Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio
En esta sección
  • ¿Qué es un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo (también conocido como pérdida) es cuando un embrión o feto muere antes de la semana 20 de embarazo. El aborto espontáneo usualmente ocurre temprano en el embarazo. Aproximadamente 8 de cada 10 abortos espontáneos suceden durante los primeros tres meses.

El término médico para una pérdida del embarazo es “aborto espontáneo” y es bastante común que ocurra. De hecho, entre el 10% y el 20% de los embarazos termina en abortos espontáneos. A pesar de ser común, el aborto espontáneo puede ser emocionalmente difícil. Es normal sentir tristeza y duelo.

¿Qué causa el aborto espontáneo?

Es difícil saber exactamente por qué ocurre un aborto espontáneo. Sin embargo, casi nunca sucede por algo que hizo la persona embarazada. Las actividades normales como tener sexo, hacer ejercicio, trabajar y tomar la mayoría de los medicamentos NO causan una pérdida o aborto espontáneo. Las lesiones menores, como caerse, generalmente tampoco causan un aborto espontáneo. 

Algunas cosas que se sabe pueden causar una aborto espontáneo incluyen:

  • Cuando el óvulo fertilizado tiene un número de cromosomas (genes) que no es normal. Esto ocurre al azar, de manera que no lo puedes evitar ni provocar.

  • Ciertas enfermedades, como la diabetes grave, pueden hacer que tengas más riesgo de tener un aborto espontáneo.

  • Una infección muy grave o una lesión grave pueden causar un aborto espontáneo.

  • Los abortos espontáneos tardíos —después de los 3 meses— pueden ocurrir cuando algo en tu útero no es normal.

  • Si has tenido más de 2 abortos espontáneos seguidos, hay muchos chances de que tengas otro.

¿Cuáles son los tipos de aborto espontáneo?

Hay varios tipos de aborto espontáneo:

  • Amenaza de aborto espontáneo: tienes sangrado vaginal, en ciertos casos con cólicos leves, pero tu cuello uterino permanece cerrado. En la mitad de los casos, el sangrado se detiene y el embarazo continúa normalmente. En la otra mitad, tienes una pérdida del embarazo.

  • Aborto espontáneo inevitable: tienes sangrado que aumenta y tu cuello uterino se abre. Si esto sucede, no hay chances de que tu embarazo continúe.

  • Aborto espontáneo incompleto: parte del tejido del embarazo sale de tu útero y parte queda dentro. A veces es necesario un tratamiento para remover todo el tejido.

  • Aborto espontáneo completo: todo el tejido del embarazo sale de tu útero. Usualmente no es necesario hacer un tratamiento.

  • Aborto espontáneo retenido: no tienes cólicos o sangrado, pero el ultrasonido muestra un embrión sin latido cardíaco o un saco gestacional vacío, es decir, sin el embrión. Usualmente el tejido sale del cuerpo solo, pero puede que necesites tratamiento.

Los tratamientos para un aborto espontáneo incluyen medicamentos o procedimientos similares a los que se usan para un aborto en clínica, por ejemplo la aspiración. Durante este procedimiento, tu enfermerx o doctorx introduce un tubo plástico delgado en tu útero para extraer el tejido del embarazo usando una succión suave.

Los abortos espontáneos pueden ser peligrosos si no se tratan. Llama a tu doctorx de inmediato si tienes algún síntoma de aborto espontáneo.