Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Falta mucho tiempo para que tu pequeño/a tenga una relación romántica. Sin embargo, la seguridad, el amor y el apoyo que tú le brindas hoy, sumado a las lecciones sobre cómo comunicarse efectivamente, moldearán la habilidad de tener amistades y relaciones amorosas saludables en el futuro.

¿Qué debo tener en cuenta?

El sentido de seguridad que tú le brindas durante esta etapa es parte integral de su desarrollo emocional. Estar presente cuando están tristes o con miedo, hacer de tu casa un lugar seguro, y demostrar afecto con cariño, abrazos y besos, son todos elementos claves para el desarrollo emocional de tu hijo/a en edad preescolar.

Reflexiona sobre tus valores con respecto a la amistad y a las relaciones de manera que puedas darle a tu hijo/a mensajes claros. Puede resultar difícil el imaginar que tu hijo/a se hará mayor algún día. Pero trata de imaginarle en 15 años más o menos, durante su primera relación romántica y con amistades profundas y duraderas. ¿Cuáles son los valores que te gustaría se viesen reflejados en ellas? Tal vez el respeto, la confianza, la igualdad y la comunicación estén de primeros en tu lista. Piensa en cómo puedes comenzar a plantar esos valores hoy, mientras ellos aprenden a interactuar contigo y con otros.

También es importante modelar el comportamiento que quieres ver en ellos. No te olvides lo observadores que son los niños/as, y como reciben las actitudes y comportamientos de otros niños mayores y adultos en sus vidas. Al tratar a tu hijo/a y a las otras personas cercanas según tus valores ayudará muchísimo a que ellos aprendan cómo tratar a los demás.

¿Cómo ayudo a que mi hijo/a en edad preescolar mantenga amistades saludables?

Los niños/as en esta edad forman amistades rápidamente, sea en el parque, el kinder o jugando en el vecindario. Ellos aprenden mucho de estos intercambios, utilizando juegos o simulaciones para entender el mundo que los rodea.

Tu pequeño/a puede ya poseer talentos y atracciones únicas para hacer nuevos amigos donde quiera que vaya. O puede que sea tímido y necesite muchos ánimo y apoyo para interactuar con otros niños. Pero la base de toda amistad duradera -como lo son ser amable y respetuoso de los límites- requiere enseñanza de tu parte y de parte de otros adultos en su vida.

Busca oportunidades para alentar el compartir, la amabilidad y respetar los turnos. Deja en claro tus expectativas respecto a golpear, insultar, u otro comportamiento de bullying. Pregunta sobre los otros niños que conoce así hablará sobre sus amigos. Brinda tu apoyo y alaba su buen comportamiento.

Puedes decir lo siguiente:

  • “Los amigos son buenos los unos con los otros y cada uno tiene su turno para hablar y escuchar al otro”.

  • “Fuiste tan amable al compartir tus juguetes hoy en el parque. ¡Estoy muy orgulloso de tí!”

  • “Cuando estés enojado, usa tus palabras para explicar tus sentimientos así los otros saben qué sientes y porqué”.

¿Cómo ayudo a mi hijo/a en edad preescolar a establecer límites saludables?

Los niños/as en edad preescolar no siempre saben lo que es apropiado o no con respecto a tocar el cuerpo de otra persona. Los padres y personas que los cuidan pueden guiarlos para que respeten el cuerpo de otras personas y también entender que su propio cuerpo merece respeto.

Hablar sobre límites hoy sienta las bases para las futuras conversaciones sobre consentimiento sexual. Aquí te sugerimos algunas frase que puedes utilizar para incentivar límites saludables:

  • “Nunca toques a otra persona si te dicen que no quieren”.

  • “No tienes que darle un beso o un abrazo a quién tú no quieras”. Puede resultar complicado a veces el lidiar con familiares y amigos que pueden ofenderse si tu hijo/a no quiere besarlos o abrazarlos. Puede ayudarte el explicarles en otro momento que intentas enseñar a tu hijo/a a tener límites saludables.

  • “Si alguien más que el médico o yo te toca de manera que te sientes incómodo, o toca tu pene o vagina, debes pedirles que se detengan. Si no lo hacen, tienes que contármelo o a otro adulto en quien confíes”. Lee más sobre cómo hablar con tu hijo/a en edad preescolar sobre seguridad personal.

¿Cómo ayudo a que mi hijo/a en edad preescolar construya habilidades comunicativas saludables?

Las habilidades comunicativas saludables significan poder expresar lo que piensas y sientes. También implica escuchar y entender los pensamientos y sentimientos de otras personas. La comunicación es clave para la formación de amistades saludables y de relaciones de todo tipo.

Los niños/as en edad preescolar todavía están desarrollando sus habilidades lingüísticas para expresar sus emociones -y continuarán haciéndolo por mucho años más. Aquí sugerimos algunas maneras para que puedan hacer mejor uso de sus palabras en el presente:

  • Está allí para hacerlos sentir mejor y hablar con ellos cuando algo les moleste. Seguramente ellos ya acuden a tí para recibir tu amor y contención cuando algo los desequilibra. Incentivarlos para que sigan acudiendo a tí aún cuando les preocupe tu reacción o piensen que no entenderás. Si llegan a ti pidiendo ayuda con algo que te enoja, haz un esfuerzo para mantener la calma de manera que sigan confiando en tí durante tiempos difíciles.

  • Recuérdale utilizar sus palabras. Pídele que exprese lo que siente cuando esté lleno de emociones negativas en vez de actuarlas. De esa manera, otros sabrán cómo ayudarle a sentirse mejor.

  • Preséntale herramientas para que procesen sus emociones en forma individual antes de comunicarlas. Tomar unas cuantas respiraciones profundas o tener un poco de tiempo en privado puede ayudara determinar por qué estamos enojados y qué decir al respecto. Cuando veas que se acerca un berrinche, pídele que se tomen unos minutos en su cuarto para llorar, pensar, respirar profundamente, o gritar contra una almohada (o lo que sea funcione para ellos) de manera que puedan regresar más tranquilos y listos para utilizar sus palabras.

  • Establece reglas sobre apodos, insultos, burlas y otros comportamientos negativos. Deja en claro que no habrá tolerancia alguna porque los sentimientos de los otros importan y todos merecemos amor y respeto. Ser claro sobre que estas cosas no están bien hará que aprendan empatía y evitará que se conviertan en bullies en el futuro.