Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El condón es fácil de conseguir y usar. Además ayuda a evitar tanto los embarazos como las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Los condones incluso pueden mejorar el sexo, de verdad.

El condón es efectivo para prevenir las infecciones de transmisión sexual.

El condón (también llamado condón masculino o preservativo) y el condón interno (también conocido como condón femenino) son los únicos métodos anticonceptivos que también ayudan a prevenir el contagio de las infecciones de transmisión sexual (ITS) incluyendo el VIH, la clamidia y la gonorrea. Incluso si estás usando otro método anticonceptivo para evitar embarazos, es buena idea usar condones o condones femeninos también, cada vez que tengas relaciones para protegerte contra las ITS.

Los condones no son costosos y son prácticos.

Los condones son muy fáciles de conseguir en muchas tiendas, centros de salud comunitarios, en los centros de salud de Planned Parenthood y en línea. No necesitas una receta médica ni tu identificación para comprarlos y además son económicos (o a veces incluso gratuitos). Los condones son una excelente manera de protegerte contra embarazos y las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además son pequeños, discretos y fáciles de llevar a todas partes. 

El condón puede ser sexy.

La protección es importante, pero también lo es el placer. Afortunadamente, ¡el condón ofrece ambos!

Hay condones de muchos estilos, formas y texturas que aumentan la sensación para ambas personas. Que tu pareja te coloque el condón puede ser una parte excitante de los juegos previos al sexo, sobre todo si le pones lubricante. El condón incluso puede demorar la eyaculación (llegar), por lo que el sexo dura más.

Puedes usar condón para el sexo oral, anal y vaginal. En conclusión, te protege contra las ETS sin importar qué tipo de sexo tengas. Eso es lo más excitante de todo: el condón te deja concentrarte en el placer y en tu pareja sexual, sin que tengas que preocuparte por embarazos y/o las ETS. El sexo más seguro es mejor porque evita que el estrés arruine el momento.

El condón ayuda a que otros métodos anticonceptivos funcionen aún mejor.

Agregar el condón a tu lista de métodos anticonceptivos puede darte una mayor protección contra embarazos. Ningún método tiene una efectividad del 100%, por lo que usar condón como respaldo, te ayuda a evitar embarazos si cometes un error con tu otro método o si este falla. Es recomendable usar condón para protegerte también contra las ETS.

Usar condón puede hacer que tengas aún más protección de la que ya te dan otros métodos anticonceptivos, como la pastilla anticonceptiva, la inyección anticonceptiva, el anillo vaginal, el dispositivo intrauterino (DIU) y el implante anticonceptivo. De todas maneras, no uses el condón interno (también llamado condón femenino) y el condón (condón masculino) al mismo tiempo. En realidad no hay necesidad de usar más de un condón a la vez. Con uno es suficiente.

El condón no tiene efectos secundarios.

La mayoría de las personas puede usar condón sin problemas pues no tiene efectos secundarios. En muy pocas ocasiones el condón de látex (goma) puede causar irritación en algunas personas que son alérgicas o sensibles a este material. En ocasiones, el lubricante que tienen algunos tipos de condones puede causar irritación.

Si tienes alergia a los condones de látex, intenta cambiar de marca o usar condones de plástico. El condón (también llamado condón masculino) y el condón interno (condón femenino) de plástico suave como el poliuretano, el poliisopreno y el nitrilo no tienen látex. Puedes conseguir condones sin látex en la mayoría de lugares donde venden condones.

Condón

  • 85% de efectividad.

  • Cuesta alrededor de $2 pero puede ser $0

  • No se necesita receta médica.

  • Debe ponerse antes del sexo.

El condón ayuda a proteger contra las ETS. Para tener aún más protección contra embarazos, usa otro método anticonceptivo además del condón.
CONOCE TODOS LOS MÉTODOS