Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

La mejor manera de saber si tienes sífilis es hacerte una prueba. Debes realizar la prueba si tú o tu pareja tienen signos de sífilis o si has tenido sexo sin protección.

¿Quieres hacerte la prueba de la sífilis? Encuentra un centro de salud →

¿Cómo sé si tengo sífilis?

No puedes saberlo con certeza solo por cómo te sientes. Tal como sucede con todas las enfermedades de transmisión sexual (ETS), la única manera de saberlo es haciéndote una prueba.

Si notas que tienes una llaga en la zona genital o tienes cualquier otro signo de sífilis, ve a que te examine un médico o un enfermero. Debes hacerte la prueba si has tenido sexo sin protección o has tenido relaciones sexuales con alguien que tiene sífilis (aunque no notes ningún síntoma). Si estás embarazada, es posible que tu doctora te recomiende hacer la prueba de sífilis.

En general, las personas sexualmente activas deben realizar pruebas de ETS más o menos una vez al año. Puedes preguntar a la enfermera o a la médico si debes realizarte la prueba de sífilis. ¿Qué es lo mejor de realizar las pruebas de ETS? Pues que una vez superadas, tu mente podrá descansar, y en caso de que SÍ tengas sífilis, es mejor saberlo cuanto antes para tomar medicamentos y librarte de la enfermedad lo antes posible.

¿En qué consiste la prueba de sífilis?

Puedes hacerte la prueba de sífilis tengas o no llagas o síntomas. Normalmente, el enfermero o el médico toman una muestra rápida de sangre para realizar la prueba. Si tienes llagas abiertas, es posible que, de manera cuidadosa,  tomen una muestra del líquido de la llaga con un hisopo y la examinen.

La idea de realizarse una prueba puede asustar un poco, pero trata de tomarlo con calma. Las pruebas de ETS son parte regular de ser responsable y cuidar de tu salud. Lo bueno es que la sífilis puede curarse con antibióticos: cuanto antes sepas que tienes sífilis, más pronto podrás librarte de ella.

¿Dónde puedo hacerme las pruebas de sífilis?

Puedes realizarte pruebas de sífilis y otras ETS en el consultorio de tu médico, en una clínica de salud comunitaria, en el departamento de salud o en los  Centros de salud de Planned Parenthood locales.

Las pruebas de ETS no siempre forman parte del chequeo de salud o ginecológico habitual; es posible que debas pedir que te las hagan. Mantén una actitud abierta y sincera con tu enfermero o tu médico para que puedan ayudarte a determinar qué pruebas son las que necesitas. No tengas vergüenza: tu médico está ahí para ayudarte, no para juzgarte.