Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El pene y los testículos (huevos) de cada persona son un poco diferentes. Durante la pubertad, crecen y pueden cambiar ligeramente de color. No te preocupes por el tamaño de tu pene, pues todos los tamaños son normales.

¿Esto es normal? Explicación sobre la pubertad en personas con pene | Planned Parenthood Video ¿Esto es normal? Explicación sobre la pubertad en personas con pene | Planned Parenthood Video

¿Mi pene es normal?

Los penes son como los copos de nieve: no hay uno que se parezca a otro. Cuando se trata de penes los hay gruesos y delgados, largos y cortos, derechos o con una pequeña curva: cada uno es único e irrepetible. A menos que te duela o sea incómodo, lo más seguro es que tu pene es completamente normal.

En algún momento de la pubertad, el pene comienza a crecer y alargarse. Esto pasa a una edad diferente para cada persona. Para que tu pene termine de crecer puede llevar varios años.

Para las personas adultas, el tamaño promedio de un pene es de 2,5 a 5 pulgadas de largo cuando el pene está blando. Cuando tienes una erección, tu pene puede medir entre 5 y 7 pulgadas de largo. El tamaño de tu pene cuando está blando no tiene nada que ver con el tamaño de tu pene erecto. Algunos penes se agrandan mucho cuando están erectos (duros), y otros se quedan más o menos del mismo tamaño.

A muchas personas les preocupa el tamaño de su pene, pero en realidad no hay un solo tamaño que sea el “normal”. El mito de que “entre más grande, mejor” simplemente no es cierto. No te preocupes demasiado por el tamaño y las medidas, en realidad lo más importante es amar tu cuerpo tal y como es. Además, puede que todavía estés creciendo, así que no te preocupes.

No hay nada que sea seguro y que puedas hacer para cambiar el tamaño de tu pene. Las pastillas para agrandar el pene, las cremas, y aparatos NO funcionan. Las cirugías son caras, riesgosas y realmente no hacen mucha diferencia.

La realidad es que todos los penes son diferentes. La manera en que se ve tu pene no tiene nada que ver con lo bien que te sentirás al tener sexo, ni con lo bueno que serás para el sexo. Sin importar cómo es tu pene, puedes tener una vida sexual totalmente placentera. 

¿Cuál es la diferencia entre un pene circuncidado y uno sin circuncidar?

Al momento de nacer, todos los penes tienen un prepucio (una piel suave que cubre y protege el glande o la punta del pene). Algunos padres de familia deciden hacerle una pequeña cirugía a sus hijxs para retirar el prepucio, poco tiempo después de nacer. Este procedimiento lo hace unx doctorx y se llama circuncisión.

La mitad de todos los penes en los Estados Unidos están circuncidados, y la otra mitad están sin circuncidar (mantienen el prepucio). Ambas son comunes. Algunas personas llaman al pene circuncidado “cortado” y al pene sin circuncidar “sin cortar”. No te estreses por si estás circuncidado o no , las dos son totalmente normales. Los penes circuncidados y no circuncidados funcionan igual. La única diferencia es que se ven un poco diferente.

Los penes circuncidados no tienen el prepucio en la punta, por lo siempre se puede ver el glande (se ve similar a un hongo). Los penes sin circuncidar tienen el prepucio. Cuando el pene está blando, el prepucio cubre el glande, por lo que no se ve. Cuando un pene sin circuncidar se pone duro (erección), el prepucio se mueve hacia atrás y el glande del pene se ve más. Las personas con pene sin circuncidar, usualmente corren el prepucio hacia atrás al orinar (hacer pipí), al lavarlo y/o ponerse un condón.

¿Mis testículos y escroto son normales?

Los testículos (huevos o bolas) son la fábrica de espermatozoides de tu cuerpo. Durante la pubertad, tus testículos empiezan a producir y guardar esperma, y continuarán haciéndolo las 24 horas todos los días, por el resto de tu vida. Los testículos, ¡tienen mucho trabajo! También producen testosterona, que es la hormona que hace que te crezca vello facial, músculos más grandes, que tu voz se vuelva más grave y que tengas deseo sexual.

Aunque muchas personas los llaman “bolas”, los testículos no son realmente redondos. Se parecen más a un óvalo o huevo. Usualmente las personas tienen dos (2) testículos. La mayoría de las veces hay un testículo que está más arriba que el otro. También, puede haber un testículo que es un poco más grande que el otro, pero a veces son iguales. Todas son normales.

El saco donde están tus testículos se llama escroto, que sirve para proteger tu esperma. Es algo así como el sistema de seguridad de tu cuerpo para protegerlo. Los músculos de tu escroto se mueven para mantener el esperma dentro de tus testículos a una temperatura saludable. Quizá notes que cuando tienes calor tu escroto cuelga un poco más abajo, y cuando tienes frío, se retrae más cerca de tu cuerpo. El escroto y los testículos se mueven a veces más cerca de tu cuerpo cuando estás por eyacular (llegar).

Usualmente el escroto puede ser un poco más oscuro que el resto de tu piel, pero no siempre. Algunas personas tienen el escroto más largo y les cuelga más abajo, mientras que el de otras está más arriba. El escroto usualmente es arrugado y cubierto de vello. Muchas personas tienen pequeños bultos que no duelen en el escroto o en el cuerpo del pene. Estos se llaman manchas o granos de Fordyce. Son completamente normales y no causan ningún problema de salud.

Los testículos y el escroto son muy sensibles, así que tocarlos con suavidad puede sentirse bien. A muchas personas les gusta que les toquen los testículos y el escroto durante el sexo. Sin embargo, hay personas a quienes no les gusta, por lo que son algo así como una zona prohibida. Cuando sea el momento, puedes decirle a tu pareja sexual qué te gusta y qué no.

Los testículos son bastante frágiles. Golpearlos, darles vueltas o tratarlos con demasiada fuerza puede lastimarlos. Cuando practiques algún deporte, protégelos con un suspensorio y copa peneana.

Es buena idea tocar tus testículos para conocerlos y saber qué es lo normal para tí. Esto te ayudará a notar cualquier cambio, si ocurre.  

Si tienes un nuevo bulto, dolor intenso, picazón o cualquier otro cambio en tus testículos o escroto, visita a tu doctorx, enfermerx o el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti. Podría ser tiña inguinal (también llamada prúrito de atleta) que es una infección por hongos, también podría ser torsión testicular (que es algo mucho más serio) o una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Aunque es poco común, algunxs adolescentes pueden tener cáncer de testículos. Para mantenerte saludable, hazte chequeos regularmente donde tu doctorx y presta atención a cualquier cambio en tus testículos.

Conoce más acerca de otros temas importantes de tu salud sexual en la adolescencia.