Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

La única manera de saber si tienes clamidia es haciéndote una prueba. Las personas con una vida sexual activa deben hacerse exámenes regularmente. Por lo general, estas pruebas son rápidas, no duelen, y a veces, son gratuitas.

¿Deseas hacerte el examen de clamidia?

Encuentra un centro de salud A right arrow in a circle

¿Cómo sé si tengo infección por clamidia?

No puedes saber si tienes infección por clamidia solo por cómo te sientes. La única manera de saber con certeza si tienes clamidia es haciéndote un examen, independientemente de si tienes síntomas o no. Por eso es importante que sepas qué es la clamidia y cómo detectarla para que recibas tratamiento.

Si tienes alguno de los síntomas de clamidia, debes hacerte un examen. También es recomendable hacértelo si tuviste sexo sin protección o con una pareja sexual que la tenga  (aun cuando no tengas señales de clamidia). En general, las personas sexualmente activas deben hacerse exámenes de las enfermedades de transmisión sexual -ETS- (que anteriormente se conocían como enfermedades venéreas), incluida la clamidia, alrededor de una vez al año. Si estás en embarazo, hazte la prueba de clamidia en la primera consulta prenatal. ¿Quieres saber si debes hacerte el examen de clamidia? Este test te puede ayudar a saberlo (sólo está disponible en inglés).

El examen de clamidia es bastante sencillo y no duele. ¿Sabes cuál es la mejor parte de hacerte exámenes de detección de las enfermedades de transmisión sexual (ETS)? Pues que una vez te los haces, podrás estar tranquilx. En caso de que SÍ tengas infección por clamidia, es mejor saberlo cuanto antes para poder tomar los medicamentos y curarte lo antes posible.

¿En qué consiste el examen de clamidia?

El examen de clamidia es tan fácil como orinar en un recipiente. A veces, incluye tomar muestras de células de la uretra, la vagina, el cuello uterino o el ano frotando cuidadosamente los genitales con un hisopo. Las muestras son analizadas para comprobar si tienen clamidia. Es posible que durante el examen, tu doctorx también te revise para saber si tienes otras señales de clamidia, como fluido en el cuello uterino. 

La clamidia se parece a otras enfermedades de transmisión sexual, como la gonorrea, de modo que tu enfermerx o doctorx puede hacerte exámenes para varias infecciones.

La idea de hacerse una prueba puede asustar un poco, pero trata de tomarlo con calma. Las pruebas de ETS son parte del cuidado de la salud sexual, que debes hacer como persona responsable. Lo bueno es que la clamidia se cura por completo con medicamentos: entre más rápido sepas que la tienes, más pronto podrás salir de ella.

¿Dónde puedo hacerme el examen de infección por clamidia?

Puedes hacerte el examen de infección por clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual -ETS- (que anteriormente se conocían como enfermedades venéreas), en el consultorio de tu doctorx, en una clínica de salud comunitaria, en el departamento de salud o en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano. En algunos estados, puedes pedir una cita en línea y hacerte la prueba de clamidia en tu casa.

Los exámenes de las ETS no siempre forman parte del chequeo de salud o ginecológico regular: tienes que pedir que te las hagan. Mantén una actitud abierta y sincera con tu enfermerx o doctorx para que puedan ayudarte a determinar qué pruebas necesitas. No sientas vergüenza, tu doctorx está para ayudarte, no para juzgarte.

Más preguntas de pacientes:

¿Cuánto tiempo debo esperar después de tener sexo para hacerme la prueba de clamidia?

Si tienes alguna señal de clamidia, hazte la prueba de inmediato. Sin embargo, usualmente la clamidia no tiene síntomas, por lo que puede que que tengas la infección y no lo sepas.

Si tuviste sexo sin protección, haz una cita con tu enfermerx o doctorx, como los que se encuentran en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, lo antes posible. Puede ser justo después de tener sexo. Si tienes clamidia, hazte el examen nuevamente aproximadamente 3 meses después de tu tratamiento para asegurarte de que te hayas curado y no te hayas contagiado nuevamente.

Es buena idea hacerse los exámenes de las ETS regularmente, incluyendo la clamidia. Pregúntale a tu doctorx o enfermerx qué tan a menudo debes hacerte las pruebas. Obtén más información sobre cómo hacerte la prueba de clamidia.