Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Hablar con tus padres sobre sexo puede sentirse más miedoso de lo que realmente es. Con un poco de planificación y práctica, estarás listo para empezar la conversación.

¿Cuál es la mejor manera de empezar una conversación con mis padres sobre sexo?

Comenzar la conversación puede ser la parte más difícil. Prometemos que se pone más fácil con el tiempo. Aquí te dejamos algunos consejos para ayudarte:

  • Trata de usar un artículo de una revista o un programa de TV para comenzar a hablar de sexo de manera general. Después podes ir pasando a los temas que te afectan a nivel personal.

  • Si te sientes más cómodo comunicándote por email, mensaje de texto o IM, hazlo. No importa el medio que escojas para hablar -solo habla.

  • Dales a tus padres un adelanto de que quieres hablar con ellos. Diles algo como: “¿Podemos tener una charla en privado hoy por la noche?” De esta manera te aseguras de tener su atención y ellos lo tomarán con seriedad.

  • Rompe el hielo con una frase como “hablar de esto se siente raro y puedo que lo sea para ustedes también, pero quiero preguntarles sobre…” Reconocer esa incomodidad puede ayudar a que desaparezca.

  • Piensa en las preguntas que quieres hacer, y tal vez puedas hasta escribirlas primero. Puedes preguntarles sobre qué les enseñaron sus padres sobre sexo, cómo saber que te has enamorado, cuándo tener sexo, y cómo protegerse de un embarazo o de las ETS.

  • Diles porqué estás haciendo todas estas preguntas. ¿Es porque quieres entender lo que ellos esperan de ti? ¿Es para conseguir información? ¿Es para ayudarte a tomar una decisión o ayudar a un amigo/a a tomar una decisión? Decirles por qué impedirá que tus padres asuman cosas que no son.

¿Qué pasa si realmente no puedo hablar con mis padres sobre sexo?

Desafortunadamente, algunos padres no pueden superar su propia incomodidad respecto al sexo. O peor, algunos amenazan o castigan a sus hijos por iniciar una conversación sobre esto. Si sientes que hacer preguntas sobre sexo te pone en peligro, no lo hagas.

Si estás muy preocupado por la reacción de tus padres, tal vez quieras posponer la conversación hasta que te sientas que tú y tus padres están listos. O tal vez tus padres no estén cerca tuyo. En estos casos, podrías consultar con otro adulto en quien confías, como un amigo de la familia, un pariente o un consejero.

El equipo de trabajo de tu centro de salud Planned Parenthood más cercano puede hablar contigo y ayudarte a encontrar la información y los recursos que necesitas.