Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Hablar de sexo no tiene porqué ser estresante. Se pondrá más fácil con la práctica.

¿Cómo habla con mi pareja sobre sexo?

La comunicación es una parte muy importante de cualquier relación, sea sexual o no. Hay algunas cosas que puedes decir para mejorar tu relación de pareja. Por ejemplo: “¿Podemos tratar de hacer---?” o, “Esto no me gusta”, o “No me siento cómodo/a con---, ¿podemos hacer---en reemplazo?. Conversar con el otro sobre lo que quieres y no quieres hacer les da la oportunidad de ser honestos y acercarse más. Así que, ¡pregunta y habla!

También es importante escuchar atentamente a tu pareja. De esa manera tu novio o novia sabe que respetas sus límites y sentimientos y así podrán hablar contigo con más facilidad. Haz preguntas si algo no está del todo claro o sientes que te envían señales confusas. Trata de no suponer nada. Y nunca presiones o manipules a la otra persona para que haga algo que no quiere hacer.

Habla con tu novio o novia sobre sexo cuando los dos estén cómodos y tranquilos. Esto significa, hazlo antes de empezar a avanzar con las caricias, besos, etc. así no pierden la oportunidad por estar enrollados en otra cosa. Cuando una conversación sobre sexo comienza, no se detiene ahí -hablas durante y luego del encuentro sexual así los dos saben que están de acuerdo.

Así es cómo se hace:

Hablar de sexo no es solo una conversación y listo. Son muchas conversaciones que suceden a lo largo de tu relación con otra persona. En una relación saludable, las dos personas se sientan a conversar cómodamente sobre consentimiento, anticonceptivos, sexo seguro y lo que les da placer -sin que ninguno de los dos se sienta presionado o irrespetado.

¿Qué pasa si yo quiero hacer algunas cosas sexuales pero no otras?

¡Esto es totalmente normal y totalmente okay!

Se honesto con lo que estás dispuesto hacer y lo que no. Comienza con un cumplido (“Me gusta mucho cuanto tú---. ¿Podemos hacer más de esto pero menos de---?) si te preocupa que puedes herir sus sentimientos.

Respeta sus límites. Cuando tu quieres hacer algo, ellos también tienen el derecho de decidir si se sienten cómodos de hacerlo.

Si ellos quieren hacer algo que tu no quieres, sugiere otra cosa para hacer -o diles que quieres detenerte por completo. Nunca tengas sexo o hagas algo que no quieres hacer. Y puedes cambiar de parecer en cualquier momento -aun si ya has tenido sexo antes o haz hecho cosas sexuales con esta u otra persona.

Si dices que no quieres tener sexo y no te apoyan o entienden, esto es señal que tu relación no es saludable.