Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

El aborto con medicamentos es muy seguro. Es muy raro que se presenten problemas graves, pero, como en todos los procedimientos médicos, existen riesgos.

¿Cuán segura es la píldora abortiva?

El aborto con medicamentos se ha realizado de forma segura en los Estados Unidos por más de 15 años. Es muy raro que hayan complicaciones graves, pero se pueden presentar. Entre estas se incluyen las siguientes:

  • Las píldoras abortivas no funcionan y el embarazo no se interrumpe.
  • Quedan restos de tejido del embarazo en el útero.
  • Coágulos de sangre en el útero.
  • Sangrado muy abundante o por períodos muy extensos.
  • Infección
  • Reacción alérgica a uno de los medicamentos.

Estos problemas no son comunes. En caso de que ocurran, suelen ser fáciles de controlar, ya sea con medicamentos o con otros tratamientos.

En casos excepcionales, algunas complicaciones pueden ser muy graves o, incluso, potencialmente mortales. Comunícate de inmediato con tu médico o con el centro de salud si experimentas lo siguiente:

  • Tienes sangrado vaginal abundante que empapa más de 2 toallas higiénicas grandes en una hora durante 2 horas seguidas o más.
  • Expulsas grandes coágulos de sangre (más grandes que un limón) durante más de 2 horas.
  • Sientes dolores abdominales o cólicos que no se calman con analgésicos.
  • Tienes fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más durante más de 24 horas después de haber tomado el misoprostol.
  • Sientes debilidad o náuseas, o tienes vómitos o diarrea durante más de 24 horas después de haber tomado el misoprostol.

Deberías empezar a sentirte mejor el día siguiente después de realizarte el aborto. Tener náuseas, vómitos, diarrea, dolor en el abdomen o fiebre por más de 24 horas después de tomar misoprostol (la segunda píldora), puede ser síntoma de infección. Consulta de inmediato con un médico o enfermero si tienes cualquiera de esos síntomas. En algunos casos muy raros, los problemas serios pueden ser fatales pero, en general, el aborto es un procedimiento muy seguro. De hecho, el embarazo y el nacimiento son más riesgosos que la mayoría de los abortos.

Si tienes alguna complicación durante el aborto con medicamentos, puedes consultarlo con tu médico o en un centro de salud. En el caso improbable de que siguieras embarazada, tu médico o enfermero hablará contigo sobre las opciones que tienes. Es posible que necesites otra dosis de medicamentos o realizarte un aborto en una clínica para interrumpir el embarazo.

Como sucede con todos los medicamentos, la píldora no les funciona a todas las personas. Puede ser que la píldora abortiva no sea lo mejor indicado para ti si tienes ciertas afecciones médicas o si estas tomando ciertos medicamentos. El médico o enfermero hablará contigo y te ayudará a decidir si la píldora abortiva es lo indicado para ti.

¿El aborto con medicamentos tiene efectos secundarios a largo plazo?

La píldora abortiva es muy segura y muy eficaz. Es un método de aborto muy común, millones de personas lo usaron de manera segura.

A menos que haya alguna complicación grave y poco frecuente que no se trate, no genera riesgos para embarazos futuros ni para tu salud en general. Realizarte un aborto no aumenta el riesgo de padecer cáncer de seno ni afecta tu fertilidad. No causa problemas en embarazos futuros, como defectos congénitos, nacimientos prematuros o bajo peso al nacer, embarazos ectópicos, abortos espontáneos o muerte infantil.

La probabilidad de tener problemas emocionales graves y a largo plazo después de un aborto es baja e igual a la probabilidad después de un parto. Las personas que terminaron un embarazo por problemas de salud, las que no tienen apoyo en su decisión de abortar o las que tienen antecedentes de problemas de salud mental son más propensas a ese tipo de problemas. La mayoría de las personas sienten alivio después de un aborto. 

Existen muchos mitos relacionados con los efectos del aborto. Tu médico o enfermero puede darte información precisa sobre los efectos secundarios de la píldora abortiva o cualquier otra preocupación que puedas tener.