Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Quizá resulte incómodo hablar sobre las pruebas de ETS, pero es importante. Hablar sobre la necesidad de hacerse estos exámenes demuestra que te preocupas por tu pareja e incluso puede mejorar tu relación.

¿Quieres hacerte el examen de ETS? Encuentra un centro de salud

¿Cómo le pido a mi pareja que se haga las pruebas?

El mejor momento para hablar sobre la necesidad de hacerse las pruebas es ANTES de empezar a tener relaciones sexuales (incluso sexo oral). Hacerse los exámenes al iniciar una nueva relación es sumamente importante y una de las mejores maneras de prevenir las ETS.

Es normal estar un poco incómodo durante la conversación, pero te sentirás mejor una vez que hayas terminado. Nunca se sabe, quizá tu pareja se alegre de que saques el tema.

Hacerse las pruebas de ETS no tiene nada que ver con engañar a tu pareja o no confiar en ella. Las personas pueden tener una ETS durante años y no saberlo, pues la mayoría de las personas no presentan síntoma. Las pruebas son la única manera de saber con certeza si se padece una ETS, de modo que es lógico hacerse las pruebas periódicamente. Puedes decir que deseas hacerte las pruebas porque te preocupa tu salud Y TAMBIÉN la de tu pareja.

A continuación encontrarás algunas sugerencias para iniciar la charla:

  • Me resulta difícil hablar de esto, pero eres importante para mí y creo que es fundamental. ¿Qué te parece si vamos juntos a hacernos las pruebas de ETS?
  • Quiero que sepas que el mes pasado me hice pruebas de ETS y no tenía nada. ¿Te has hecho las pruebas alguna vez? Me gustaría que los dos estemos seguros de que nos estamos cuidando.
  • Para mí, la sinceridad es importante, de modo que quiero decirte que me hice pruebas de ETS el mes pasado y me enteré de que tenía clamidiasis. Tomé medicamentos y ya no la tengo, pero después de eso, me di cuenta de que las ETS son comunes y silenciosas. ¿Te has hecho las pruebas alguna vez?

Hacerse las pruebas significa enfrentar la idea de que puedes tener una ETS. Una vez que se hacen las pruebas, sin embargo, ya no hay de qué preocuparse al respecto. Cuanto antes sepas que tienes una ETS, mejor: Muchas ETS se curan fácilmente con medicamentos. También existen tratamientos para las ETS no curables, que te ayudarán a aliviar los síntomas y disminuir las posibilidades de contagiar a tu pareja.

Es una buena idea que tú y tu pareja se hagan las pruebas juntos, así se pueden dar apoyo mutuo. Si tu pareja no desea realizarse las pruebas, tal vez te convenga pensar si es una buena relación para ti. Alguien que no se preocupa por tu salud quizá no sea la persona indicada para tener una relación.

¿Cómo hablo con mi pareja sobre los resultados de las pruebas?

No es agradable decirle a la persona con quien estás saliendo que tienes una ETS, pero es lo que tienes que hacer, pues la ayudarás a cuidar su salud. Es muy importante que informes también a tus ex parejas para que ellas también se hagan las pruebas.

No hay una sola manera de hablar con la pareja para decirle que tienes una ETS, pero te daremos algunos consejos básicos que te serán de utilidad.

1. Trata de mantener la calma y recuerda que no eres el único en esta situación.
Millones de personas tienen ETS y muchas de ellas tienen pareja. Trata de entablar la conversación con una actitud tranquila y positiva. Tener una ETS es simplemente una cuestión de salud y no implica nada sobre ti como persona.

2. Infórmate.
Hay muchos mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual. Por eso, lee información objetiva y prepárate para responder las preguntas de tu pareja. Hazle que existen medicamentos que pueden curar o ayudar a tratar la ETS. Tener sexo seguro también ayuda a proteger a tu pareja.

3. Busca el momento justo.
Elige un momento sin distracciones en el que no puedan interrumpirte y busca un lugar privado y relajado. Si estás nervioso puedes practicar en voz alta a solas o con un amigo en quien confíes. Tal vez suene extraño, pero practicar lo que vas a decir puede ayudarte a comprender exactamente qué quieres expresar y a sentirte más confiado cuando hables con tu pareja.

4. La seguridad primero.
Si tienes temor de que tu pareja te agreda, tal vez sea mejor comunicárselo por correo electrónico, mensaje de texto o una llamada telefónica. Llama al 1-800-799-SAFE o ingresa al sitio web de la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica  

Traten de no culparse mutuamente cuando hables con tu pareja. Si alguno de los dos tiene un resultado positivo en las pruebas, durante la relación, esto no quiere decir automáticamente que alguno de los dos fue infiel. Las ETS pueden tardar un tiempo en ser detectables en los exámenes y la mayoría de la gente no presenta síntomas. Mucha gente tiene una ETS durante mucho tiempo (incluso años) sin saberlo, y puede ser difícil determinar cuándo y cómo se contagió. Lo más importante es que ambos se hagan pruebas. Si se determina que solo uno de los dos tiene una ETS, hablen sobre cómo proteger al otro.

Es normal preocuparse por la reacción de la pareja y no hay forma de evitarlo: algunas personas se asustan mucho. Si eso sucede, trata de mantener la calma y habla sobre tu plan para mantenerte saludable y no contagiar la ETS a nadie. Quizá necesites darle un poco de tiempo y espacio a tu pareja para que procese la noticia; es normal. Tu pareja también puede consultar a su médico para saber cómo protegerse. En definitiva, la conversación puede acercarlos más.

Algunos departamentos de salud han implementado programas mediante los cuales les hacen saber a tus parejas que estuvieron expuestas a una ETS sin darles tu nombre, a menos que tú quieras que lo hagan.