Vasectomía

  • 99% de efectividad.

  • Puede costar de $0 a $1,000

  • Es un procedimiento quirúrgico.

  • Se hace una vez y dura para siempre.

La vasectomía no protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Usa condón para ayudar a prevenirlas.
CONOCE TODOS LOS MÉTODOS