Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Muchas personas se ponen sensibles y tienen cólicos antes y durante su periodo. Esto a veces se llama síndrome premenstrual (SPM). Los cólicos y el síndrome premenstrual son normales y pueden tratarse.

¿Tienes problemas con tu periodo?

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

¿Por qué suceden los cólicos?

Los cólicos menstruales pueden ser muy incómodos y dolorosos, pero suceden por una razón. Durante tu menstruación (también llamada periodo o regla), tu útero se contrae, es decir “aprieta” o se “acalambra”. Esto hace que el tejido que recubre tu útero se desprenda y salga de tu cuerpo. Tu útero se contrae de esta manera para que la sangre de tu periodo salga por tu vagina.

La mayoría de personas tiene cólicos cuando les baja el periodo en algún momento de su vida. Los cólicos suelen sentirse como un dolor punzante en la parte baja del abdomen. Este dolor puede empezar unos días antes que te baje el periodo y a veces continúan durante tu periodo. Los cólicos suelen ser peores durante los primeros días de tu menstruación, cuando el flujo es más abundante.

Puedes tener cólicos incluso desde tu primera menstruación. A medida que pasa el tiempo, pueden volverse más o menos dolorosos. En muchos casos, los cólicos se vuelven más leves a medida que creces.

Los cólicos pueden ser dolorosos y molestos, pero son super comunes y hay muchas formas de tratarlos.

¿Qué puedo hacer para aliviar los cólicos?

Aquí te compartimos algunos consejos para aliviar los cólicos:

  • Tomar medicamentos para el dolor de venta libre (sin receta médica), como ibuprofeno (Advil), naproxeno (Aleve) o acetaminofén (Tylenol). Asegúrate de seguir las instrucciones que vienen en el empaque. Si tienes alergia a la aspirina o asma grave, habla con tu doctorx antes de tomar analgésicos.

  • Hacer ejercicio.

  • Ponerse una almohadilla térmica en el abdomen o en la parte baja de la espalda.

  • Tomar un baño de inmersión caliente.

  • Tener un orgasmo (solx o con tu pareja).

  • Descansar.

  • Usar anticonceptivos hormonales (como las pastillas anticonceptivas, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, el implante anticonceptivo y el dispositivo intrauterino hormonal).

  • Acupuntura y acupresión. 

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés), que es una terapia con corrientes eléctricas leves para estimular tus nervios y aliviar el dolor.

  • Ciertas vitaminas y hierbas como la vitamina B1, el aceite de pescado, el fenogreco (alholva), el jengibre, la raíz de valeriana, la zataria, y el sulfato de zinc.

Los cólicos son una parte bastante normal de la menstruación, pero a veces causan tanto dolor que es difícil hacer las actividades de cada día, como ir a estudiar o trabajar. Si tienes mucho dolor durante tu periodo y los medicamentos para el dolor de venta libre no ayudan, habla con tu doctorx o enfermerx. Te pueden ayudar a encontrar otras formas de manejar el dolor. Quizá también te revisen para ver si está sucediendo algo más grave. 

Cuando hay cólicos muy fuertes pueden ser una señal de:

  • Enfermedad pélvica inflamatoria: una infección en tus órganos reproductivos.

  • Endometriosis: una condición médica que ocurre cuando el tejido que cubre tu útero crece fuera de este.

  • Adenomiosis: cuando el tejido que recubre tu útero crece dentro de la pared muscular de este.

  • Fibromas uterinos: tumores no cancerosos que crecen dentro de tu útero, en sus paredes o en la parte externa de este.

Los cólicos causados por estas condiciones pueden empezar a aparecer a medida que creces. Pueden empeorar con el paso del tiempo, también pueden durar más que los cólicos menstruales o continuar por más días después de que termine tu periodo.

Si tus cólicos son muy fuertes y no puedes manejarlos, o si tienes otros síntomas difíciles de manejar, llama a tu doctorx o al centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti. Conoce más acerca de los temas más importantes de tu salud sexual y reproductiva en nuestro sitio web.

¿Qué es el síndrome premenstrual (SPM)?

El síndrome premenstrual (también llamado SPM o PMS por sus siglas en inglés), son los síntomas físicos y emocionales que algunas personas sienten antes y durante el periodo. El síndrome premenstrual es causado por los cambios hormonales que suceden durante el ciclo menstrual.

Hay quienes tienen SPM cada vez que les baja el periodo, pero hay personas que solo les da de vez en cuando. También, puede que tengas todos los síntomas comunes del síndrome premenstrual o solo algunos. Incluso, hay quienes nunca tienen SPM.

Hay dos tipos de síntomas del síndrome premenstrual: los físicos y los emocionales.

Los síntomas físicos incluyen:

  • antojos de ciertas comidas o tener más hambre que de costumbre.

  • sensibilidad, hinchazón y dolor en tus pechos

  • sentirse hinchadx (sentir el abdomen lleno e inflado)

  • subir un poco de peso

  • dolores de cabeza

  • mareos

  • hinchazón en las manos o pies

  • dolor muscular o en las articulaciones

  • sentir más cansancio de lo normal o necesitar hacer más siestas

  • problemas en la piel, como tener granos

  • molestias estomacales

  • cólicos menstruales o dolor en el abdomen

Los síntomas emocionales incluyen:

  • tristeza, depresión, tensión o ansiedad

  • cambios en tu estado de ánimo

  • sentir más irritación y enojo de lo normal

  • llanto repentino

  • pocas ganas de socializar o de estar con otras personas

  • dificultad para concentrarse

  • problemas para quedarte o mantenerte dormidx

  • cambios en el deseo sexual

Es común que tengas algunos de estos síntomas y no otros. Por ejemplo, puedes sentirte hinchadx y tener dolor en los pechos, pero no tener cambios en tu estado de ánimo o problemas en la piel. Los síntomas también pueden cambiar de un mes a otro: un mes puedes sentir cansancio y enojo y el otro no, o puedes tener cólicos un mes y no el siguiente. Es diferente para cada persona.

Para que unx doctorx te diagnostique con síndrome premenstrual, debes tener síntomas durante al menos 3 meses seguidos. Deben comenzar durante los 5 días antes de tu periodo e interferir con tus actividades normales como el estudio, el trabajo o el ejercicio. Si piensas que tienes síndrome premenstrual, lleva un registro de tu periodo y de los síntomas diarios durante al menos 2 o 3 meses. Puedes usar un calendario o nuestra aplicación para monitorear tus síntomas del síndrome premenstrual.

Otras condiciones, como la depresión y la ansiedad, la perimenopausia y las enfermedades de la tiroides pueden parecerse al síndrome premenstrual. Por eso, la única forma de saber con certeza qué tienes es consultar con unx doctorx.

Algunas personas tienen un tipo de síndrome premenstrual muy intenso que se llama trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Los síntomas del trastorno disfórico premenstrual pueden ser muy severos y pueden incluir sensación de pérdida de control, depresión, ataques de pánico y pensamientos suicidas. Si crees que tienes síntomas del síndrome disfórico premenstrual, consulta con unx doctorx lo antes posible. 

¿Qué puedo hacer para aliviar el síndrome premenstrual?

Mucho de lo que ayuda a aliviar los cólicos menstruales también ayuda a alivar el síndrome premenstrual. Estas son algunas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas:

  • Tomar medicamentos para el dolor de venta libre (sin receta médica), como ibuprofeno (Advil), naproxeno (Aleve) o acetaminofén (Tylenol). Asegúrate de seguir las instrucciones que vienen en el empaque. Si tienes alergia a la aspirina o asma grave, habla con tu doctorx antes de tomar analgésicos.

  • Hacer ejercicio aeróbico como caminar, correr, andar en bicicleta, nadar o cualquier actividad que aumente tu frecuencia cardiaca. El ejercicio regular (al menos 30 minutos la mayoría de días de la semana) es ideal.

  • Hacer ejercicios de respiración, meditación o yoga.

  • Descansar. Tener una rutina regular para dormir todas las noches puede ayudar a bajar los niveles de estrés, los cambios en tu estado de ánimo, el cansancio y la fatiga.

  • Tener una alimentación saludable que incluya frutas, verduras (en especial hojas verdes), granos integrales y yogurt.

  • Bajar el consumo de grasas, sal, azúcar, cafeína y alcohol.

  • Asegurarte de que tu dieta tenga vitaminas suficientes o toma suplementos vitamínicos. Si no consumes el calcio suficiente, toma un suplemento de 1,200 mg de calcio todos los días. El magnesio y la vitamina E también pueden ayudar.

  • Usar anticonceptivos hormonales (como las pastillas anticonceptivas, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, el implante anticonceptivo y el dispositivo intrauterino DIU hormonal). Tu doctorx puede ayudarte a encontrar un método anticonceptivo que te ayude a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.

Conoce más acerca de los temas más importantes de tu salud sexual y reproductiva.