Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Consentimiento (dar permiso/aprobación) es cuando una persona acepta hacer algo libremente. Cuando se trata de sexo, el consentimiento es obligatorio, todas y cada una de las veces.

¿Por qué importa tener consentimiento?

El consentimiento es cuando una persona acepta tener algo sexual contigo -sea besarse, tocarse, sexo oral, sexo vaginal o sexo anal. Antes de hacer cualquiera de estas cosas, se necesita saber con total claridad que ambas personas quieren participar.

Esto significa que si quieres tener algo sexual con alguien, necesitas preguntar primero. Si no preguntas antes de empezar a tocar, besar o tener algo sexual con otra persona, y él o ella no dice “si”, entonces no tienes el permiso de esa persona, y lo que le hagas puede ser considerado violación o agresión sexual. Es por eso que obtener consentimiento es fundamental.

Pedir permiso/obtener consentimiento no es difícil o engorroso. De hecho, permite que las cosas sexis sean menos incómodas y confusas cuando hay un consentimiento claro; tienes seguridad de que la persona con la que te encuentras quiere las mismas cosas que tú.

El consentimiento es:

Dado con libertad. No está bien presionar, engañar o amenazar a alguien para que diga sí. Y no puedes dar consentimiento si estás borracho, drogado o desmayado.

Revertible. Está bien si dices “sí” y luego cambias de parecer -¡en cualquier momento! Aun si lo has hecho antes o ya estén los dos desnudos en la cama.

Estar informado/a. Solo puedes aceptar algo cuando sabes todo lo que implica. Por ejemplo, si te dicen que van a usar un condón pero luego no lo hacen, entonces no hay un consentimiento completo.

Estar entusiasmado. Cuando de sexo se trata, tienes que hacer lo que tú QUIERAS hacer, no lo que la otra gente espera de tí. Si la persona no se la ve entusiasmada (contenta, excitada o enérgica), detente y pregunta qué pasa.

Ser específico. Decir que sí a una cosa (como ir al dormitorio a tocarse y besarse) no significa que estás diciendo que sí a otras (como tener sexo).

Existen leyes que nos dicen quién puede dar consentimiento. Si la persona con la que te encuentras...

  • Está borracha o drogada

  • Dormida o desmayada

  • Por debajo de la edad legal de consentimiento o mucho más joven que tú

  • Con alguna incapacidad que afecte sus posibilidades de entenderte

...entonces No pueden consentir, y No está bien tener algo sexual con él o ella.

Aprende más sobre consentimiento sexual.

¿Cómo sé tengo su consentimiento/aprobación?

El consentimiento es un “¡sí! claro, alegre y con entusiasmo. Todo lo demás, NO es consentimiento.

Y, ¿cómo lo consigo? Pregunta. Pedir consentimiento es muy fácil: dí lo que quieres hacer y pregunta si quieren hacerlo también.

Un ejemplo: Realmente quiero besarte. ¿Quieres que te bese?

  • Si dicen “sí” y se ven contentos, esto es consentimiento, y puedes besarlos. ¡Vamos todavía!

  • Si dicen “sí” pero parecen dudar o preocupados, NO están consintiendo. Pregunta de nuevo, “¿Estás seguro/a? No tenemos que hacer eso”.

  • Si dicen “no”, o “no lo sé”, o no dicen nada, NO están consintiendo, y debes detenerte y preguntar qué sienten/piensan.

  • Recuerda: consentir a 1 cosa sexual no significa consentir a todas las cosas sexuales.

  • Está bien si tú o la otra persona con la que te encuentras dice “detente” en cualquier momento. Presta atención a lo que dice tu pareja, y si se muestran contentos o no.

Digamos que ligaste con alguien y todo marcha bien. Unas semanas después piensas que pueden llegar a ligar nuevamente. Necesitas obtener consentimiento nuevamente. No es suficiente obtenerlo una vez -tienes que pedir permiso cada vez.

Tienes derecho a decir “no” en cualquier momento, aun si ya has tenido sexo anteriormente. Es importante pedir consentimiento y chequear cómo está la otra persona aun si estás en una relación seria y estable y has hecho algo sexual varias veces.

Si pides consentimiento y la otra persona dice “no”, no te lo tomes muy personalmente. No significa que hay algo malo contigo y no necesariamente signifique que no le agradas a la otra persona. Diferentes personas tienen límites diferentes.

Pero una vez que ya sabes que la otra persona no está cómoda con lo que le pides, tienes que detenerte y no insistir. No intentes hacerlos sentir mal por haber dicho “no” ni trates de convencerlos que están equivocados o que se pierden de algo. Eso es una falta de respeto total y para nada divertido.

Aprende más sobre el consentimiento.

¿Quieres ver cómo se ve esto en lo cotidiano? Mira estos videos.

Dar consentimiento

Si una persona te pide que consientas para alguna actividad sexual y tú sí quieres hacerlo, entonces es fácil dar tu consentimiento. Todo lo que tienes que decir es “¡sí!”. También puedes decir algo así como “haz esto, por favor”, “si, y…” o tu propia versión sexy de “me interesa hacer esto”.

¿Qué pasa si no quieres dar tu consentimiento para alguna actividad sexual? Si la persona con la que te encuentras te pide tu consentimiento, es más fácil decir que “no”. Desafortunadamente, muchas personas no buscan consentimiento antes de empezar a tocarte, besarte, desnudarte, o hacer otras cosas de índole sexual con tu cuerpo. El decir que no quieres hacer algo puede a veces ser algo difícil. Es normal el preocuparse por si desilusionas a la otra persona, especialmente cuando te gusta. Pero no debes pedir disculpas ni dar explicaciones. Es suficiente con decir “no”, o “detente”.

Aquí te damos una lista de maneras alternativas de decir “no”:

  • Eso no me gusta.

  • No me interesa hacer eso.

  • No estoy lista para esto.

  • Hoy no me siento con ganas de hacerlo.

  • Me gustas mucho pero no quiero hacer esto ahora.

  • Solo haré eso si usas un condón.

  • ¿Qué tal si hacemos ____ en vez de lo otro?

Si la persona con la que te encuentras te presiona para que hagas algo, significa que no saben cómo respetar tus límites y eso no está bien.

Si dices que “no” o “detente/para/stop” a alguien y no se detienen, eso se llama agresión sexual. NUNCA está bien que alguien te toque de manera sexual sin tu permiso, y si esto sucede, NO es tu culpa. Si te han agredido sexualmente, has sido abusada o violada, hay ayuda disponible.

Más Sobre Sexo