Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Los pechos/mamas/tetas vienen en variedad de tamaños, formas y colores. Durante la pubertad tus pechos se desarrollarán y crecerán. También cambiarán a lo largo de tu vida.

¿Son normales mis pechos?

Cuando de pechos se trata, casi todos son considerados normales -en todos los tamaños, formas y colores. Pueden variar entre pequeños y enormes, y es común que sean de tamaños ligeramente diferentes entre sí.

Tus pechos cambiarán a lo largo de tu vida. Hay situaciones que afectarán el tamaño y forma de tus pechos como por ejemplo, pasar por un embarazo o envejecer naturalmente. Los pechos son en su mayoría de contenido graso, así que tus pechos pueden cambiar cada vez que subas o bajes de peso. También es normal que los pechos se hinchen o estén sensibles antes y durante el período/regla.

Es común tener estrías en los pechos (y otras partes de tu cuerpo) -líneas rosas, rojas, marrones, o blancas en tu piel que pueden sobresalir o tener algo de textura. Las estrías pueden aparecer cuando tu cuerpo cambia de forma y la piel se estira (por ejemplo cuando los pechos se desarrollan rápidamente durante la pubertad). La mayoría de estas líneas desaparecerán con el tiempo o serán casi imperceptibles.

Asi como con los pechos, los pezones no tienen una sola manera de verse. Tanto los pezones como las areolas (la redondel de piel alrededor de tu pezón) vienen en diferentes tamaños y colores, desde un rosa pálido a un negro amarronado. El color de tus pezones usualmente se relaciona con el color de tu piel. Y también es normal que crezca algo de vello alrededor de tus pezones.

Algunos pezones sobresalen como botones, otros en forma invertida (retraídos) y parecen como hendiduras. Pueden endurecerse (erectos) y notarse más cuando tienes frío, estás excitada sexualmente, nerviosa, o si algo los roza o alguien los toca.

Los pechos y pezones son sensibles sexualmente, así que tocarlos puede ser placentero. Muchas personas disfrutan cuando les tocan los pechos durante la actividad sexual. Pero si no te gusta que te toquen esa zona, también es completamente normal. Tú decides que disfrutas y que no -y puedes comunicarlo a tu(s) pareja(s) sexuales cuando llegue el momento.

Los pechos también pueden cumplir un rol completamente diferente: pueden ser usados para amamantar si tienes un bebé.

Muchas personas se preocupan por el tamaño de sus pechos, pero trata de no estresarte por ello. No importa si son grandes o pequeños; todos los tamaños son normales, y es parte de como se configura tu propio cuerpo. No hay pastillas, cremas, aparatos o ejercicios especiales que puedan cambiar el tamaño de tus pechos -lo mejor que puedes hacer es tratar de amar tu cuerpo así como es. Algunos pechos son tan grandes que producen dolor o problemas de espalda crónicos; puedes decidir realizar una cirugía para reducirlos. Si tienes preguntas o inquietudes sobre tus pechos, háblalo con tu médico/a o adulto en quien confíes.

Cuándo empiezan a crecer los pechos?

Todos los pechos crecen a su ritmo. La mayoría del tiempo tus pechos se desarrollarán entre los 8 y 14 años de edad. Tal vez tus pechos empiecen a crecer cerca del momento en que lo hicieron los de tus familiares (como tu mamá o hermanas).

Puede llevar mucho tiempo hasta que los pechos estén totalmente desarrollados durante la pubertad -es un proceso que sea da en el tiempo- algunas veces los cambios son lentos, y otros parecen que sucedan de un día para el otro. Es normal que los pechos estén sensibles o doloridos mientras están en crecimiento.

Cada persona se desarrolla a su tiempo -algunas empezarán a tener pechos antes de la mayoría de sus amigas, y para otras tomará un poco más de tiempo. En general, el desarrollo de los pechos es la primera señal de la pubertad, pero para algunas los pechos siguen desarrollándose hasta el final de la pubertad. Si te preocupa que tus pechos están creciendo muy grandes o no están creciendo en absoluto, visita a tu médico/a o al centro de salud de Planned Parenthood más cercano así te aseguras que todo esté en orden.