Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El espermicida funciona mejor si lo usas de manera correcta cada vez que tienes sexo. Para algunas personas esto es difícil de hacer. El espermicida también puede tener efectos secundarios.

Tienes que usarlo cada vez que tengas relaciones.

Para que el espermicida funcione lo mejor posible, debes usarlo cada vez que tengas sexo vaginal y tienes que usarlo correctamente.

Si no sabes si puedes usar espermicida cada vez que tengas sexo vaginal, hay muchos otros métodos anticonceptivos que son más fáciles de usar y que ofrecen mejor protección contra embarazos. Por ejemplo el dispositivo intrauterino (DIU) y el implante anticonceptivo. Contesta nuestro cuestionario (sólo disponible en inglés) para encontrar el método anticonceptivo que mejor se adapta a ti.

Recuerda: sin importar el método anticonceptivo que utilices, usar condón o condón interno (también llamado condón femenino) cada vez que tengas relaciones, es la mejor manera de bajar tu riesgo de contagiarte de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, usar condón junto con otro método anticonceptivo te brinda extra protección contra embarazos.

Efectos secundarios del espermicida

El nonoxinol-9, un ingrediente que tiene el espermicida, puede irritar los tejidos genitales (la piel de tus genitales) sensibles, especialmente si lo usas varias veces al día. Esta irritación hace que el resigo de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) sea más alto, porque las infecciones pueden entrar más facilmente a tu cuerpo. Además, algunas personas son alérgicas al espermicida.

Si tu o tu pareja sexual sienten dolor o irritación en la vagina o el pene después tener sexo, quiere decir que algunx puede ser sensible al espermicida. Si cambiar de marca no ayuda, puede que el espermicida no sea un buen método anticonceptivo para ustedes.

El espermicida no protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

El espermicida no te brinda ninguna protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, usar espermicida varias veces al día puede hacer que tengas más riesgo de contraer VIH y otras ETS. Esto es porque el químico que tiene el espermicida puede irritar tu vagina y hacer que los gérmenes que transmiten las ETS entren a tu cuerpo más facilmente.

Usar condón y espermicida al mismo tiempo ayuda a protegerte contra las ETS y además, te brinda protección extra contra embarazos. Si vas a tener sexo, la mejor manera de mantenerte saludable es usar condón siempre y hacerte las pruebas de las ETS regularmente.  

Usar espermicida puede ser incómodo.

El espermicida puede salirse de la vagina y resultar engorroso o incómodo. También puede tener un sabor algo extraño.

Espermicida y gel 

  • 71 a 86% de efectividad.

  • Cuesta hasta $270 pero puede ser $0

  • No requiere receta médica (excepto para Phexxi).

  • Colócatelo antes de tener sexo.

El espermicida y el gel no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Para evitar el embarazo y las ETS, usa un condón además del espermicida o el gel.
Conoce todos los métodos