El cáncer de ovarios es un tipo de cáncer que afecta uno o ambos ovarios y, por lo general, ocurre en una etapa más tardía de la vida. A veces es difícil de detectar, pero hay tratamientos disponibles.

¿Qué es el cáncer de ovarios?

Los ovarios son 2 órganos reproductivos que almacenan óvulos y producen estrógeno y otras hormonas. El cáncer de ovarios es un tipo de cáncer que afecta uno o ambos ovarios. El cáncer de ovarios se produce cuando el ADN de las células deja de funcionar correctamente, lo que genera células anormales que crecen de manera descontrolada. Estas células cancerosas pueden formar tumores y, si no se tratan, pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

¿Qué tan común es el cáncer de ovarios?

Aproximadamente 1 de cada 75 personas con ovarios tienen un diagnóstico de cáncer de ovarios en algún momento de la vida. Es un tipo de cáncer que mayormente aparece en una etapa más tardía de la vida, por lo general después de la menopausia.

El cáncer de ovarios es muy grave, en especial si no se detecta temprano. El cáncer de ovarios es el 5.º cáncer más letal para las mujeres cis. Se producen alrededor de 21,000 diagnósticos de cáncer de ovarios por año en los EE. UU., de los cuales 14,000 casos terminan en muerte a causa de la enfermedad.

¿Estoy en riesgo de tener cáncer de ovarios?

Existen algunos factores que pueden implicar un mayor riesgo de tener cáncer de ovarios, por ejemplo:

  • Ser mayor de 55 años
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de seno, de colon o algún cáncer ginecológico (incluido el cáncer de ovarios)
  • Tener antecedentes personales de cáncer de seno
  • Ciertas mutaciones en genes llamados BRCA1 y BRCA2
  • No haber tenido nunca un parto
  • Tener un índice de masa corporal (BMI) mayor de 30
  • Infertilidad
  • Endometriosis
  • No haber tomado nunca la píldora

¿Cómo puedo protegerme contra el cáncer de ovarios?

La detección temprana y el tratamiento rápido son importantes, así que hacerte exámenes y chequeos de salud regulares y saber cuáles son los síntomas son buenas maneras de protegerte. Desafortunadamente, no existe una buena prueba de identificación para el cáncer de ovarios, en especial para quienes no tienen factores de alto riesgo.

Si tienes un riesgo elevado, como una mutación genética heredada, puedes someterte a una operación para que te extirpen los ovarios, lo que realmente reduce las probabilidades de tener cáncer. Aunque eso tiene sus riesgos y además ya no tendrías la capacidad de producir óvulos. Si te preocupa la posibilidad de tener cáncer de ovarios debido a tus riesgos personales, habla con el médico para conocer las mejores maneras de cuidar tu salud.

Las píldoras anticonceptivas que contienen las hormonas estrógeno y progestágeno disminuyen el riesgo de tener cáncer de ovarios. Cuanto más tiempo tomes la píldora, menores serán tus probabilidades de tener cáncer de ovarios, incluso después de que dejes de tomarla. La lactancia también podría reducir el riesgo.