Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

La vasectomía es extremadamente segura para la mayoría de las personas, pero todos los procedimientos médicos tienen algunos riesgos. El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y en general, no se puede revertir.

¿Estás considerando hacerte una vasectomía? Encuentra un centro de salud →

¿Es segura la vasectomía?

La vasectomía es muy segura, y muy pocas personas tienen complicaciones. Sin embargo, como en todo procedimiento médico, existen posibles riesgos. Los riesgos más comunes de una vasectomía son leves y se pueden tratar.

¿Puedo hacerme a una vasectomía?

La mayoría de las personas que tienen pene y testículos pueden someterse a una vasectomía de forma segura. Tu médico o enfermera hablarán contigo sobre tu salud para asegurarse de que la vasectomía sea el procedimiento indicado para ti.

Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas tener hijos por el resto de tu vida.

Es posible que la vasectomía no sea una buena opción en los siguientes casos:

  • Puede que desees tener hijos biológicos en el futuro.
  • Tu pareja, tus amigos o tu familia te están presionando.
  • Esperas que una vasectomía solucione problemas que pueden ser pasajeros, como problemas matrimoniales o sexuales, enfermedades mentales o físicas de corta duración, problemas financieros o desempleo.

¿Se puede revertir una vasectomía?

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, de modo que, en general, no se puede revertir.

En ocasiones, es posible revertir una vasectomía, pero no hay garantías, y es posible que nunca recuperes la fertilidad. Revertir una vasectomía implica una cirugía complicada que puede ser muy costosa.

Que la reversión de una vasectomía dé resultado o no depende de:

  • El tiempo que transcurrió desde que te sometiste a la vasectomía.
  • El tipo de vasectomía que te hiciste.
  • Si tu cuerpo desarrolló anticuerpos contra el esperma (cuando tu sistema inmunitario ataca al esperma).

Si te preocupa la reversión al considerar someterte a una vasectomía, es probable que lo mejor sea esperar.

Antes de someterte a una vasectomía, piensa en cualquier cambio de vida que pueda afectarte en el futuro, como un divorcio, una nueva pareja o la muerte de un hijo. No necesitas el permiso de tu pareja para someterte a una vasectomía, pero es aconsejable que hables sobre esta decisión con ella (o cualquier persona que pueda apoyarte y aconsejarte al respecto).

Existen otras maneras no permanentes para evitar embarazos, como el condónrelaciones sexuales sin penetraciónretirar el pene antes de eyacular. Además, tu pareja también tiene muchas opciones de métodos anticonceptivos. El DIU (dispositivo intrauterino) e implante son casi tan eficaces como la vasectomía y duran mucho tiempo, pero no son permanentes.

¿Cuáles son los riesgos de una vasectomía?

Someterse a una vasectomía suele ser muy seguro, sin embargo, como en todo procedimiento médico, pueden existir algunos riesgos. Por ejemplo, dolores pasajeros, hematomas e infecciones son los más comunes. Es posible que la médico deba administrarte un antibiótico para tratar la infección.

Comunícate con el médico si te hiciste a una vasectomía y tienes alguno de los siguientes signos de infección:

  • Fiebre superior a 100 °F (38 °C).
  • Sangre o pus donde se realizó el corte en el escroto.
  • Mucho dolor o hinchazón en el área del escroto o de los testículos.

Otros posibles problemas de la vasectomía incluyen:

  • Sangrado en el lugar de la piel donde se realizó el corte (por lo general, se detiene por sí mismo).
  • Sangrado debajo de la piel que puede causar hinchazón o un moretón (denominado “hematoma”). Suele desaparecer por sí mismo. Colocarse hielo en el moretón y tomar analgésicos de venta libre puede ayudar.
  • Hinchazón (denominada “granuloma espermático”) a causa de una fuga de esperma en los conductos deferentes. Suele desaparecer por sí mismo, pero es posible que el médico deba drenarlo.
  • Es común sentir dolor o molestias temporales. Puedes tomar analgésicos de venta libre y usar ropa interior de soporte que no permita que los testículos cuelguen. El dolor prolongado es muy poco frecuente, pero es posible. Si esto sucede, debes hablar con un médico o enfermero acerca de un posible tratamiento.

Rara vez, los extremos cortados del conducto deferente se vuelven a unir, lo que puede permitir que se produzca un embarazo.

La Vasectomía

  • 99% de efectividad.

  • Cuesta hasta $1,000, pero el costo puede ser de $0.

  • Es un procedimiento quirúrgico.

  • Se hace una vez y dura para siempre.

La vasectomía no protege contra las enfermedades de transmisión sexual. Usa un condón para ayudar a evitar las enfermedades de transmisión sexual.
VER TODOS LOS MÉTODOS