Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Quizá necesites un poco de práctica para acostumbrarte al condón interno (condón femenino). Además, para que funcionen bien, tienes que usarlo correctamente cada vez que tengas sexo.

Tienes que usar el condón interno cada vez que tengas sexo.

Para que el condón interno funcione lo mejor posible, debes usar uno nuevo cada vez que tengas sexo vaginal o anal y debes usarlo de la manera correcta. Esto es más fácil de hacer si tienes suficientes condones a la mano (como en tu bolso o junto a la cama), listos para cuando los necesites.

Si no estás segurx de poder usar el condón interno (preservativo femenino) cada vez que tienes relaciones, hay muchos otros tipos de anticonceptivos más fáciles de usar y que ofrecen mejor protección contra embarazos (como el dispositivo intrauterino (DIU) y el implante anticonceptivo). Contesta este cuestionario (disponible sólo en inglés) para encontrar el método más adecuado para ti.

Recuerda: sin importar el método anticonceptivo que uses, la mejor manera de tener menos chances de contagiarte de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es usar condones (masculinos o internos), junto con tu método anticonceptivo cada vez que tengas relaciones.

Puede llevar algo de tiempo acostumbrarse al condón interno (condón femenino).

Interrumpir la acción para colocarte el condón interno (condón femenino) puede hacer que te distraigas del momento. O quizá pienses que la manera en que se ve el condón interno colgando fuera de tu vagina o ano arruina el momento.

Si te sientes así, puedes intentar algunas de estas ideas para que los condones internos te funcionen:

  • Todo es cuestión de práctica: si te acostumbras a los condones internos, sentirás más comodidad y confianza.

  • Cambia de actitud: en lugar de enfocarte en lo molesto que puede ser tener que usar un condón interno (condón femenino), concéntrate en la parte sexual (y en lo estupendo que es que los condones te permiten disfrutar sin preocuparte por el embarazo y las ETS).

  • Incluye el condón interno en los juegos previos al sexo: mientras tú o tu pareja sexual coloca el condón interno, pueden mantener el fuego encendido estimulándose mutuamente y dejándose llevar por el placer. Así, no sentirás que estás interrumpiendo nada, pues todo es parte de la acción.

  • Algunas personas pueden sentir irritación en la vagina, la vulva, el pene o el ano cuando usan el condón interno. Usualmente es por la fricción, por lo que usar más lubricante generalmente soluciona el problema. Aún si no sientes ninguna incomodidad, el lubricante realmente puede aumentar el placer y las sensaciones durante el sexo, sobre todo cuando usas condones.

Condón interno

  • 79% de efectividad.

  • Cuesta de $2 a $3 cada uno, pero puede ser $0.

  • Puede requerir receta médica.

  • Debe ponerse antes del sexo.

El condón interno (condón femenino) ayuda a proteger contra las ETS. Para tener aún más protección contra embarazos, usa otro método anticonceptivo además del condón interno.
Conoce todos los métodos