Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Durante los años de formación primaria, a medida que los niños interactúan más entre sí, comienzan a pensar sobre las diferentes estructuras de familia. Además alcanzan a entender su propia identidad de género durante este periodo. Es generalmente donde las identidades trans o género no-conformistas se vuelven más tangibles. Aprende a hablar con tu hijo/a sobre identidad, familia, género y más.

¿Qué debo tener en cuenta?

Los niños/as reciben muchos mensajes sobre el género del mundo que los rodea. Sabemos que el cerebro de un niño es como una esponja. Una de las cosas que su cerebro en crecimiento está discerniendo -en los primeros años de la escuela primaria- son los mensajes que reciben sobre el género. ¿Qué significa para ellos ser un niño o una niña? Algunos pueden ser determinados en aferrarse a roles de género estrictos, diciendo cosas como “azul es solo un color para niños” o “el rosa es sólo para niñas”. Otros niños pueden llegar a jugar o desafiar esos estereotipos de género.

La identidad de género -incluyendo las identidades transgénero y género no-conformistas- son cimentadas en los primeros años de escuela primaria. No todo aquel que desafía los roles de género tradicionales es transgénero. Por ejemplo, muchas niñas odian los vestidos. Tu hijo/a se da cuenta de su género bastante temprano en su vida, y generalmente lo comparten contigo. Así que, en el preescolar o los primeros años de primaria los niños trans se dan cuentan que no son del mismo género que les dijeron que eran cuando nacieron. Puede que quieran ser tratados como un género diferente.

Tal vez no estés seguro de qué decir o pensar si tu hijo/a te cuenta algo como esto. Podemos ayudarte para que entiendas su significado y los pasos a seguir.

Tú puedes apoyar a que tus hijos hagan sus propias elecciones sin importar cuál es su identidad de género. Permite y fomenta que tu hijo/a siga sus intereses y pruebe diferentes pasatiempos y actividades. Utiliza libros, películas o la televisión para indicar aquellos modelos a seguir que desafían los estereotipos de género (piensa en: personas LGBTQ, atletas mujeres o mecánicas, bailarines hombres o enfermeros, etc.)

¿No estás seguro cuál es la diferencia entre género y sexo? Tienes otras preguntas, como ¿qué significa ser transgénero? O ¿qué significa la sigla LGBTQ? Tenemos las respuestas.

¿Cómo hablo sobre los diferentes tipos de familiar?

A medida que tu hijo/a se vaya integrando a su comunidad escolar, probablemente se encontrará con familias diferentes a la suya. Diferentes familias poseen tradiciones culturales, religiones y valores diferentes. También pueden tener diferentes estructuras; algunos niños pueden tener 1 padre o madre en vez de ambos, o son criados por sus abuelos, o viven con una familia temporal o en casas de acogida. Algunos otros pueden tener 2 mamás o 2 papás. Existen muchos tipos de familias.

Es importante que tus hijos entiendan que no todas las familias se ven iguales. Puedes utilizar tus valores sobre la familia y sobre el respeto para guiarle a entender cómo algunas familias son diferentes a la suya, y que todas las familias merecen ser respetadas.

Puedes decir lo siguiente, “a pesar que esa familia se ve diferente a la nuestra, en realidad, no es tan diferente. Ellos se quieren tanto como nosotros nos queremos”.

El conocimiento y el respeto que tú fomentas al sostener estas conversaciones ayuda a crear una comunidad más segura e inclusiva para todos. También es algo importante en el caso de que tu hijo/a se de cuenta eventualmente que es LGBTQ o construya una estructura familiar diferente en el futuro.

Es normal que nuestros hijos tengan preguntas cuando ven algo nuevo. Puede que te sientas inseguro/a de cómo responder preguntas sobre familias con padres/madres LGBTQ. Aquí te sugerimos algunas preguntas y consejos para responderlas. Pero primero sería de utilidad el armarte de conocimientos para estar preparado/a. Lee sobre sexo, género e identidad de género, y orientación sexual.

P: ¿Porqué mi amigo/a tiene 2 mamás (o 2 papás)?

R: Sus mamás son lesbianas (o sus papás son gay). ¿Sabes el significado de esta palabra?

  • Tu hijo/a puede llegar a escuchar sobre identidades LGBTQ de otros niños, de la televisión o películas, o de sus hermanos/as mayores. Averigua lo que ya saben y ayúdale a entender lo que realmente significa.

  • No tengas miedo de utilizar palabras que describen la orientación sexual, como gay, lesbiana o bisexual, si estos son los términos que la persona a la que te refieres utiliza.

P: ¿Cómo hacen 2 mujeres o 2 hombres para tener un bebé?

R: Existen varias maneras de convertirse en padres. Algunas personas reciben ayuda de otra para tener un bebé. Otras adoptan. Leamos juntos sobre cómo se hacen los bebés.

  • Si tú y tu hijo/a ya han conversado sobre “los pájaros y las abejas”, ¡genial! Pero si les has dicho que un pene tiene que entrar en la vagina para hacer un bebé, entonces excluyes cómo hacen las parejas homosexuales (y parejas con temas de infertilidad) para tener un bebé. Aprende más sobre cómo hablar al respecto. What Makes A Baby por Cory Silverberg es un buen recurso para hablar sobre de dónde vienen los bebés de manera inclusiva.

  • Nota: No es muy cortés preguntar a un padre/madre gay que no conoces bien sobre cómo se convirtieron en padres. Para algunas personas, estos detalles son muy íntimos.

¿Cómo hablo sobre roles de género y estereotipos con mis hijos?

La mayoría de los niños, para el momento en que comienzan la escuela primaria, ya han recibido muchos mensajes sobre lo que significa ser un niño o una niña. Puede que los escuches diciendo “las muñecas son para las niñas y los camiones para los niños”. Puedes ayudar a que entiendan que no tienen que seguir los roles de género como si fuesen reglas que no pueden romperse. Tanto niños como niñas deben sentirse libres de explorar todo aquello que provoca su interés -aún si parece ir en dirección opuesta a los roles de género tradicionales.

Aquí compartimos algunos consejos para luchar contra estereotipos dañinos y ayudarle a que siga sus intereses.

  • Evita empujar a tu hijo hacia un estereotipo de género. Deja que tenga la libertad de elegir sus propios juguetes, intereses o pasatiempos, aún si parece no seguir su línea de género. Evita los colores estereotipados/temáticos en la habitación, juguetes, vestimenta, etc. Puede que eso ya le guste por un tiempo, y es normal y correcto que dejes que lo explore. Puedes ayudarle a largo plazo si no lo presionas/impones los estereotipos de género.

  • No asumas que tu hijo/a crecerá y será heterosexual. Hablar con tu hija sobre “crecer, tener novios y casarse con un hombre” y viceversa con tu hijo, envía el mensaje que a las niñas deben gustarle los niños, y viceversa, y que todo lo demás está mal o no es normal. A pesar de que los niños a esta edad generalmente no saben su orientación sexual, asumir que son heterosexuales puede provocarles temor de acudir a tí o un malestar contra ellos mismos en el futuro. Esto puede generar temas de salud mental, relaciones poco saludables y que tengan comportamientos de salud más arriesgados al alcanzar la adolescencia.

  • Conversa con tu familia y personas cercanas a tus hijos sobre tus valores en lo referente al género y respetarlos por quienes son. Por ejemplo, el abuelo quiere llevar solo al niño(s) al ver algún partido (deportes). Pide que lleve también a la niña(s). Otro ejemplo: la madrina de tu hija le compra muñecas de princesas pero tu hija prefiere los dinosaurios. Comparte la información con su madrina para que sepa qué le gusta a su ahijada y que tú la apoyas.

  • Deja que los niños y niñas expresen todas sus emociones. Una de las cosas más importantes que puedes hacer para que tu hijo/a crezca emocionalmente saludable es ayudarle a expresar sus emociones. Esto incluye dejar que los niños lloren. Y por otro lado, deja que las niñas se enojen tanto como lo hacen los niños así les enseñas a defenderse. Ayúdales a que utilicen sus palabras para explicar cómo se sienten y porqué.

  • Evita las frases como “sé un hombre” o “compórtate como una dama”. Utiliza las palabras que realmente tienen significado para tí, como valiente, bien educado, o cortéz.

  • Ten cuidado con los estereotipos de género en la televisión, películas, revistas, libros o juguetes. Considera cuáles son tus valores en lo que respecta a las historias de “princesas” o “héroes”, y cuáles son los mensajes que quieres que tu hijo/a se lleve de ellas si dejas que las lean/miren. Habla con tu hijo/a sobre lo que ellos opinan en cuanto a los estereotipos de género.

  • Ten cuidado con el doble estándar, como “los varones son así”. Si tu hijo/a tiene un hermano/a de otro género, que las reglas y expectativas sean las mismas para ambos. Por ejemplo, no esperes que tus hijos varones sean mejor en matemáticas y ciencias que tus hijas mujeres. No toleres las peleas físicas caseras de tus hijos varones si no las toleras también de tus hijas mujeres. Si esperas cortesía, dulzura o ayuda de tus hijas mujeres, también espera lo mismo de tus hijos varones.

Es normal que los niños repitan lo que escuchan sin entender su significado. Haz la corrección necesaria si los escuchas decir “Chris corre como niña”, o “Janelle tiene el corte de pelo como un niño”. Puedes decirle:

“Correr como una niña puede ser un cumplido. ¡Las niñas pueden correr muy rápido! Además, no es muy educado burlarse de cómo otro corre”.

“No existe un corte de cabello para niños o un corte para niñas. Cada uno puede hacer lo que quiera con su cabello”.

¿Cómo sé si mi hijo/a es transgénero o género no-conformista?

Ser transgénero significa identificarse con un género diferente al que te fue asignado al momento de nacer. Ser género no-conformista significa que tu identidad de género o expresión no sigue las ideas tradicionales de hombre o mujer -puede que te identifiques como no-binario, géneroqueer u otra palabra. Algunas personas utilizan los términos “género-expansivo” o “género-creativo” para describir aquellos niños con expresiones de género no-binarias. Aunque no sabemos realmente cuántas personas son transgénero, algunos estudios recientes revelan que cerca del 1% de las personas en Estados Unidos se identifican como transgénero, o sea, más de un millón y medio de personas.

¿Cuándo empieza este proceso? A algunos niños les lleva años entender su identidad de género y “salir” como transgénero o género no-conformista, y esto no sucede hasta la adolescencia o adultez. Frecuentemente esto ocurre porque han recibido mensajes desde muy temprano en la niñez que los ha hecho sentirse avergonzados o temerosos de quiénes son. Pero para otros niños, esto se revela claramente a partir de los 2-3 años de edad; que no son el género que todos dicen que es.

Algunas señales pueden incluir:

  • Pueden decirte directamente: “Mamá/Papá, soy una niña, no un niño” o, “No soy ni una niña ni un niño”.

  • Pueden molestarse si alguien les dice que son el género que se les asignó al momento de nacer.

  • Pueden querer vestir solamente vestimenta asociada con el otro género, llevar su cabello como el otro género, o querer participar en equipos o jugar con otros niños exclusivamente del otro género.

¿Cómo sabes que tu hijo/a es realmente transgénero? O ¿si solamente están empujando contra los estereotipos de género? Los expertos dicen que los niños transgénero describen su identidad de género de manera:

  • Consistente: No vacilan entre un género y el otro; se identifican claramente con uno en particular.

  • Insistente: Sienten su identidad fuertemente, y se molestan cuando malentienden su género.

  • Persistente: La manera de auto identificación se sostiene en el tiempo.

Lo mejor que puedes hacer si tienes la idea de que tu hijo/a puede ser trans o género no-conformista es apoyarlos mientras ellos siguen sus instintos, y demostrarles que los amas sin cuestionamientos.

A medida que avance el tiempo, y si sus acciones y palabras son consistentes, insistentes y persistentes en lo referente a su identidad de género, será entonces una buena idea consultar con un consejero o terapeuta especializado (y que apoye a) en identidades LGBTQ. Puede ser de utilidad conversar con otras familias de niños trans o género no-conformistas -tanto para tí como para tu hijo/a.

Debes saber que la pubertad es una etapa particularmente difícil para los niños transgénero y género no-conformistas. A medida que se acerquen a la adolescencia, puedes hablar con su médico o enfermero sobre los bloqueadores de pubertad y otros cuidados médicos transgénero.

Tratar de pelear contra tu hijo/a para lograr que ignore sus sentimientos sobre su género puede provocar grandes daños. Ser rechazado por tus padres es traumatizante de muchas maneras grandes y pequeñas. Los niños/as que crecen como adolescentes LGBTQ sin padres que apoyan su identidad se arriesgan más en cuanto a su salud y sufren de enfermedades mentales. Lo más importante es amar y apoyar a tu hijo/a sin importar quiénes son.

¿Cómo creo un espacio seguro para mi hijo/a transgénero o género no-conformista?

Un lugar seguro es aquel donde tu hijo/a puede ser él/ella mismo/a sin miedos. Esto se traduce en cero tolerancia al bullying/acoso homofóbico o transfóbico, la agresión, o violencia. Es un lugar donde las personas cercanas -especialmente aquellos a cargo- acuerdan que el comportamiento y actitudes negativas hacia las personas LGBTQ son inaceptables.

Tu hogar necesita ser un espacio seguro para que tu hijo/a crezca, explore sus intereses, juegue y trabaje por sus deseos y sueños, sin importar su identidad de género. Puedes lograr que tu hogar sea un lugar seguro si actuas de estas maneras:

  • Escucha a tu hijo/a y pregunta qué necesitan de tí para sentirse más felices.

  • Deja que se vistan como ellos quieren.

  • Está atentos a las señales de depresión o ansiedad, y busca ayuda de un terapeuta o consejero si piensas que tienen dificultades.

  • Deja bien en claro que el lenguaje homofóbico o transfóbico, incluyendo los chistes, es totalmente inaceptable dentro de tu casa.

  • Deja que tu hijo/a lea libros o mire programas de televisión con personajes LGBTQ.

  • Sé claro con tu familia y otras personas cercanas a tu hijo/a sobre estas reglas. Pide ayuda de consejeros profesionales o terapeutas si la familia se convierte en un obstáculo.

En Estados Unidos, los niños/as transgénero y género no-conformistas están siendo lentamente incorporados y aceptados, y algunas escuelas están respondiendo con medidas para asegurar su seguridad y respeto. Pero los niños/as trans y género-no conformista son demasiado frecuentemente blanco de bullying y acoso -lo cual hace ir a la escuela sumamente difícil.

Tú puedes ser el defensor más fuerte que tiene tu hijo/a y tomar los pasos necesarios para que su escuela sea un lugar seguro. Habla con ellos sobre su experiencia escolar regularmente, y trata tus preocupaciones relacionadas con el bullying con la administración y maestros de la escuela.

Chequea estos recursos sobre cómo lograr escuelas seguras para niños/as LGBTQ: