Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El flujo vaginal es a totally normal part de tener una vagina. Este fluido, que es producido por glándulas dentro de tu vagina y cuello uterino, ayuda a mantener tu vagina limpia y libre de infecciones. Lo que es considerado “normal” cuando se trata de flujo vaginal cambia de persona a persona -algunas tienen mucho flujo y otras casi nada-. Y la cantidad y consistencia de tu flujo puede cambiar de día a día, dependiendo de en qué parte de tu ciclo menstrual estés. 

El flujo vaginal sano tiende a ser transparente o de color blanco (o incluso un amarillo bien palido cuando se seca). Los cambios en el olor o color de tu flujo pueden ser una indicación de que algo está fuera de lo normal. Incluso, el color de tu flujo vaginal puede ser un big clue sobre lo que está sucediendo en tu cuerpo. Te contamos más: 

  • Blanco: generalmente, el flujo de color blanco es normal. Sin embargo, si tienes flujo vaginal espeso, blanco y grumoso, esto puede ser una señal de una infección vaginal por hongos. Otros síntomas comunes incluyen picazón, ardor, o enrojecimiento dentro o alrededor de la vagina. 
  • Gris: el flujo vaginal de color gris puede ser una señal de una vaginosis bacteriana, especialmente si el flujo es espumoso o tiene un olor fuerte a pescado. 
  • Amarillo o Verde: el flujo vaginal amarillo oscuro o verdoso puede ser una señal de una infección bacteriana o una infección de transmision sexual (ITS)
  • Rojo o marrón: muchas veces, el manchado o flujo vaginal de color café o rojo puede suceder justo antes o despues de tu periodo. También puede ser una señal de un ciclo menstrual irregular o incluso de la menopausia. En algunos casos, puede ser un síntoma de algo más grave, como una infección o cáncer de cuello uterino
  • Rosado: el flujo vaginal rosado puede ser causado por irritación vaginal despúes del sexo (por ejemplo, si no usaste suficiente lubricante al tener sexo vaginal) o por una infección u otra condición médica. En algunos casos, puede ser una señal temprana del embarazo (lo que a veces es llamado sangrado de implantación). 

Es una buena idea monitorear tu flujo para aprenderte a conocer y saber cuando algo no es normal. Si tienes cambios en tu flujo vaginal que te preocupan, con o sin otros síntomas, puedes consultar con unx doctorx o enfermerx en el centro de salud Planned Parenthood más cercano a ti.  

Etiquetas: colores-flujo-vaginal, conocer-mi-ciclo, conocer-mi-flujo, flujo-vaginal, que-significa-el-color-de-mi-flujo, Salud-sexual, Sexo-Sin-Verguenza