Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El herpes genital es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes y generalizadas alrededor del mundo. Lo que la diferencia de la mayoría de las otras ETS es que no tiene cura y muchas veces los síntomas son tan leves que puedes pensar que tienes otra cosa.

Sin embargo, la ausencia de síntomas no evita que puedas contagiar a tu pareja cuando tienes sexo oral, vaginal o anal. Y también contagiar a tu bebé durante el parto.

Por este motivo, cada 13 de octubre se celebra el Día de la Concientización del Herpes para educar a las personas sobre cómo se transmite este virus y las formas de prevenirlo.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), una de cada seis personas entre 14 y 49 años tiene herpes genital y todos los años se contagian más de medio millón de personas (solo disponible en inglés). Las mujeres se contagian más que los hombres.

La intención de este día es desmentir los mitos que persisten por la falta de información clara y reducir el estigma que sufren las personas que viven con este diagnóstico y ayudarlos a convivir saludablemente con sus parejas.

Es que tener herpes no significa que no puedas tener una vida sexual y emocional, sin miedo y sin vergüenza. Entender el virus, minimizar su impacto, buscar un tratamiento adecuado que te sirva y practicar comportamientos seguros y responsables son pasos esenciales para vivir saludablemente, a pesar del diagnóstico. De hecho, incluso, en los casos más severos, el herpes se encuentra entre las ETS más tratables.

Para tener una vida sexual activa y placentera es importante que reconozcas los síntomas y mantengas a tus parejas informadas de lo que tienes. Es posible crear un plan que les sirva a los dos para seguir disfrutando del sexo como también cuidar que tu pareja no contraiga esta ETS, si aún no la tiene.

  • Pueden usar barreras bucales, condones y guantes.
  • Quizás deciden que es mejor esperar a que el riesgo de transmisión sea menor.
  • También pueden experimentar otras maneras de sentir placer que los haga sentir bien a lxs dxs.
  • Hay medicamentos que pueden prevenir o disminuir la duración de los brotes. Puedes tomarlos todos los días y reducir la probabilidad de que pases la infección a tus parejas sexuales. Los medicamentos habitualmente recetados son: aciclovir, famciclovir y valaciclovir.

Como con cualquier otra ETS, la única manera de saber con certeza si tienes herpes genital es hacerte la prueba. Si tienes llagas o ampollas, tu doctorx o enfermerx puede tomar una muestra del líquido de las llagas con un hisopo (cotonete) y examinarla. Si no tienes llagas, puedes hacerte un análisis de sangre para detectar si tienes los anticuerpos del herpes. Normalmente, las pruebas solo se recomiendan si tienes síntomas. 

Si buscas una prueba para detectar el herpes u otra ETS puedes contactar al centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, para buscar recursos y orientación. 

Etiquetas: sexo, Sexo_Sin-verguenza, enfermedades-de-transmision-sexual, infecciones-de-transmision-sexual, herpes-genital, sexo-saludable

Explora más

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como otras herramientas para recolectar, almacenar, monitorear y analizar información sobre tu interacción con nuestro sitio web para mejorar el rendimiento, analizar cómo usas nuestros sitios web y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. Puedes rechazar el uso de estas cookies y otras herramientas en cualquier momento visitando Configuración de cookies. Al hacer clic en 'Permitir todas las cookies', aceptas que recopilemos y usemos esos datos, y también aceptas nuestras Condiciones de uso. Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Configuración de cookies

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como píxeles y otras tecnologías de rastreo para recopilar, almacenar, supervisar y procesar cierta información sobre ti cuando accedes y usas nuestros servicios, lees nuestros correos electrónicos o tienes cualquier otro tipo de interacción con nosotros. La información recopilada puede estar relacionada contigo, con tus preferencias o con tu dispositivo. Usamos esa información para hacer que el sitio web funcione, analizar el rendimiento y el tráfico en nuestro sitio web, para ofrecer una experiencia web más personalizada y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. También compartimos información con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. Puedes cambiar la configuración predeterminada según tus preferencias. No puedes rechazar nuestras cookies necesarias, ya que se usan para garantizar que nuestro sitio web funcione correctamente (por ejemplo, para mostrar el banner de cookies y recordar tu configuración). Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Marketing

Aceptar

Usamos publicidad en línea para promover nuestra misión y ayudar a las personas a encontrar nuestros servicios. Los píxeles de marketing nos ayudan a medir el éxito de nuestras campañas.

Desempeño

Aceptar

Usamos datos cualitativos para conocer tu experiencia de usuario y mejorar nuestros productos y servicios.