Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Si te decidiste a tener sexo, hay algunas cosas que pueden ayudarte a que sea una experiencia positiva.

Creo que estoy listo para tener relaciones sexuales. Y ahora, ¿qué hago?

Si estás decidid a tener sexo, hay algunas cosas en las que debes pensar detenidamente.

  • Necesitas consentimiento. Consentimiento sexual es cuando ambas partes aceptan tener sexo sin presión ni manipulación. Es importante el conversar sobre lo que sí quieres hacer y lo que no y luego respetar los límites de cada uno.

  • Se honesto. La honestidad es realmente importante para cualquier relación, pero especialmente importante cuando se trata de una relación sexual.

  • Hazte el exámen de detección de ETS. Si tu o tu pareja ya han tenido sexo oral, vaginal o anal anteriormente, el hacerte un exámen de detección puede prevenir el contagio de infecciones de transmisión sexual (ETS).

  • Usa protección. Si vas a tener sexo vaginal, usa anticonceptivos o condones para protegerte de un embarazo y de las ETS. Si vas a tener sexo anal u oral, el usar condones o barrera bucal te ayudarán a prevenir las ETS. Habla con tu pareja sobre cómo pueden hacer para que el sexo sea más seguro para ambos.

  • Comunícate. El conversar sobre lo que te gusta hacer y lo que no es realmente importante. Esto significa preguntarle a tu pareja si él o ella quiere hacer lo que tú quieres hacer, y el decir “sí” o “no” a lo que tu pareja quiere hacer. Ambos pueden decir “detente” o “no” en cualquier situación.

  • Considera los riesgos posibles. El sexo puede acarrear riesgos altos. Habla con tu pareja sobre cómo manejarías un embarazo no planeado o una ETS antes de mantener relaciones sexuales.

Hablar con tu pareja sobre sexo

Antes de tener sexo, tú y tu pareja deben saber si la otra persona realmente quiere hacerlo. Esto se llama “conseguir o dar consentimiento”. Puedes preguntar de manera sencilla “¿Quieres hacer/tener…? O hacerle saber que quieres hacer ciertas cosas pero no otras. No asumas que el lenguaje corporal, la manera de vestir o actuar es lo mismo que consentir/dar permiso para tener sexo.

Es importante el sentirse cómodo al decir sí al sexo. También lo es el sentirse cómodo diciendo “no”. Tienes derecho a decir no a cualquier clase de actividad sexual, aun cuando hayas dicho que sí anteriormente. Tienes también el derecho de detener el acto sexual en el momento que quieras.

No está bien presionar a otra persona a hacer algo sexual o seguir insistiendo luego de que te han dicho que no. No está bien tener sexo con una persona que esté borracha o drogada.

El sexo se disfruta mucho más si puedes decirle a tu pareja lo que necesitas o lo que te viene bien. No siempre es fácil hablar de sexo, pero nadie puede leer tus pensamientos. Una buena regla a seguir es: Si no te sientes listo para hablar abiertamente sobre sexo con tu pareja, pues entonces no estás listo para tenerlo. Pregúntate:

  • ¿Tengo una relación sana con esta persona?

  • ¿Puedo conversar con mi pareja sobre las cosas que me molestan?

  • ¿Escucho a mi pareja y comparto mis sentimientos de manera respetuosa? ¿Hacen lo mismo por mi?

  • ¿Me siento cómodo/a diciendo “no” y “detente”? ¿Me harán caso?

  • ¿Puedo hablar con mi pareja sobre usar condones/barreras bucales/anticonceptivos?

Si respondes no a cualquiera de estas preguntas, entonces su relación puede no estar lista para que tengan sexo.

Asegúrate de estar listo para protegerte y a tu pareja de un embarazo/ETS.

El sexo vaginal, oral y anal, así como el toqueteo genital pueden llevarte a una ETS. El sexo vaginal también puede causar un embarazo. Usar anticonceptivos te protege del embarazo, y los condones ayudan a protegerte contra las ETS Y un embarazo. Las barreras bucales pueden protegerte de una ETS durante el sexo oral sobre la vulva o el ano.

Antes de decidir a tener sexo, pregúntate:

  • ¿Sé cómo protegerme de las ETS?

  • ¿Tengo condones? ¿Sé cómo usarlos?

  • ¿Sé cómo prevenir un embarazo?

  • ¿Cómo manejaría una ETS o un embarazo no planeado?

  • ¿Estoy listo/a para consultar con un médico sobre el exámen de detección de ETS/anticonceptivos?

  • ¿He conversado con mi novio o novia sobre todos estos temas?

Si tu respuesta a cualquiera de estas preguntas es no, puede ser que no estés listo/a todavía para tener sexo. Puedes hablar con alguno de tus padres o un adulto en quien confíes o visitar tu centro de salud de Planned Parenthood más cercano para recibir la información y el apoyo que necesitas.