Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es una forma grave del síndrome premenstrual (SPM). El TDPM puede causar depresión, ansiedad y otros síntomas de la salud física y mental durante las dos semanas antes de tu periodo. Estos síntomas pueden ser tan extremos que se interponen en tu vida diaria, como el trabajo, la escuela o tus relaciones. Los síntomas de TDPM generalmente desaparecen una vez comienza tu periodo, o un día o dos después. 

¿Qué causa el TDPM?

Aún no se conoce con exactitud qué causa el TDPM, pero los científicos piensan que está conectado con los cambios hormonales que ocurren durante tu ciclo menstrual y un químico en tu cebero que afecta tu estado de ánimo, llamado serotonina. 

¿Cuáles son los síntomas del TDPM?

La mayoría de las personas que menstrúan tienen síntomas de SPM, como cólicos, hinchazón, sensibilidad en los senos o cambios de humor antes o durante su periodo. Muchas veces toma un poco más de cuidado atender los SPM. En el caso del trastorno disfórico premenstrual, los síntomas son mucho peor, causando problemas profundos en tu vida diaria. Si tienes cualquier de los síntomas mencionados a continuación y estos se presentan de manera consistente durante una o dos semanas antes de tu periodo (o se ponen peor en ese momento), habla con tu doctor o enfermera sobre el TDPM. 

Los síntomas del TDPM incluyen:

  • Depresión
  • Nerviosismo o ansiedad
  • Ataques de pánico
  • Sensación de cansancio extremo
  • No poder dormir
  • Dificultad para mantener la concentración
  • Sensibilidad en los senos
  • Dolores de cabeza
  • Cólicos
  • Dolor en las articulaciones
  • Hinchazón
  • Antojos de comida

¿Cómo se trata el TDPM?

Si piensas que tienes TDMP, seguramente tu doctora o enfermero te pedirá que le hagas un seguimiento a los síntomas tu periodo por algunos meses. Cuando consultes a tu médico o enfermera, puede que te hagan un examen de sangre u otros análisis para descartar otras causas de tus síntomas. Puede que también te hagan preguntas sobre cualquier antecedente de ansiedad o depresión. 

No existe un tratamiento o medicamento que funcione para todas las personas que tienen trastorno disfórico premenstrual. Tu doctora o enfermera hablará contigo sobre tus opciones, las cuales pueden incluir:

  • Antidepresivos llamados ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).
  • Anticonceptivos hormonales
  • Analgésicos de venta libre (como ibuprofeno o aspirina)
  • Cambios en la dieta y ejercicio regular
  • Herramientas para manejar el estrés (como meditar y otras formas de autocuidado) 

Si estás teniendo dificultad manejando los síntomas emociones, como la depresión o la ansiedad, es una buena idea buscar ayuda de un profesional de la salud mental de inmediato.  Puedes encontrar ayuda local en SAMHSA o contactar a un consejero, tu compañía de seguros, un doctor o una enfermera. También puede ser de ayuda decirle a un/a amigo/a cercano o familiar cómo te estás sintiendo. 

Si estás pensando en hacerte daño:

El TDPM puede ser abrumador, pero no tienes que enfrentarlo sola/o. Recibir ayuda de un consejero o terapeuta es un buen comienzo y tener el apoyo de un doctor o una enfermera para manejar tus síntomas puede hacer que las cosas sean más sencillas. El personal del centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti puede ayudar.