Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

¿Quién soy? ¿Qué cosas me gustan? La escuela intermedia es la etapa donde tu preadolescente empieza a hacerse estas preguntas y explorar su identidad de diversas maneras.

¿Qué debo tener en cuenta?

Los años de la preadolescencia son aquellos donde tu hijo/a entiende quién es en relación a otros. Puede que comiencen a compararse con otros compañeros, con otros adolescentes mayores a ellos, y/o con personas famosas. Su autoestima puede quedar sujeta a cómo ellos piensan que miden en relación a otros. Al mismo tiempo, sus propios intereses individuales comienzan a cobrar significado -pasatiempos, deportes, música, y cómo quieren verse.

Las ideas que ya tiene sobre el género jugarán un papel importante en estos intereses. La manera en la que tú y tu familia enfrentan los estereotipos de género puede tener un gran impacto.

Muchos preadolescentes también empiezan a descubrir quiénes les atrae, y pueden cuestionar o explorar su orientación sexual. Puede tener su primer enamoramiento, y pasar horas hablando con sus amigos sobre esta persona. Algunos hasta pueden tener relaciones románticas, y es totalmente normal. No te preocupes, a esta edad las relaciones no duran más que unos meses y no incluyen ningún tipo de actividad sexual.

Brinda tu apoyo incondicional. Todos los preadolescentes necesitan aprobación y apoyo cuando tratan de descubrir quiénes son. Las personas jóvenes LGBTQ, especialmente, necesitan amor y apoyo mientras definen su identidad.

Sé claro sobre tus valores en lo referente al amor y el respeto que toda persona merece, sin importar su identidad. Habla con tu preadolescente sobre estos valores y ayúdale a entender porqué son importantes para tí.  

Educa a tu preadolescente y a tí mismo sobre identidad de género, orientación sexual y expresiones de género; y sé un buen modelo a seguir. Los chicos/as en la escuela intermedia usualmente tienen muchas preguntas sobre género y orientación sexual. Aprende más sobre género y orientación sexual así puedes estar más seguro de tus respuestas.

Trata de estar a la altura de tus valores al respetar a todo tipo de personas. Lucha contra la discriminación (homofobia, transfobia, sexismo, racismo, etc.) donde la encuentres. Actúa de la manera que quieres que también lo haga tu preadolescente cuando se trata de defenderse a sí mismo y a otros.

Tú eres un importante modelo a seguir, pero ellos pueden usar más de uno. Alerta a tu preadolescente cuando veas personas que desafían los estereotipos de género (piensa en atletas femeninas, bailarines masculinos, etc.), personas de la comunidad LGBTQ y otras diferentes a tí. Esto ayudará a ver que su identidad o las identidades de otros no limitan las cosas que pueden hacer en la vida.

¿Cómo hablo sobre roles de género y estereotipos?

Para cuando tu hijo/a entra en la escuela intermedia ya ha absorbido mucha información del mundo que los rodea sobre cómo se "supone" que deben comportarse hombres y mujeres. Tal vez sientan presión para encajar en estos roles. Pero las personas son más felices cuando tienen la libertad de explorar sus intereses verdaderos.

Por ejemplo, un estereotipo de género muy común es que los niños son mejores en ciencia y tecnología y que las niñas no se interesan por esas cosas. Pero en realidad, muchas niñas y mujeres están realmente interesadas y son muy talentosas dentro de estos campos. Hay menor cantidad de mujeres en estos ámbitos porque son generalmente desalentadas de explorar estos intereses. Otro ejemplo, algunas personas piensan que un interés por la moda o la indumentaria es cosas de “niñas”. Pero muchos niños y hombres se interesan por explorar el estilo y esto no los hace menos varones. Tampoco significa que sean gay.

Muchas personas saben que los estereotipos de género son dañinos para la mujer. La falsa idea que las mujeres no son tan fuertes o tan inteligentes como los hombres, ha retrasado a la mujer por siglos. Pero los estereotipos de género pueden ser dañinos también para los hombres. Se le pide al hombre que ignore o reprima sus emociones para aparentar “ser fuerte”. Se le incentiva a ser agresivo y poderoso lo cual puede llevarlo a relaciones no saludables. Estas expectativas son injustas y dolorosas.

Aquí les dejamos algunas sugerencias para fomentar que tu preadolescente acepte y explore sus intereses y luche contra estereotipos de género dañinos:

  • Evita “empujar” a tu preadolescente hacia ciertos estereotipos de género. Dales la libertad de elegir sus propios intereses, pasatiempos o áreas de estudio, aún si éstas no siguen la línea tradicional de género de tu preadolescente.

  • Ten cuidado con el doble estándar. Si tu preadolescente tiene un hermano del otro género, aplica las mismas reglas y expectativas para ambos. Por ejemplo, no esperes automáticamente que tus hijos varones sean mejores en matemática y ciencia que tus hijas mujeres. No toleres la lucha física de tus hijos varones si no lo haces también con tus hijas. Si esperas amabilidad, dulzura y ayuda de tus hijas, pues espera eso también de tus hijos.

  • Habla con ellos sobre lo que sienten -incluyendo a tus hijos varones. Llorar está bien también.

  • No utilices frases como “sé un hombre” o “hazte macho” o “actúa como una dama/señorita”. En cambio, utiliza las palabras justas, como valiente, maduro o cortés.

  • Indica los estereotipos de género en las películas TV, revistas y libros. Mantén conversaciones con tu preadolescente sobre sus ideas respecto a estos estereotipos y cómo pueden ser dañinos para todos.

  • Fomenta la amistad con otras personas basada en lo que tienen en común y no basada en su género. Está bien si tu hija quiere pasar tiempo con niños o si tu hijo pasa tiempo con niñas.

¿Cómo hablo sobre la orientación sexual?

La orientación sexual se refiere a quién te atrae. Los años de escuela intermedia son donde estos sentimientos frecuentemente aparecen. Durante estos años, muchas personas lesbianas, gay, bisexuales y queer empiezan a entender su propia orientación sexual. Muchos niños en escuela intermedia tienen preguntas sobre la orientación sexual. Aprende todo sobre orientación sexual y así responderás sus preguntas con seguridad.

Ten en cuenta cómo hablas con tu hijo/a sobre la orientación sexual y potenciales, futuras relaciones. Por ejemplo, no asumas que tu hijo es heterosexual, puede que lo sea pero puede también que no lo sea. No quieres que reciba el mensaje que ser hetero es “normal” y que ser LGBTQ no lo es.

Si no han conversado nunca sobre orientación sexual, busca la oportunidad para expresar tu opinión; que todas las personas con todas las orientaciones sexuales merecen respeto. Puedes hablar con ellos sobre amigos o familiares LGBTQ, o algún personaje de TV o celebridades como conductor para decir que tú respetas a las personas de todas las orientaciones sexuales. No te olvides de preguntar también qué piensa él o ella al respecto.

Si tú eres lesbiana, gay, bi o queer, hablar sobre tu proceso de “salir del closet” puede ayudar a tu preadolescente a sentirse más cercano a tí, y a entender que no están solos si están en proceso de cuestionamiento.

Hablar sobre el respeto por las personas lesbianas, gay, bi o queer no cambiará la orientación sexual de tu preadolescente. No hay manera de cambiar la orientación sexual de una persona. Demostrar tu respeto por la comunidad LGBTQ hace que tu preadolescente se sienta más cómodo al tratar de dilucidar su propia orientación sexual, o si tratan de decidir salir del closet contigo o no. Y si tu hijo/a no es LGBTQ, sienta las bases para que respete a todas las personas diferentes a tí y a él/ella.

Si tu preadolescente te dice que es lesbiana, gay, bi, queer o cuestionando, puede preocuparte qué acciones tomar después. Recuerda que lo importa es saber que las personas LGBTQ que reciben apoyo y amor de su hogar son más felices y saludables de aquellos que enfrentan el rechazo en sus casas.

Aquí algunas sugerencias para ser un padre o una madre que apoya a su preadolescente LGBTQ:

  • Diles que los amas, que crees en ellos, los respetas y te alegra que hayan confiado en tí lo suficiente para contártelo.

  • Utiliza la misma palabra que tu preadolescente usa para describir su orientación sexual. Toma nota de la palabra que utiliza y úsala. Y si él/ella no quiere usar una etiqueta que describa su orientación -aún si están en una relación con alguien del mismo género- también está OK.

  • Si sospechas que tu hijo/a es LGBTQ, no lo/la presiones para que lo admita. Algunas personas no cuestionan su orientación sexual hasta más tarde. Algunos saben cuál es su orientación sexual mientras son jóvenes pero no están listos para revelarlo hasta muchos años después -y está bien.

  • No asumas que es solo una etapa -pero ten en cuenta que la orientación sexual puede ser fluida para algunos y que las etiquetas a veces cambian. Lo importante es que aceptes y creas lo que tu preadolescente transmite sobre su propia orientación sexual.

  • Respeta los deseos de tu preadolescente sobre a quién quieren contarle esto. Algunas personas eligen revelar su orientación sexual a todas las personas cercanas y otros solo a algunas pocas. Es su decisión. Alentarle a esconder su orientación sexual envía el mensaje que tú piensas que hay algo malo en ellos. Y revelar la orientación sexual de una persona sin su permiso puede hacer desaparecer su confianza en tí. Haz tu mejor esfuerzo para apoyar a tu preadolescente y sus elecciones sobre con quién compartir esto.

  • Ayúdale a decidir cómo revelar su orientación sexual a otras personas. Conversa sobre las diferentes maneras de contar su orientación sexual y cómo manejarse si las cosas no van muy bien. Esta es una habilidad que necesitará el resto de su vida; ayudarlo ahora demuestra que lo quieres y estás presente. Pueden hacer juegos de roles y actuar las conversaciones para que tu preadolescente esté mejor preparado para enfrentar las diferentes posibles reacciones.

Existen otras acciones que puedes tomar para que tu preadolescente se sienta más aceptado fuera de tu hogar. Chequea cómo crear un espacio seguro para tu preadolescente LGBTQ.

¿Cómo hablo sobre identidad de género?

La identidad de género es el género que sientes ser y cómo eliges mostrarlo a través de tu apariencia y comportamientos. Es un sentir que aparece temprano en la vida, mucho antes de que tu hijo/a alcance la escuela intermedia. También es importante continuar la conversación sobre roles de género y estereotipos durante esta etapa.

Aprender todo sobre sexo y género te ayudará a responder las preguntas que tu preadolescente tenga sobre las personas transgénero y género no-conformistas.

Permite que tu preadolescente sepa que tú respetas a las personas sin tener en cuenta su identidad de género. Aprende cuáles son las palabras correctas para hablar sobre personas transgénero y género no-conformistas.

La transfobia es el miedo o asco hacia las personas transgénero o género no conformistas. Se cree que las personas transgénero o género no conformistas son delirantes, que van contra la naturaleza o tratan de engañar a otros. La transfobia es extremadamente peligrosa. Las personas transgénero o género no conformistas, especialmente aquellas personas de color, enfrentan discriminación y violencia de forma constante.

Tú puedes jugar un papel importante en la prevención de la discriminación y la violencia. Habla con tu preadolescente sobre la importancia de respetar las identidades de las personas transgénero o género no conformistas. Que sepan que nunca está permitido intimidar a otro por la manera en la que eligen expresar su género. Puedes también enseñarle a detener el bullying.

Puedes ayudar a que tu preadolescente se convierta en un adulto que defiende lo que es correcto. Respetar a las personas de todos los géneros -incluyendo a las personas transgénero o género no conformistas- hace que el mundo sea un lugar más seguro para todos.

A pesar de no saber con certeza cuántas personas son transgénero, estudios recientes revelan que cerca del 1% de la población de Estados Unidos se identifican como transgénero, o sea más de un millón y medio de personas. Tener una familia que los apoya, aumenta las posibilidades de vivir vidas más seguras y felices.

Aquí proponemos algunos SÍs y NOs sobre cómo brindar apoyo a tu preadolescente trans o género no-conformista:

  • Dile a tu preadolescente trans o género no-conformista que le amas. Necesitan escuchar esto de tí y saber que le miras y amas como es.

  • Utiliza los pronombres y nombre elegido por tu preadolescente. Cambiar el nombre y pronombres (por ejemplo de “él” a “ella”) para que coincida con su identidad de género es una parte usual del proceso. “Él” o “ella” (en inglés: “He/him/his/himself” and “she/her/hers/herself”) no son los únicos pronombres de género. Muchas personas género no-conformistas utilizan “ellos” (en inglés: “they/them/theirs/theirself,” “ze/zir/zirs/zirself”) y otras variantes.

  • Aprende los términos y el lenguaje relacionados con lo trans.

  • No utilices palabras como “transgenerado”, “travesti”, “trani” o “él-ella” -son antiguos y pueden lastimar. Solicita a familiares, amigos y maestros tampoco utilizar estas palabras.

  • No asumas que “sólo es una etapa”. No son demasiado jóvenes para saber cuál es su identidad de género. Muchas se dan cuenta desde muy pequeños (entre los 2 y los 4 años de edad).

  • No actúes como si fuese una enfermedad de la salud mental. Las personas trans y género no-conformistas no deliran ni necesitan acudir a un profesional de la salud mental. Sin embargo, pueden sufrir de ciertas condiciones como depresión o ansiedad como resultado de no ser aceptados, escuchados o por las experiencias de bullying que han sufrido/sufren.

  • Respeta sus deseos en lo referente a con quién quieren compartirlo. Algunas personas comparten su identidad de género con todas las personas de su vida y otras solo lo cuentan a unos pocos. Es su decisión. Si lo alientas a esconder su identidad de género, esto genera un mensaje de no aprobación. Haz tu mejor esfuerzo para apoyar sus elecciones durante este proceso.

  • Ayúdale a dilucidar cómo revelar su identidad de género a otras personas. Conversa sobre las diferentes maneras de contar su identidad de género y cómo manejarse si las cosas no salen bien. Ésta es una habilidad que necesitará el resto de su vida; ayudarlo ahora demuestra que lo quieres y estás presente. Pueden hacer juegos de roles (primero siendo tú el hijo/la hija y luego cambiando a la persona con la que quiere compartir tu identidad de género) y actuar las conversaciones para que tu preadolescente esté mejor preparado para enfrentar las posibles reacciones.

  • No acuses a tu preadolescente de ser “demasiado sensible”. Las personas trans o género no-conformistas tienen todo el derecho de expresar cuando alguien les dice algo que lastima, y es bueno que sepan defenderse.

  • Habla con tu preadolescente sobre sus opciones de cuidado de salud, por ejemplo, sobre los bloqueadores de la pubertad.

Existen otras acciones que puedes tomar para que tu preadolescente se sienta más aceptado fuera de tu hogar. Chequea cómo crear un espacio seguro para tu preadolescente LGBTQ.

¿Cómo crear un espacio seguro para mi preadolescente LGBTQ?

Un espacio seguro es un lugar donde tu preadolescente LGBTQ puede ser él/ella misma sin sentirse amenazado por ser quien es. Esto implica tolerancia cero al bullying homofóbico o transfóbico, acoso o violencia. Es un espacio donde las personas que le rodean -especialmente aquellas a cargo- están de acuerdo que los comportamientos y actitudes negativas hacia las personas LGBTQ son inaceptables.

El hogar necesita ser un espacio seguro para que tu preadolescente pueda crecer, explorar sus intereses y trabajar sobre sus sueños y esperanzas -sin importar su identidad de género u orientación sexual. Tú puedes:

  • Pregunta qué necesitan de tí para sentirse apoyados.

  • Está atento a las señales de depresión o ansiedad, y busca ayuda de un terapeuta o consejero si consideras que lo necesitan.

  • Pregunta sobre sus amigos y recibe a sus amigos LGBTQ en tu casa.

  • Pregunta sobre sus enamoramientos, cómo lo manejan, y las relaciones en las que se involucran.

  • Que se sepa que todo uso de lenguaje homofóbico o transfóbico, incluyendo chistes/bromas, son inaceptables.

  • Deja que tu preadolescente lea libros o mire series de TV o películas con personajes LGBTQ y déjalos explorar las comunidades LGBTQ en línea (pero también que sepan cómo mantener su seguridad en línea).

  • Deja que se vistan con la ropa que ellos prefieran.

Poder sostener un buen rendimiento escolar es difícil cuando debes preocuparte por que te lastimen o del bullying, o cuando no eres respetado por los maestros, entrenadores o mentores. Tú puedes hacer muchas cosas para que la escuela se convierta en un lugar más seguro para tu preadolescente:

  • Pregunta a tu preadolescente sobre su experiencia en la escuela -si se sienten seguros, si sufren bullying o acoso, si conocen a otros estudiantes LGBTQ o si la escuela tiene un grupo estudiantil LGBTQ.

A medida que tu preadolescente crece y empieza a frecuentar otros lugares sin tí, puede que encuentres sitios inseguros para ellos si su orientación sexual es conocida o si visten de manera género no-conformista. Establecer reglas sobre dónde pueden ir y cómo vestir no provee soluciones reales; solo refuerza el hecho de que “es su culpa” y que hay algo malo en ellos. Dialoga abiertamente con tus hijos sobre su seguridad y ayúdales a sortear estos espacios y descubrir qué es lo mejor para ellos. Poder decir “Yo quiero que puedas expresarte como quieras pero quiero que veamos la manera de que lo hagas en forma segura”, le mostrará que tú le amas y respetas y que estarás presente para ayudarle a sortear todos los desafíos que se presenten.

Chequea estos recursos sobre cómo obtener mayor apoyo al ser madre/padre de un niño/a LGBTQ:

Gender Spectrum

GLSEN

Human Rights Campaign

My Kid is Gay

National Center for Transgender Equality

PFLAG

Welcoming Schools