Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Cuando de género se trata, las ideas de lo que significa ser niña o niño están en todos lados, y estas ideas tienen una enorme influencia en tu hijo/a en edad preescolar. Aprende cómo enseñarle a tu hijo/a que su género no es una limitación, cómo hablar sobre diferentes tipos de familia, cómo saber si tu hijo/a es transgénero, entre otros temas.

¿Qué debo tener en cuenta?

Tu pequeño/a recoge mensajes sobre el género desde el día de su nacimiento. Hay muchas maneras en las cuales la sociedad nos dice como las niñas y niños deben verse, hablar, vestirse y actuar. Al intentar organizar el mundo que los rodea, tu hijo/a en edad preescolar podría formar ideas estructuradas sobre el género y lo que significa para ellos. La mayoría de los niños/as empiezan a identificarse fuertemente con su género a los 3 años. Esto incluye personas transgénero y género no-conformistas, quienes también ya tienen un sentido de su identidad de género en esta etapa.

Piensa sobre tus valores respecto al género mientras tu hijo/a todavía es pequeño/a. Las personas tienen diferentes creencias en lo referente a roles de género, estereotipos de género y expresión de género. Podrás hablar con mucha más firmeza si piensas en ellos anticipadamente y consideras los mensajes que quieres que tu hijo/a reciba de tí sobre estos temas. Tal vez quieres que tu hijo/a se sienta libre de expresarse de la manera que elija. Tal vez quieras que sienta que puede concretar cualquier cosa que se proponga, sin importar su género. Tal vez quieras que crezca y aprecie las contribuciones que las personas de todos los géneros hacen en su vida y en el mundo. Si entiendes tus propios valores, podrás enfocar tus pensamientos y expresarlos de mejor manera.

Considera con cuidado tus opciones en lo que respecta a libros, juguetes, entretenimiento, vestimenta, decoración y otras cosas que rodean a tu pequeño/a. Estas opciones tienen una influencia en la manera que tu hijo/a entiende el género y su significado. El poner a nuestras hijas en habitaciones rosas de princesas y a nuestros hijos en habitaciones azules de deportes antes de que ellos puedan elegir por si mismos, puede enviar el mensaje que ellos tienen que preferir ciertas cosas debido a su género.

¿Cómo le hablo sobre los diferentes tipos de familia?

Los niños pequeños se dan cuenta de y comentan sobre todo. Tu hijo/a puede darse cuenta si en el parque o en escuela existe otro niño/a con una familia diferente a la de él/ella -una familia con un número diferente de padres, o con abuelos que los crían, o con dos mamás o dos papás, u otro número de situaciones.

Estas observaciones son buenos momentos para la enseñanza. Toma un minuto y explícale a tu hijo/a que están en lo correcto -que lo que observan es diferente a su propia familia- pero que no hay nada de malo en ello, y que siempre puede ser amigos con otras personas diferentes. Estarás guiando a tu hijo/a en ser respetuoso de otros a medida que crezca. También los ayudará algún día a descubrir qué tipo de familiar ellos quieren para sí mismos.

¿Cómo hablo sobre roles de género y estereotipos?

Los pequeños/as recolectan ideas sobre lo que significa ser niño o niña de las personas que le rodean -la manera de actuar, vestirse, peinarse, hablar y comportarse.

También están bajo la influencia de las etiquetas que la sociedad les impone desde el día de su nacimiento, basado en estereotipos de género. Piensa en: balones, camiones y superhéroes para los niños; muñecas, princesas y rosa para las niñas.

Puedes expandir esas etiquetas estrictas para incluir otro rango de influencias. Cuando elijas un nuevo libro o juguete, o inscribes a tu hijo/a en una nueva actividad, hazte estas preguntas para determinar si realmente estás reforzando o no los estereotipos de género:

  • ¿Te sentirías cómoda con esta opción si tu hijo/a no fuese del género que es? ¿Por qué o por qué no?

  • Esta opción, ¿expande o limita las expectativas de mi hijo/a sobre quién podría ser en la adultez?

  • A mi hijo, ¿ya le gustan cosas como esta? O ¿lo elijo solamente por su género?

Trata de darles opciones frecuentemente, y presta atención a lo que les interesa, en vez de lo que tú piensas que debería gustarles a los niños y niñas. Recuerda que los estereotipos de género tienen el potencial de afectar y limitar a los niños tanto como a las niñas.

Presta atención a la manera de expresarte frente a tu hijo/a. Hablarle a tu hija (o delante de ella) sobre crecer, tener novios y casarse con un hombre (y viceversa), envía el mensaje que se supone que a las niñas les gusten los niños, y viceversa, y todo lo demás está mal o no es normal. A pesar de que los niños pequeños todavía no conocen su orientación sexual, asumir que son heterosexuales podría darles temor de acercarse a tí o de sentirse inadecuados mucho después. Esto puede llevar a temas de salud mental, relaciones poco saludables y tomar más riesgos al llegar a la adolescencia.

Si encuentras que tu hijo/a habla sobre género, súmate a la conversación. Podrías escucharle dando su opinión, por ejemplo, “solo las niñas visten de rosa” o contando su preferencia, por ejemplo, “no me gusta jugar con niños”. Pregúntales por qué piensan de ese modo. Si sus respuestas están enraizadas en estereotipos, dales la información correcta.

No te preocupes si estás haciendo un esfuerzo para luchar contra los estereotipos de género en tu casa, pero a tu hijo/a solo le gusta las cosas típicas. A esta edad, muchas pequeñas quieren todo lo relacionado a las princesas y muchos pequeños prefieren superhéroes y deportes. Es parte de la formación de su identidad de género, y está bien. A medida que tu hijo/a crezca, sus intereses y gustos pueden cambiar y estará más dispuestos a adoptar nuevas historias, juguetes y actividades.

¿Cómo sé si mi hijo/a es transgénero o género no-conformista?

Ser transgénero significa que te identificas con un género diferente al que te asignaron en el momento de nacer. Ser género no-conformista significa que tu identidad de género o expresión no sigue las ideas tradicionales de sólo hombre o sólo mujer -puede significar que te identifiques con palabras como no-binario, género-queer u otra definición. Algunos adultos utilizan los términos “género expansivo” o “género creativo” para describir niños con expresiones de género no-binarias. Aunque no sabemos cuántas personas son transgénero, investigaciones recientes demuestran que cerca del 1% de personas en EE.UU. se identifican como transgénero, más de 1,5 millones de personas. Lee más sobre identidad de género.

¿Cómo sabes si tu hijo/a está tratando de decirte que es transgénero o género no-conformista en vez de estar experimentando?

Los expertos dicen que los niños transgénero hablan de su identidad de género de manera muy definitiva. Los niños trans y género no-conformistas son:

  • Consistentes: No van y vienen con su género -se identifican claramente con una identidad de género particular.

  • Insistentes: Tienen sentimientos muy fuertes sobre su identidad, y se molestan cuando les dicen que no son del género que ellos dicen ser.

  • Persistentes: Su manera de identificarse se mantiene en el tiempo.

Así que, solo porque a tu pequeña le gusta Bob el Constructor más que Elsa de Frozen, o tu hijo quiera llevar la mochila rosa de Dora la Exploradora, no significa necesariamente que son transgénero (y tampoco significa que son gay). Lo mejor que puedes hacer es brindar tu apoyo sobre la manera que ellos eligen expresarse y ayudarlos a sentirse seguros sin importar qué.

Si piensas que tu hijo/a podría ser transgénero y no sabes cómo proceder, sería una buena idea hablar con un consejero o terapeuta que sepa y apoye las identidades LGBTQ. Conversar con otras familias de niños trans o género no conformistas puede ayudarte tanto a tí como a tu hijo/a. Existen grupos en la comunidad como PFLAG posiblemente en tu zona de residencia, así como muchos grupos sobre ser padres en línea.

A su vez, es una buena idea hablar con tu hijo/a directamente sobre su género si tú piensas que pueden ser transgénero o género expansivo. Pregúntale si son niño o niña, y cómo saben que es así. Si son transgénero, darles el poder de vestirse como quieren, tener el corte de cabello que prefieren, y tal vez usar un nombre que refleje su género, todo es de suma importancia para que se sientan seguros, especialmente una vez que comienzan la escolaridad. Un buen recurso para comenzar es Gender Spectrum, si quieres ayuda para saber cómo hablar del tema con tu hijo/a.

Le hará más daño que bien tratar de manejar a tu hijo/a hacia una expresión de género más tradicional si esto no está en su instinto. Escuchar que es incorrecto que los niños jueguen con muñecas o hagan ballet, por ejemplo, puede hacer que tu hijo se sienta avergonzado y rechazado. A medida que pasa el tiempo, los niños LGBTQ que no cuentan con el apoyo de sus padres tienden a tomar mayores riesgos con su salud y sufren tasas más altas de condiciones de salud mental que los niños con padres que los apoyan -el amor y la comprensión en lo que respecta a estos temas será de extrema importancia durante el crecimiento de tu hijo/a.