Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Conectar con alguien de forma sentimental, emocional y física puede ser estupendo. Sin embargo, construír una buena relación requiere mucho trabajo. 

¿Cuáles son los puntos claves para tener una gran relación?

Ninguna relación es perfecta todo el tiempo, pero en una relación sana, ambas personas se sienten bien la mayor parte del tiempo. Para tener una buena relación, hace falta más que atracción, se requiere trabajo y que los dos estén dispuestos a hacer el esfuerzo. Estas son algunos consejos para construir una relación sana:

  • Quiérete. Estar cómodo contigo mismo hace de ti una pareja más feliz .
  • Comunícate. Habla con tu pareja sobre tus sentimientos. Haz preguntas y escucha las respuestas. Si te sientes molesto, dilo. No hagas que tu pareja adivine qué te pasa. Hablar de los problemas genera confianza y fortalece la relación. No todo se trata de cómo lidiar con los problemas, no te olvides de decirle a tu pareja cuando hace algo que te hace feliz.
  • Sé honesto. Sean sinceros con respecto a lo que hacen, piensan y sienten. La honestidad genera confianza. Pocas cosas dañan tanto a una relación como las mentiras.
  • Permítanse tener un poco de espacio. El tiempo en pareja es estupendo, pero estar TODO el tiempo juntos no lo es. Es bueno que cada uno tenga sus propios amigos e intereses fuera de la relación.
  • Acepten que no están de acuerdo. No siempre verán las cosas de la misma manera, y eso está bien. Lo importante es respetar las opiniones e ideas del otro.
  • Perdona y pide perdón. Todos cometemos errores. Debes estar dispuesto a pedir perdón por tus faltas y aceptar las disculpas de tu pareja.
  • Apóyense. Cuando tu pareja hace algo grandioso, díselo. Tu pareja debe hacer lo mismo por ti.
  • Habla sobre sexo... De forma abierta y honesta. Decirle a tu pareja lo que te hace sentir bien, lo que te gusta y lo que no, contribuye a que tengan mejor sexo. Nunca presiones a tu pareja para que haga algo que no desea hacer, ni tampoco permitas que tu pareja te presione. El consentimiento es obligatorio.
  • Cuida tu salud sexual. Habla con tu pareja sobre cómo se van a proteger contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y los embarazos no planificados. Practica sexo seguro y hazte pruebas de ETS.

¿Cómo puedo saber si mi relación es sana?

Evaluar esporádicamente si te sientes bien con tu relación es una buena práctica. Las preguntas a continuación se enfocan en las relaciones sexuales y sentimentales, pero también se puede aplicar a otros tipos de relaciones. Después de responder el cuestionario, podría resultar útil volver a responderlo desde la perspectiva de tu pareja.

  • ¿Tu pareja escucha y respeta tus ideas?
  • ¿Tu pareja te da espacio para que pases tiempo con tus amigos y tu familia?
  • ¿Disfrutas pasar tiempo con tu pareja?
  • ¿Te sientes cómodo diciéndole a tu pareja cuando hace algo que te molesta?
  • ¿Te sientes cómodo al compartir tus pensamientos y sentimientos?
  • ¿Puedes decirle a tu pareja lo que te gusta en lo referente al sexo?
  • ¿Tu pareja se esfuerza por llevarse bien con tus amigos y familiares?
  • ¿Tu pareja está orgullosa de tus logros y tus éxitos?
  • ¿Tu pareja te respeta cuando piensan diferente?
  • ¿Puedes hablar con tu pareja sobre métodos anticonceptivos o sexo seguro?

Las relaciones pueden ser complicadas, pero si la respuesta a todas estas preguntas fue “sí”, es muy probable que la relación que tienes sea sana. Si tu respuesta a dos o más preguntas fue “no”, podrías estar en una relación enfermiza.

¿Cómo puedo mejorar mi relación?

Mantener tu relación en buena forma, definitivamente, requiere trabajo. Habla con tu pareja sobre lo que crees que podría mejorar. Sé claro sobre lo que te molesta y sé respetuoso. La buena comunicación es una herramienta importante para resolver problemas. Si tienes problemas para resolver las cosas por ti mismo, considera la posibilidad de buscar la ayuda de una persona externa a la pareja. A veces, hablar con un consejero o terapeuta puede ayudar a que las parejas resuelvan sus problemas y mejoren su relación.