Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Si quieres que el condón funcione bien, debes usarlo correctamente. Por suerte, es muy fácil. Aquí te compartimos cómo hacerlo.

Desenrolla el condón sobre el pene erecto (duro), pero asegúrate de hacerlo ANTES de que toque la boca o la zona genital de tu pareja sexual (vulva, vagina, ano, nalgas y la parte superior de los muslos). Úsalo todo el tiempo que estés teniendo sexo. Esto ayuda a protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que se transmiten mediante el contacto de piel a piel. El condón también evita el contacto con el líquido preeyaculatorio, que puede tener bacterias o virus de las ETS y que en ciertas ocasiones, puede contener esperma que puede causar el embarazo.

  1. Aunque los condones duran mucho tiempo, siempre revisa la fecha de vencimiento en el envoltorio o en la caja. Abre los condones con cuidado para no dañarlos (no uses los dientes ni tijeras).

2. Asegúrate de que el condón está listo para desenrollarlo en la dirección correcta: el borde debe estar hacia afuera, de manera que parezca un pequeño gorro y se desenrolle fácilmente. Antes de colocarlo, desenróllalo un poco para asegurarte de que el lado correcto está hacia fuera. Si te colocas el condón al revés accidentalmente, NO lo des vuelta para volver a usarlo. Abre uno nuevo. 

3. Pellizca la punta del condón y colócalo en la cabeza de tu pene. Deja un poco de espacio en la punta para que se deposite el semen. Si no tienes la circuncisión, puede que sea más cómodo tirar tu prepucio (la piel que cubre la cabeza de tu pene) hacia atrás, antes de colocarte el condón en la punta del pene y deslizarlo hacia abajo.

4. Desenrolla el condón a lo largo de tu pene hasta llegar a la base.

Puedes poner unas gotas de lubricante a base de agua o de silicona dentro de la punta del condón antes de ponértelo. También puedes agregar más lubricante en la parte externa del condón después de ponértelo en el pene (el lubricante a base de agua o de silicona puede hacer que el sexo se sienta aún mejor y ayuda a evitar que los condones se rompan).

5. ¡Ya estás listx para tener sexo!

6. Después de eyacular (llegar), sostén el borde del condón y retira tu pene del cuerpo de tu pareja sexual. Haz esto ANTES de perder la erección para que el condón no se afloje demasiado y deje salir algo de semen.

7. Con cuidado, quítate el condón asegurándote de no derramar semen por accidente cerca de tu pareja sexual. Tira el condón a la basura. No lo tires por el retrete (puede obstruir las tuberías).

Los condones no pueden reutilizarse. Usa un condón nuevo cada vez que tengas sexo vaginal, oral o anal. También, usa un condón nuevo si cambias de un tipo de sexo a otro (por ejemplo, de sexo anal a sexo vaginal).

No te preocupes si pierdes la erección (si tu pene se pone blando) mientras usas un condón, esto es muy frecuente. Si esto sucede, debes cambiarte el condón. Simplemente quítate el condón y una vez tu pene esté firme otra vez, colócate uno nuevo.

Algunos consejos para usar el condón

La clave es cuidar bien los condones y usarlos correctamente cada vez que tengas sexo.

Guarda tus condones en un lugar fresco y seco, lejos de objetos que tengan filo y los puedan romper, y lejos de la luz solar directa. No los guardes en el bolsillo, en tu automóvil o en el baño durante mucho tiempo (más de 1 mes), ya que la humedad y el calor pueden dañarlos.

Siempre revisa la fecha de vencimiento y asegúrate de que no haya agujeros en el paquete antes de abrir el condón (debes poder sentir una pequeña burbuja de aire cuando aprietas el paquete). Si un condón está rasgado, seco, duro o pegajoso, no lo uses: tíralo.

Ya que necesitas un condón nuevo cada vez que tengas sexo o una nueva erección, es buena idea tener suficientes condones a la mano siempre. Asegúrate de tener condones cerca antes de que las cosas se calienten para poder usarlos rápidamente sin interrumpir la acción.

La mayoría de los condones vienen pre-lubricados, pero poner más lubricante de silicona o a base de agua puede hacer que se sienta muy bien y evitar que se rompan. Coloca unas gotas de lubricante en la cabeza de tu pene o dentro de la punta del condón antes de desenrollarlo y/o esparce lubricante en la parte exterior una vez que lo tengas puesto.

No uses nada que contenga aceite con los condones de látex, como vaselina, cremas, aceite para bebé, mantequilla o aceites de cocina. El aceite daña el condón de látex y puede hacer que se rompa.

Hacer que el condón sea divertido y excitante es fácil, ¡solo se necesita un poco de creatividad y una actitud positiva! Para muchas personas, el condón es una parte natural de los juegos previos al sexo. Si tu pareja sexual te coloca el condón y te aplica lubricante mientras se estimulan entre ustedes y se dicen cosas sensuales, el momento se vuelve excitante -y seguro-. Además, saber que se están protegiendo entre ustedes contra embarazos y/o las ETS, hace que se relajen y se concentren en sentirse bien.

La práctica hace al maestrx, por lo que es buena idea practicar poniéndote un condón antes de usar uno durante el sexo. Puedes practicar poniéndote un condón en tu pene, en una banana, un pepino o una botella delgada, ¡cualquier objeto con forma de pene servirá! Volverte unx expertx en condones ANTES de tener sexo, hace que sea mucho más fácil usarlos de manera correcta cuando realmente importa.

Por último, es buena idea usar otro método anticonceptivo, como la pastilla anticonceptiva, el anillo vaginal, la inyección anticonceptiva, el implante anticonceptivo o el dispositivo intrauterino (DIU), junto con el condón. Esto puede ayudarte a evitar embarazos si cometes un error o si el condón se rompe: en conclusión tendrás mayor protección. Si cometes un error con el condón y no estás usando otro método anticonceptivo, los anticonceptivos de emergencia (como la pastilla del día después y el DIU) pueden ayudar a evitar embarazos hasta 5 días después de tener sexo sin protección.

Más preguntas de pacientes:

¿Qué pasa si me pongo un condón al revés?

Es importante usar el condón de la manera correcta. Si no lo usas bien -por ejemplo, te lo pones al revés-, no funcionará tan bien.

Cuando te colocas un condón al revés, es mucho más difícil desenrollarlo. Puede que no cubra tu pene por completo y que se salga durante el sexo. La mayoría de los condones tienen un espacio libre en la punta, para recolectar el semen (leche) durante la eyaculación (llegar). Cuando un condón está al revés, puede que este espacio no funcione tan bien y que el condón se rompa más fácilmente.

Si accidentalmente te pones un condón al revés, es común querer simplemente darle la vuelta y desenrollarlo de la manera correcta. Esa no es una buena idea porque una vez que te colocas el condón en el pene, puede recoger fluidos (como el líquido pre-eyaculatorio) que pueden transmitir enfermedades de transmisión sexual (ETS) o causar un embarazo. Así que lo mejor que puedes hacer es tirar el condón y ponerte uno nuevo.

Para asegurarte de usar un condón de la manera correcta, míralo con atención antes de colocártelo. El borde del anillo debe estar en el exterior y la punta (con el espacio para el semen) debe sobresalir en el medio. Algo que puede ser muy útil es, desenrollar el condón solo un poco antes de ponértelo, para que sepas si está listo para desenrollar en la dirección correcta.

Condón

  • 85% de efectividad.

  • Cuesta alrededor de $2 pero puede ser $0

  • No se necesita receta médica.

  • Debe ponerse antes del sexo.

El condón ayuda a proteger contra las ETS. Para tener aún más protección contra embarazos, usa otro método anticonceptivo además del condón.
CONOCE TODOS LOS MÉTODOS