Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio
En esta sección
  • Tratamientos para los síntomas de la menopausia

Durante la perimenopausia y la menopausia, tu cuerpo deja de producir algunas hormonas. Tomar medicamentos para reemplazarlas puede ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia. Para algunas personas, estos pueden tener otros beneficios para la salud. 

Sin embargo, no tienes que recibir tratamiento solo por estar pasando por la menopausia. Pero si tienes sofocos (calores o bochornos), problemas para dormir y cambios de humor que te molestan, el tratamiento que mejor funciona es la terapia hormonal para la menopausia (THM). Si solo quieres tratar la sequedad vaginal, los tratamientos tópicos (como geles y cremas) que te pones en la piel o en la vagina (como las tabletas) funcionan bien.

¿Qué es la terapia hormonal para los síntomas de la menopausia?

La terapia hormonal para la menopausia reemplaza 2 hormonas que tus ovarios dejan de producir durante la perimenopausia y la menopausia: el estrógeno y la progesterona. Son como las hormonas que se usan en algunos métodos anticonceptivos. 

Hay dos tipos de terapia hormonal: solo con estrógeno, o con estrógeno y una progesterona artificial (progestágeno). 

Terapia con estrógeno:

Este es el mejor tratamiento para los sofocos, los sudores nocturnos y la sequedad vaginal. Las personas que se hicieron una histerectomía, que es una cirugía para retirarles el útero, solo necesitan tomar estrógeno y no necesitan terapia hormonal combinada. 

Terapia hormonal combinada:

Si todavía tienes útero, puede que tu doctorx te recete la terapia hormonal combinada. Esta es una terapia de estrógeno y progesterona artificial (progestágeno) que se toman juntas. La terapia hormonal combinada ayuda a prevenir el cáncer de útero y también el cáncer de colon.

La terapia hormonal puede ayudar con:

  • los sofocos
  • la sequedad vaginal
  • los problemas para dormir
  • las infecciones urinarias 
  • las ganas de orinar repentinas
  • bajar tu riesgo de osteoporosis, cáncer de colon y diabetes
  • bajar tu riesgo de enfermedades del corazón si empiezas la terapia de reemplazo hormonal para la menopausia durante los primeros 10 años después de haber pasado por ella.

¿Cómo se toma la terapia hormonal para la menopausia?

El tratamiento de terapia hormonal se puede tomar o aplicar de diferentes maneras, similares a los anticonceptivos hormonales. Lo puedes conseguir en:

  • pastillas
  • parches
  • anillos
  • cremas vaginales (para quienes solo tienen sequedad vaginal es la mejor opción)

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia hormonal?

Los efectos secundarios de la terapia hormonal, si es que los tienes, varían según el tipo de hormona(s) que estés tomando. Por lo general, los efectos secundarios no duran mucho o no necesitan tratamiento. Pueden incluir:

  • hinchazón
  • retención de líquidos en piernas y brazos
  • molestias y sensibilidad en los senos
  • dolores de cabeza
  • náuseas
  • sangrado vaginal irregular
  • cambios de humor o estado de ánimo
  • aumento de peso

¿Cuáles son los riesgos de la terapia hormonal?

La terapia hormonal puede tener algunos riesgos, dependiendo de tu historia clínica y la de tu familia.

La terapia hormonal puede aumentar el riesgo de:

  • coágulos de sangre, si te la tomas en pastillas
  • cáncer de seno (mama), si el tratamiento se prolonga durante más de 5 años o si tomas terapia hormonal combinada (estrógeno y progestágeno)
  • enfermedades cardiacas, si empiezas a tomar la terapia hormonal después de los 60 años de edad o más de 10 años después de haber pasado por la menopausia. 
  • cáncer de útero, si tomas terapia hormonal solo con estrógeno
  • cáncer en los ovarios
  • enfermedad y piedras en la vesícula.

Si tienes útero, puedes tomar terapia hormonal con 1 o ambas hormonas (estrógeno y progestágeno). Si te hicieron una histerectomía (cirugía en la que se retira el útero) solo necesitas tomar una hormona: estrógeno. Las hormonas que se toman en forma de píldora aumentan algunos de estos riesgos.

Si estás pensando en tomar terapia hormonal, habla con el personal del centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti. Pueden ayudarte a decidir si los beneficios son mayores que los riesgos.

¿Hay otras opciones de tratamiento para los síntomas de la menopausia?

A veces, las personas a quienes les preocupan los riesgos de la terapia hormonal deciden usar otros métodos para tratar los síntomas de la menopausia.

Algunos de ellos son:

  • homeopatía
  • tratamientos con hierbas medicinales
  • acupuntura

Estos tratamientos pueden tener efectos secundarios, y además las investigaciones no han probado que sean eficaces. Por eso, si decides usarlos hazlo con una persona experta y con experiencia. Esa persona te puede ayudar a decidir si esto es lo adecuado para ti según tu caso y a hacerlo de manera segura. Si decides usar alguno de estos tratamientos para tus síntomas, asegúrate de decírselo a tu doctorx o enfermerx. 

¿Qué pasa si no quiero recibir tratamiento?

Quizás decidas no tomar terapia hormonal para la menopausia. Dependiendo de tus síntomas, te puede ayudar hacer cambios en tu estilo de vida o tomar otros medicamentos. Si necesitas anticonceptivos y tienes sofocos, los anticonceptivos hormonales combinados (como la pastilla, el parche o el anillo) pueden ser la mejor opción siempre que no fumes ni tengas ciertos problemas de salud. Puedes ponerte en contacto con el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti para hablar sobre cualquiera de estas opciones y obtener ayuda para decidir cuál es la mejor opción para ti. 

¿Dónde puedo recibir tratamiento o más información?

Contacta al centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti para recibir ayuda durante la perimenopausia y la menopausia. 

También puedes ponerte en contacto con la North American Menopause Society (disponible solo en inglés). 

Más preguntas de pacientes:

¿Hay remedios naturales para los sofocos de la menopausia?

Los sofocos (también conocidos como calores o bochornos) son un síntoma común (y a menudo temporal) de la menopausia y la perimenopausia. En realidad no hay nada que los haga desaparecer por completo, pero hay algunos remedios naturales que pueden ayudar. Puedes probar lo siguiente:

  • hacer ejercicio con regularidad

  • evitar el alcohol, la cafeína y los cigarrillos

  • usar técnicas de meditación o relajación

  • enfriar la temperatura del lugar donde vives (especialmente de tu dormitorio)

  • usar capas delgadas de ropa de algodón (para que puedas quitarte las capas cuando te den los sofocos)

  • usar sábanas de una tela que respire (como el algodón)

  • llevar un registro de cuándo te dan los sofocos para saber si hay algo que los esté provocando.

A veces se usan suplementos de plantas y hierbas medicinales para ayudar con los sofocos y otros síntomas de la menopausia. Estos remedios incluyen: la soya, el trébol rojo, el cohosh negro y ciertas hierbas medicinales. Sin embargo, no todos estos remedios naturales se han estudiado lo suficiente como para demostrar que son efectivos para tratar los síntomas de la menopausia. Si decides tomar un suplemento de hierbas medicinales, habla con tu doctorx o enfermerx. Te pueden orientar sobre los posibles riesgos y efectos secundarios, así como ayudarte a decidir si los suplementos ayudan con tus síntomas.

El personal del centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, puede ayudarte a encontrar la mejor manera de manejar tus sofocos.